Será recordado hoy el Prof. Carlos María Gelly y Obes

Será recordado hoy el Prof. Carlos María Gelly y Obes




Buenos Aires (AICA): Hoy, a las 19.30, será recordado en una misa en la parroquia Madre Admirable (Arroyo y Suipacha), el profesor Carlos María Gelly y Obes, de intensa trayectoria educativa y prolífica producción histórica, que presidió entre 1992 y 1997 la Junta de Historia Eclesiástica Argentina. Falleció a los 90 años el 19 de marzo último y su fallecimiento suscitó pesar en vastos círculos sociales, culturales y académicos en los que volcó su espíritu sociable y su buen trato personal, su sabiduría y su afán de servicio.

Hoy, a las 19.30, será recordado en una misa en la parroquia Madre Admirable (Arroyo y Suipacha), el profesor Carlos María Gelly y Obes, de intensa trayectoria educativa y prolífica producción histórica, que presidió entre 1992 y 1997 la Junta de Historia Eclesiástica Argentina.

Falleció a los 90 años el 19 de marzo último y su fallecimiento suscitó pesar en vastos círculos sociales, culturales y académicos en los que volcó su espíritu sociable y su buen trato personal, su sabiduría y su afán de servicio.


Gelly Obes fue una figura saliente durante décadas en la Escuela Argentina Modelo, donde ingresó como profesor de Historia en 1944 y fue vicedirector, a cargo del secundario. Él mismo había cursado el secundario en esa escuela, en la que luego contribuyó a formar a sucesivas generaciones de estudiantes, muchos de los cuales tuvieron luego destacada actuación pública y privada. Y durante más de tres décadas fue director del Museo Histórico de Buenos Aires Brigadier General Cornelio de Saavedra, entre 1955 y 1989. Fue profesor adjunto, por concurso, de Historia de las Instituciones Argentinas en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Integró también el Consejo Superior del Instituto Libre de Segunda Enseñanza (instituto incorporado a la UBA).


Una enorme concurrencia colmó la basílica de Nuestra Señora del Pilar en la misa exequial que ofició el presbítero Martín García Aguirre y luego acompañó el entierro en el cementerio de la Recoleta, muestra elocuente de la amistad y el reconocimiento generado por el extinto a lo largo de su vida.


Gelly y Obes fue subsecretario de Educación e interino de Cultura de la Nación en 1966 y poco después secretario de Estado de Cultura y Educación –a cargo de esa cartera, que dependía del Ministerio del Interior en un momento en que no existía un ministerio específico del área educativa-, hasta junio de 1967. En tal carácter asistió a encuentros internacionales en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) o a la Oficina de Educación Iberoamericana (OEI), pero, más allá de su preparación, no sentía que la función política fuera lo más adecuado a su personalidad y no permaneció mucho tiempo en el cargo.


Sí unió su vida a múltiples iniciativas en entidades culturales y académicas. Era miembro de número de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires; presidió muchos años el Comité Argentino del Consejo Internacionnal de Museos (ICOM) de la Unesco, a partir de 1959; presidió la Institución Mitre, integró la Academia Literaria del Plata. Era académico emérito del Instituto Nacional Sanmartiniano y miembro de honor del Instituto Nacional Belgraniano.


Presidió la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, y a partir de 1959 fue vocal en distintos períodos de esa institución dedicada a preservar la memoria de la historia argentina.


Durante muchos años fue secretario de Cultura del Jockey Club de Buenos Aires, donde organizó conferencias, conciertos, charlas de interés cultural. Socio del Círculo de Armas, escribió una historia de esa entidad.


Era un católico convencido, de sólidos principios. Desde 1938, siendo muy joven, militó en las filas de la Acción Católica Argentina (ACA). Dio cátedras de Instrucción Religiosa desde 1944 hasta 1955 en la Escuela Argentina Modelo y en la Escuela Industrial de la Nación. Integró también la Sociedad de San Vicente de Paúl, la obra fundada por Federico Ozanam para acercar la caridad cristiana, con ánimo fraternal, a los más desvalidos y necesitados.


En 1992 ejercía la vicepresidencia de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina cuando renunció su titular, el profesor Jorge M. Ramallo. Gelly y Obes, que era vicepresidente, lo reemplazó entonces y en 1994 la Conferencia Episcopal Argentina confirmó su nombramiento como presidente, cargo que ejerció hasta 1997. En este período la revista "Archivum" adquiere regularidad anual. Además se inicia la publicación de una colección de grandes figuras del catolicismo, dirigida por el profesor Ramallo. Los primeros 5 volúmenes fueron presentados en 1994 en un acto realizado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Católica Argentina. Trataban de las vidas del canónigo Saturnino Segurola, de fray Mamerto Esquiú, de monseñor Roberto José Tavella, de la madre Camila de San José Rolón y de José Manuel Estrada, trabajos preparados por los miembros de la Junta, Ludovico García de Loydi, Efraín U. Bischoff, Luis Oscar Colmenares, Héctor Luis Piccinali y Héctor José Tanzi.


Fue activo miembro, también, de la Asociación Argentina Descendientes de Guerreros del Paraguay. Presidió por muchos años la Institución Mitre. Vinculado por lazos de amistad con el diario La Nación, fundado por el prócer, Gelly y Obes integró como vicepresidente, al igual que los doctores Alberto Rodríguez Galán, Julio Saguier, Bartolomé Mitre y José Claudio Escribano, la comisión de homenaje a Mitre en el centenario de su fallecimiento, 2006, comisión que presidía el doctor Juan R. Aguirre Lanari.


Presidió también la Comisión Nacional de la Reconquista, dedicada a honrar la epopeya de criollos, españoles e indígenas para recuperar Buenos Aires tomada por las tropas inglesas, entidad de la que fue un entusiasta y diligente miembro de número desde 1958.


Completó estudios de Historia en la Escuela de Estudios Hispanoamericanos de Sevilla. Su producción de trabajos históricos es muy grande y sólo por citar algunos pocos títulos, pueden mencionarse, “Los orígenes de la Sociedad de San Vicente de Paúl en el Río de la Plata”, “Carlos M. Biedma, una vocación cumplida”, “El general Indalecio Chenaut” (publicación del Museo Histórico Nacional), “El ostracismo de Saavedra”, “Etapas del catolicismo argentino”, “La personalidad de Ernesto Padilla”, etc. Colaboró en los diarios La Nación, La Prensa y El Pueblo, en la revista Criterio y otras publicaciones.


Carlos María Gelly y Obes, conocido por sus amigos como “el Pollo”, había nacido en Buenos Aires el 16 de julio de 1923. Estaba casado con Estela Cichero y era padre de tres hijos. El ambiente de cariño que logró en la familia que formó quedó evidenciado en unas palabras que quiso decir uno de sus nietos, Nicolás Caride, al concluir la misa de exequias. El muchacho recordó cuántas personas le decían con afecto: “Tu abuelo fue el mejor profesor que tuve”. Evocó su trato y su atención cuando lo visitaba, y dijo que apenas tres días antes él había perdido también a su abuelo materno. “Algún día nos vamos a poder encontrar”, concluyó.+ (Jorge Rouill on)



11:20
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets