Mons. Lozano alerta sobre los abuelos sin una “ancianidad digna”

Mons. Lozano alerta sobre los abuelos sin una “ancianidad digna”

Gualeguaychú (Entre Ríos) (AICA): El obispo Jorge Lozano invitó a posar la mirada sobre los ancianos en el Día de los Abuelos. Consideró que la ancianidad es una etapa de la vida “a la que no siempre llega bien” y que en ocasiones “puede no ser justamente valorada”. También advirtió que, en ocasiones, pareciera que los abuelos son “sobrantes y descartables, y se los somete a una especie de eutanasia en cuotas”.
El obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, invitó a posar la mirada sobre los ancianos este domingo 26 de julio, en coincidencia con el Día de los Abuelos y la memoria litúrgica de santa Ana y san Joaquín, padres de María y abuelos de Jesús.

El obispo consideró que la ancianidad es una etapa de la vida “a la que no siempre llega bien” y que en ocasiones “puede no ser justamente valorada”. Observó que, en muchas sociedades, la “vorágine materialista y consumista” mide a las personas por discapacidades productivas y coloca a los ancianos entre los excluidos de la sociedad.

A pesar de esta situación, el obispo destacó el compromiso de tantos abuelos jóvenes, que conjugan obligaciones laborales con horas dedicadas al cuidado de los nietos, o incluso se hacen cargo de la educación de ellos. “También acompañan en la catequesis, enseñan a rezar, a vivir en los valores familiares y sociales”, aseguró.

Monseñor Lozano también sostuvo que algunas familias enfrentan con angustia el dilema de las decisiones acerca del lugar de vivienda de los ancianos cuando su salud empeora. “Surgen las ideas y los sentimientos encontrados y los conflictos ante las decisiones de acudir a un lugar de vivienda particular, un hogar de ancianos”, observó.

“Desde que era seminarista, antes de la ordenación sacerdotal, me ha tocado visitar unos cuántos de estos hogares. Los he visto muy buenos, con calidez en el personal que trabaja a su cuidado, con buen clima de convivencia. Pero también he visto lugares que son un espanto, con descuido en la limpieza, malos tratos, abandono de las familias y desidia en los organismos de control”, comentó.

A la hora de decidir, monseñor Lozano pidió pensar en qué es lo mejor para el anciano, dentro de las opciones posibles, y dialogar en familia acerca de las alternativas diversas y sus consecuencias.

Cuando los ancianos son abandonados, según el prelado, “sobreviven con amargura sin mucha noción del paso del tiempo”, las dolencias y soledades se prologan, y “no son respetados en su derecho a una ancianidad digna”. Para monseñor Lozano, pareciera que los abuelos son “sobrantes y descartables, y se los somete a una especie de eutanasia en cuotas”.

“¡Qué distinto es cuando logran formar parte de centros de jubilados, grupos de tercera edad, coros musicales o talleres de teatro. Son importantes también las salidas y los paseos!”, destacó.

Monseñor Lozano terminó su columna con algunos consejos: “Si sos mayor de edad, andá haciendo memoria de tus actos de amor dando gracias a Dios, y pidiendo perdón por situaciones de egoísmo o falta de atención hacia los demás. Si sos un poco más joven, fijate en los más grandes, para que vivan con la alegría que se merecen”.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets