El desafío de los cristianos ante la violencia de la indiferencia



Azul (Buenos Aires) (AICA): El obispo Miguel Esteban Hesayne, fundador y director del Instituto Cristífero, advirtió que “la sociedad argentina se está sumiendo, nuevamente, en una violencia social” y consideró que “es ya violencia la indiferencia ante una situación de violencia, al menos lo es por silenciosa complicidad”. Por esto, estimó que “en la Argentina de hoy, en la que se han levantado muros ideológicos, creando enemistades y exclusiones, el desafío para los seguidores de Jesús, es buscar caminos de una auténtica paz social-política, codo a codo con hombres y mujeres sinceros, honestos, solidarios, creyentes o no, para que los enemigos se reconcilien y la justicia social sea realidad con trabajo, educación, salud, techo y Dios”.

El obispo Miguel Esteban Hesayne, fundador y director del Instituto Cristífero, advirtió que “la sociedad argentina se está sumiendo, nuevamente, en una violencia social” y consideró que “es ya violencia la indiferencia ante una situación de violencia, al menos lo es por silenciosa complicidad”.

La persona humana no es una isla. La Persona humana es un “adentro”: un “yo”… y un “afuera”: un “nosotros”. Lo quiera o no lo quiera… Cuando no se acepta esta doble dimensión del ser humano irrumpe el desorden, desde el conyugal familiar al social político. Es lo que acontece en la Argentina actual. Por eso, no puede extrañarnos que la violencia sea “noticia” diaria…


“Hay mucha indiferencia de muchos, hasta tanto no se les ‘toca’, sobre todo el bolsillo. No conozco ningún cacerolazo por la droga al alcance de la adolescencia y juventud o por papás y mamás sin trabajo, con la muerte en puerta, para sus chicos por indigencia y desnutrición”, cuestionó, y criticó que tampoco haya “medidas gubernamentales eficaces al respecto”.


“En la Argentina crece nuestra niñez y se desarrolla nuestra juventud, en un mundo de violencia, es decir, falto de paz real. Y los adultos hipócritas los culpan o los instrumentalizan para llevar adelante sus ideologías de izquierda ó de derecha ó de centro, buscando sus propios intereses de dinero, de poder dominador y hasta de placer sin límites”, agregó.


El prelado estimó que es deber de los cristianos “recuperar el verdadero sentido de la palabra paz en clave cristiana” y recordó que “la paz de Jesús no es una simple ausencia de conflicto. El contenido real de la paz de Jesús es una armoniosa convivencia humana, en un perfecto juego de derechos y obligaciones”.


“En la Argentina, de hoy, en la que se han levantado muros ideológicos, creando enemistades y exclusiones, el desafío para los seguidores de Jesús, es buscar caminos de una auténtica paz social-política, codo a codo con hombres y mujeres sinceros, honestos, solidarios, creyentes o no, para que los enemigos se reconcilien y la justicia social sea realidad con trabajo, educación, salud, techo y Dios”.


Monseñor Hesayne sostuvo que para hacerlo, hay que “terminar con el cristiano meramente ‘piadoso’ y que incorpore en su moral la afirmación de un economista actual: ‘Cada niño que muere de hambre es un asesinato’. En fe cristiana es un fratricidio, porque Jesús murió y resucitó para hacer de la humanidad una fraternidad universal. Cuaresma es un llamado a crecer en amor fraternal”.+


Texto completo de la homilía



06:52
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets