El cardenal Parolin anima a las personas de fe a condenar los actos terroristas




Nueva York (Estados Unidos) (AICA): Al intervenir en el debate sobre el terrorismo que se celebró el pasado miércoles 24 en el Consejo de Seguridad de la ONU, el Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, recordó a las personas de fe que “tienen la gran responsabilidad de condenar a aquellos que tratan de separar la fe de la razón y de instrumentalizarla para justificar la violencia” y pidió tener en cuenta que “para poner fin al nuevo fenómeno del terrorismo, el objetivo es lograr el entendimiento cultural entre los pueblos y países, y que la justicia social es esencial para todos´´.

El cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, intervino en el debate sobre el terrorismo que se celebró el pasado miércoles 24 en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre las ''Amenazas a la paz y a la seguridad internacional causadas por actos terroristas''.

Antes de comenzar el cardenal en nombre de su delegación felicitó a los Estados Unidos por la asunción de la Presidencia del Consejo de seguridad y aplaudió la oportuna convocación del debate ''en un momento en el que todas las regiones del mundo se enfrentan a los efectos inhumanos del terrorismo. No es un fenómeno que aflige sólo a algunos pueblos, religiones y regiones, -dijo- sino un crimen que afecta a toda la comunidad internacional. El uso constante, y en algunas regiones cada vez más intenso, del terrorismo nos recuerda que ese desafío común requiere un compromiso compartido por todas las naciones y todas las personas de buena voluntad''.


El purpurado añadió que la cooperación internacional debe abordar las causas fundamentales de las que el terrorismo se alimenta para crecer destacando, entre ellas el fuerte componente cultural. ''Los jóvenes que van al extranjero para unirse a las organizaciones terroristas -señaló- a menudo proceden de familias de emigrantes pobres, decepcionados por lo que perciben como una situación de exclusión y falta de valores de algunas sociedades opulentas. Junto con las herramientas legales y los recursos para impedir que los ciudadanos se conviertan en combatientes terroristas extranjeros, los gobiernos deben comprometerse con la sociedad civil para hacer frente a los problemas de las comunidades con mayor riesgo de reclutamiento y de radicalización y conseguir su integración social serena y satisfactoria''.


''La Santa Sede -que es un sujeto internacional que representa también a una comunidad de fe mundial- afirma que las personas de fe tienen la gran responsabilidad de condenar a aquellos que tratan de separar la fe de la razón y de instrumentalizarla para justificar la violencia... Al mismo tiempo, sin embargo, debe tenerse en cuenta -finalizó-que para poner fin al nuevo fenómeno del terrorismo, el objetivo es lograr el entendimiento cultural entre los pueblos y países, y que la justicia social es esencial para todos''.+



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets