Dolor ante los atentados en París

La Plata (Buenos Aires) (AICA): “Hoy quiero hacer un comentario acerca de lo que ocurrió en París. Lo hago porque además me siento muy cercano a Francia, pues por el lado paterno vengo de allí, tengo parientes allí, precisamente en la periferia de París donde ocurrieron estas cosas. Gracias a Dios ninguno de ellos sufrió nada pero ¡qué cosa horrenda!”, expresó el arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, en su comentario semanal en el programa “Claves para un mundo mejor”, emitido por el canal 9 de TV el sábado 21 de noviembre.
“Hoy quiero hacer un comentario acerca de lo que ocurrió en París. Lo hago porque además yo me siento muy cercano a Francia, pues por el lado paterno vengo de allí, tengo parientes allí, precisamente en la periferia de París donde han ocurrido estas cosas. Gracias a Dios ninguno de ellos ha sufrido nada pero ¡qué cosa horrenda!”, expresó el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, en su comentario semanal efectuado en el programa “Claves para un mundo mejor”, emitido por el canal 9 de TV el sábado 21 de noviembre.

Ante estos terribles hechos, “uno se pregunta, cómo es posible que sucedan cosas así. El caso de Francia viene de lejos, porque yo pienso que ya allí hay millones de ciudadanos franceses de religión musulmana entre los cuales algunos de ellos son terroristas, están identificados con ISIS, como se llama ahora a esta institución o movimiento. Ellos, los de ISIS, aspiran a restaurar el Califato, como le dicen, que es arrasar con la Europa cristiana”.

“Recordemos que el norte del África Romana era cristiana. San Agustín nació en Tagaste, fue Obispo de Hipona, eso es el norte de África y todo eso era cristiano. Eso fue suprimido por el avance del Islam, hace siglos”.

El arzobispo platense brindó “una modesta explicación” de lo que “ahora ocurre en Francia y en otras ciudades de Europa. “Esto ocurre a causa de una profunda descristianización. Francia está profundamente descristianizada y Europa en general, Europa Occidental, está descristianizada y la descristianización lleva a una deshumanización, a la pérdida del sentido de la vida”.

“Después de todo -dijo-, el hombre necesita alguna referencia trascendente y los musulmanes pretenden ocupar, un poco ese vacío y lo hacen de esta manera horrenda, feroz, como lo han hecho ya muchas veces a lo largo de la historia. ¿Pero cómo pensamos o cómo reaccionamos ante los episodios que han ocurrido? Sí, tenemos que rogar a Dios por las víctimas; el país correspondiente tomará las decisiones que sean necesarias, pero nosotros tenemos que reflexionar acerca de cómo los cristianos nos hacemos presentes en la sociedad y cómo vamos infundiendo en esa sociedad los valores propiamente cristianos, que son valores de justicia y de paz”.

Sentado junto a un piano, monseñor Aguer recordó “que allí en el teatro El Bataclán, donde murió tanta gente, alguien llevó un piano –como este que tengo aquí detrás- y tocó una canción llamada “Imagina”, de los Beatles, de John Lennon, donde habla de un mundo sin guerras. No sé si se puede imaginar un mundo sin guerras porque hasta el último libro de La Biblia, el Apocalipsis, nos habla todavía de una guerra pero no se trata de imaginar un mundo sin guerra sino que se trata de hacer lo posible para que la gente viva en paz. Nosotros creemos que la aceptación plena del Evangelio, la aceptación plena del mensaje de Jesús, de los Mandamientos de la Ley de Dios, nos ayuda, ciertamente, a vivir en paz”.

El arzobispo de La Plata concluyó su reflexión aconsejando “pedir al Señor que nunca nosotros, aquí en la Argentina, nos veamos expuestos a una situación como la que han vivido los franceses pues ya hemos tenido dos horrendos atentados a entidades judías, y antes hemos sufrido también el azote del terrorismo. Este pedido es algo que también tenemos que alargar al mundo entero.

“Tenemos que pedir que en el mundo se aplaquen tantas pasiones desordenadas, tantos intereses bastardos y que tanta gente que sufre pueda vivir tranquila”. Porque ¿cuántos cristianos hoy son desplazados de su tierra en Siria, en Irak, en sectores del Líbano? Y son las tierras donde nació el cristianismo y hoy los cristianos están siendo expulsados de allí. Eso también tiene que tocarnos el corazón y rezar por ellos, rezar por el futuro de la Iglesia y rezar por el futuro de toda la humanidad.+

Texto completo de la alocución

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets