Jujuy evocó la memoria del siervo de Dios Tarcisio Rubín



San Salvador de Jujuy (AICA): Los feligreses jujeños recordaron este jueves 3 de octubre el 30° aniversario del fallecimiento del padre scalabriniano Tarcisio Rubín, quien predicó el evangelio en las regiones más pobres de la provincia, especialmente entre los trabajadores de la zafra. Durante el día de ayer se desarrollaron distintas celebraciones. En el año 2009, la diócesis de Jujuy inició un proceso para pedir la beatificación del misionero. Numerosos pobladores que conocieron la obra del padre Tarcisio ya en vida lo definieron como el ¨santo protector de los pobres¨.

Con diversas celebraciones, los feligreses jujeños recordaron este jueves 3 de octubre el 30° aniversario del fallecimiento del padre scalabriniano Tarcisio Rubín, quien predicó el evangelio en las regiones más pobres de la provincia, especialmente entre los trabajadores de la zafra.

En la localidad de La Mendieta, a 50 kilómetros de la capital provincial, se realizó un acto en homenaje y una misa en la escuela que lleva su nombre.


En San Pedro de Jujuy, hubo misas en las distintas capillas que atendió; en tanto, la comunidad del distrito Alto Calilegua, en el departamento de Valle Grande, rezó por este misionero italiano en la pequeña capilla en la que apareció recostado sin vida el 3 de octubre de 1983. El día anterior había celebrado misa; la última vez que lo vieron, permanecía en oración frente al Santísimo Sacramento.


En el año 2009, la diócesis de Jujuy inició un proceso para pedir la beatificación del misionero. Numerosos pobladores que conocieron la obra del padre Tarcisio ya en vida lo definieron como el "santo protector de los pobres", y así lo dejaron escrito en sus testimonios. En el lugar donde descansan sus restos, ubicado en la capilla del cementerio Cristo Rey, hay incluso algunas placas que dan cuenta de los favores recibidos.


"Si algún día yo no vuelvo, es porque me quedé en Jujuy, volando como el cóndor en las cumbres nevadas", sentenció en septiembre de 1983, cuando cayó gravemente enfermo y fue derivado a un centro especializado en Córdoba. Pero desoyendo a toda prescripción médica, retornó a la provincia porque sus "zafreritos" lo esperaban "con sus precarias atenciones" que lo "colmaban de gozo". Sus restos descansan en la capilla del cementerio Cristo Rey.+



08:03
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets