Mons. Malfa llama al compromiso con el desarrollo integral de los más débiles

Mons. Malfa llama al compromiso con el desarrollo integral de los más débiles

Chascomús (Buenos Aires) (AICA): “Al contemplar al Niño Jesús en el pesebre pensemos en tantos niños que nacen en una gran pobreza, los que son asesinados antes de nacer, los recién nacidos rechazados, lo que no logran sobrevivir por falta de cuidados, y al mismo tiempo en las familias que buscan la alegría de un hijo y no pueden ver cumplida esa esperanza”, pidió el obispo de Chascomús, monseñor Carlos Humberto Malfa, en su mensaje de Navidad. “Estas realidades son un llamado a comprometernos en el desarrollo integral de los más débiles de la sociedad. Y hacer como María que supo ‘transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura’”, graficó.
El obispo de Chascomús, monseñor Carlos Humberto Malfa, recordó que “la Navidad es el encuentro con un recién nacido, es la fiesta que canta el don de la vida. Siempre el nacimiento de un niño debería traer alegría, normalmente el abrazo de un recién nacido suscita sentimientos de cuidado, conmoción y ternura”.

“Al contemplar al Niño Jesús en el pesebre pensemos en tantos niños que nacen en una gran pobreza, los que son asesinados antes de nacer, los recién nacidos rechazados, lo que no logran sobrevivir por falta de cuidados, y al mismo tiempo en las familias que buscan la alegría de un hijo y no pueden ver cumplida esa esperanza”, pidió en su mensaje de Navidad.

El prelado aseguró que “estas realidades son un llamado a comprometernos en el desarrollo integral de los más débiles de la sociedad. Y hacer como María que supo ‘transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura’”.

El prelado destacó que “el clima de la Navidad nos toca a todos, aún quien se dice no creyente puede percibir en esta fiesta algo de transcendente que le habla al corazón y lo invita a volver a descubrir la sencillez, la amistad y la solidaridad así como a acoger el mensaje de esperanza que brota del Nacimiento de Jesús”.

Dios se muestra niño humilde para vencer nuestra soberbia, llama a nuestro corazón y a nuestra decisión libre de aceptar su amor. Dios viene a nuestro encuentro para comunicarnos la verdad de Su Amor que salva y hacernos partícipes de su amistad y de su vida”, afirmó.

Monseñor Malfa rogó que “el encuentro con el Niño Jesús nos haga personas que no piensen sólo en sí mismas sino que se abran a las necesidades de los hermanos, dispuestos a recibir y ser testigos del don de la luz, la alegría y la paz que nos trae el misterio de la Navidad” y aseguró que esa es la clara invitación del papa Francisco, al afirmar: “la Iglesia vive un deseo inagotable de brindar misericordia, fruto de haber experimentado la infinita misericordia del Padre y su fuerza difusiva”.

“Es Navidad: ¡Nace Jesús! ¡Nace hoy! ¡Nace para todos! Encontrémonos ante el pesebre para experimentar en la contemplación del Niño Jesús, el ‘Amor de Dios que consuela, que perdona, que ofrece esperanza’ y nos envía para ser misioneros de la Misericordia”, concluyó.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets