Comenzó el año pastoral arquidiocesano



Mendoza (AICA): La Jornada “Juntos Caminamos” de la arquidiócesis de Mendoza contribuyó, a retomar con renovado entusiasmo las tareas en las parroquias, movimientos y demás sectores de la Iglesia en Mendoza. Unas 600 personas de todos los espacios recibieron con atención y agrado las palabras y líneas pastorales del arzobispo Carlos María Franzini.

Si bien la actividad pastoral personal no se detiene nunca, la Jornada “Juntos Caminamos” de la arquidiócesis de Mendoza, que tiene el objetivo de iniciar en el ámbito arquidiocesano el año pastoral, contribuyó a retomar con renovado entusiasmo las tareas en las parroquias, movimientos y demás sectores de la Iglesia en Mendoza.

Unas 600 personas de todos los espacios, en una jornada que resultó más numerosa que en otras oportunidades, escucharon con atención las palabras y líneas pastorales del arzobispo, monseñor Carlos María Franzini, en torno a su Carta Pastoral para la Cuaresma 2014.


Extendido un poco en el tiempo designado para su exposición, el arzobispo hizo hincapié en que la carta en sí misma no tiene ningún valor, sino que el valor radica en lo que a partir de ella puede suscitar el Espíritu. La carta tiene una estrecha relación con la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, del papa Francisco.


Entre otras cosas, se refirió a la importancia de la contemplación, tomando las palabras del Papa: “...Sin momentos detenidos de adoración, de encuentro orante con la Palabra, de diálogo sincero con el Señor, las tareas fácilmente se vacían de sentido, nos debilitamos por el cansancio y las dificultades, y el fervor se apaga...”


Otro de los objetivos de la jornada tenía relación con el impulso de los tres gestos programáticos que el arzobispo propuso: la Misión Joven 2014, el Mes de la Familia y la Fiesta Diocesana. Los 57 grupos preparados y separados en espacios pastorales trabajaron principalmente sobre uno de estos gestos propuestos, ofreciendo propuestas e indicando inquietudes, con la idea de que se transformen en aportes concretos para llevar a la pastoral habitual de cada espacio.


Finalizado el trabajo grupal, se ofreció una rueda de escucha con algunos aportes de los distintos espacios pastorales. Completada la evaluación final de los participantes, monseñor Franzini realizó el gesto del envío pastoral con la invitación de vivir en la pastoral de cada día la contemplación, la dedicación a los pobres y la misión como discípulos misioneros de Cristo y en comunión.+



15:43
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets