Miles de personas en la peregrinación al centro de espiritualidad de Loreto




Loreto (Misiones) (AICA): Miles de personas, en su mayoría jóvenes, participaron este fin de semana de la peregrinación de la diócesis de Posadas al Centro de Espiritualidad Nuestra Señora de Loreto, que llevó por lema “Con María y en Familia, ¡Vamos a Loreto!”. Las tres columnas de promesantes salieron el sábado desde Alem, Jardín América y Miguel Lanús, y llegaron el domingo y asistieron a las misas programadas para esta manifestación de fe. “Queremos con identidad, desde nuestros valores, desde nuestra cultura, responder a nuestro tiempo y nos alimentamos en la raíces, en nuestros antepasados, en la fe de estos hombres que supieron vivir el amor, la donación, estos valores que nosotros queremos también compartir y con los que queremos servir este momento de la historia”, destacó el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, en la misa principal.

Miles de personas, en su mayoría jóvenes, participaron este fin de semana de la peregrinación de la diócesis de Posadas al Centro de Espiritualidad Nuestra Señora de Loreto, que llevó por lema “Con María y en Familia, ¡Vamos a Loreto!”.

Las tres columnas de promesantes salieron el sábado desde Alem, Jardín América y Miguel Lanús, y llegaron el domingo y asistieron a las misas programadas para esta manifestación de fe.


La celebración eucarística central fue presidida por el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, quien destacó la alegría que se vive en el Centro de Espiritualidad y las motivaciones para llegar hasta la “Casa de Nuestra Madre, que es Nuestra Madre desde hace siglos en las Misiones”.


“Cuando estamos acá, estamos celebrando muchas cosas. Estamos celebrando hoy, especialmente a nuestros santos mártires, a san Roque González, a San Juan del Castillo y San Alonso Rodríguez, estas imágenes que nos recuerdan a estos hombres que transitaron en estas tierras hace tantos siglos atrás. Uno de ellos, San Roque González, fundador de la ciudad de Posadas, que el año que viene estaremos cumpliendo los 400 años de la primera fundación, “La Anunciación de Itapúa”, recordó.


“Estos hombres trabajaron, dieron sus vidas y hermanados con los indígenas de la época, crearon comunidades. Son emblemáticas sus figuras, anunciaron a Jesucristo y plenificaron las propias culturas con las que se encontraron, no las anularon. Las plenificaron porque juntos hicieron cosas grandes”, sostuvo.


Monseñor Martínez también se refirió a la figura de Antonio Ruiz de Montoya, quien trabajó mucho en las misiones y cuyos restos descansan en Loreto.


“Este celebrar nuestra historia, tiene que ver con celebrar nuestra memoria, porque queremos en la memoria recrear nuestra identidad, para saber dar respuestas en el hoy de la historia, en lo que vivimos en nuestra realidad en este inicio del siglo XXI”, indicó y añadió: “Queremos con identidad, desde nuestros valores, desde nuestra cultura, queremos responder a nuestro tiempo y nos alimentamos en la raíces, en nuestros antepasados, en la fe de estos hombres que supieron vivir el amor, la donación, estos valores que nosotros queremos también compartir y con los que queremos servir este momento de la historia”.


El obispo valoró que tanto la preparación de la peregrinación con el Adviento tenga a la familia como eje. “Es un tema que estamos rezándolo mucho, porque sabemos que es clave en el corazón de nuestro pueblo y de nuestra gente. Siempre está presente este valor de la familia. Ésta gente nos enseñó lo primero, estos mártires nos enseñaron lo fundamental, el amor. Ellos vivieron el amor, la caridad, la donación de verdad”.


Tras advertir que “hoy se banalizan tantas cosas, hasta la palabra amor y ellos vivieron verdaderamente el amor cristiano, el que nos enseñó Jesús”, indicó que “el amor que da la vida, que es solidario, que tiene en cuenta a los demás como sujetos dignos y no como objetos de consumo y de uso…”.


Asimismo, señaló que el hombre está hecho para amar y para crear vínculos profundos, “porque una sociedad crece cuando es capaz de amar y donarse. Y no cuando todos son objetos de todos y todo es exprés, hasta el amor”.


Por último, monseñor Martínez agradeció a los que hicieron posible la XIII Peregrinación y al vicegobernador de Misiones Hugo Passalaqcua, y al intendente de Loreto, Francisco Aquino, que estuvieron presentes.+



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets