Un sanjuanino está de capellán en la Antártida

Base Marambio (Antártida Argentina) (AICA): El presbítero Daniel Caballero Karanik, perteneciente al clero de la arquidiócesis de La Plata, aunque sanjuanino de origen, se encuentra sirviendo como capellán de la base aérea Marambio, en la Antártida Argentina.
El presbítero Daniel Caballero Karanik, perteneciente al clero de la arquidiócesis de La Plata, aunque sanjuanino de origen, se encuentra sirviendo como capellán de la base aérea Marambio, en la Antártida Argentina.

El sacerdote, de 40 años y diez de ministerio sacerdotal, fue párroco de la Medalla Milagrosa, en La Plata, y es en la actualidad capellán de la Escuela Naval Militar. Por su tarea, le corresponde estar en la Base Orcadas, una de las estaciones científicas que el país tiene en el continente blanco, pero como el buque rompehielos de la fuerza se encuentra en reparación, optó por ocupar la vacante en la Base Marambio.

El capellán castrense consideró que fue “providencial” su arribo a esta estación científica, porque “una cosa es estar en el buque y otra es estar en la base, estar en terreno, y acompañar a los argentinos y que están hace tiempo en la base”.

El sacerdote explicó, en conversaciones con una radio sanjuanina, en qué consiste su tarea pastoral: “Hago asistencia espiritual, tanto del personal militar como del personal civil que trabaja acá. Mi trabajo también se extiende a las visitas, a las otras bases que tenemos aquí, como Esperanza, Belgrano y Orcadas, pero eso también depende mucho de las condiciones climáticas”.

El sacerdote contó que el domingo 19 de julio debieron soportar una temperatura que rondó los 40 grados bajo cero. “Nos quedamos encerraditos nomás”, dijo entre risas.

Como es la vida en la Antártida
“No es una vida fácil. No son meses fáciles acá. Una por la cantidad de luz solar que tenemos que es muy poca y otra porque a veces tenemos presión baja y eso te influye en el físico porque como que a veces te deja planchado”, contó el padre Caballero.

Al inicio del día, los efectivos se reúnen para conocer las novedades del día, y luego el sacerdote hace una breve reflexión espiritual, da la bendición e invita a rezar por las intenciones particulares de la gente. Por la noche, cerca de las 20, preside misa en una capilla dedicada a Nuestra Señora de Loreto, patrona de la Fuerza Aérea.

“Después de la misa, me saco el hábito, me pongo el equipo térmico y me voy a recorrer las distintas estaciones para acompañar a los muchachos. Acá el buen humor es fundamental”, explicó.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets