Mons. Marino a los nuevos sacerdotes: “éste es un oficio de amor”

Mons. Marino a los nuevos sacerdotes: “éste es un oficio de amor”

Los diáconos Juan Cruz Mennilli Caldararo y Gastón Francisco Buono ver más
Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA): En la celebración de la misa con motivo de la ordenación sacerdotal de los diáconos Juan Cruz Mennilli Caldararo y Gastón Francisco Buono, en la catedral marplatense, monseñor Marino, obispo de Mar del Plata, los exhortó a “apacentar el rebaño de Dios, que les ha sido confiados”.
“Por la sagrada ordenación que en breve recibirán, ustedes quedarán constituidos como pastores del ‘rebaño de Dios’, donde Cristo, que es ‘el gran Pastor de las ovejas’, se valdrá de ustedes para hacerse presente de un modo especial y ejercer su servicio de amor misericordioso entre las ovejas dispersas y heridas, o necesitadas de alimento”, expresó el obispo de Mar del Plata, monseñor Marino, en ocasión de la ordenación sacerdotal de los diáconos Juan Cruz Mennilli Caldararo y Gastón Francisco Buono, en la catedral marplatense.

El prelado, a lo largo de la ceremonia, dijo que el sacerdocio es un oficio de amor, y que el motivo no es el cálculo sino el amor: “Llevarán ante los fieles la viva representación sacramental de nuestro Salvador, el buen Pastor que dio su vida por las ovejas; el que vino para darles vida en abundancia, el que las conoce por su nombre; el que aún teniendo cien ovejas en su rebaño, es capaz de dejar las noventa y nueve restantes para salir en busca de la oveja perdida”. Además, agregó que Jesús es el modelo, y que “hoy en adelante la vida de ustedes transcurrirá en el esfuerzo de imitarlo a Él, y de servirlo apacentando su rebaño”.

El obispo Marino señaló que puesto que el amor del buen Pastor hacia los hombres se ejerce sobre nuestra fragilidad, nuestra miseria y pecados, este oficio de amor que se les encomienda es, por eso mismo, oficio de misericordia. “El corazón de un auténtico presbítero, pastor de almas, es un corazón que no queda indiferente ante la miseria humana, incapaz de compadecerse de las debilidades, sino que en sus funciones buscará ser instrumento de su maestro y Señor”, agregó.

Para encontrar su identidad con Cristo y con el rebaño que Él les confía, “tienen que salir de sí mismos. Así es como encontrarán la paz y el gozo”. Además, recalcó que dentro del oficio de los presbíteros, hay uno que es la fuente y culminación del resto de las actividades de evangelización, que es “celebrar la Eucaristía con fe y devoción, ofrecer cada día el sacrificio redentor de Cristo y alimentar a los fieles con el cuerpo y la sangre del Señor; eso tiene que ser para ustedes lo más importante, su fiesta espiritual y su mayor gloria. La Eucaristía es la fuente de gracia que permite llevar la cruz y las pruebas sin sucumbir”.

Por último, monseñor Marino concluyó que “en este Año de la Misericordia deseo recordarles lo que el Papa dice para la Iglesia en general: ‘¡Cuánto deseo que los lugares en los que se manifiesta la Iglesia, en particular nuestras parroquias y nuestras comunidades, lleguen a ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia’”.

Texto completo de la homilía

Los destinos de los nuevos sacerdotes
El presbítero Gastón Buono será vicario parroquial de la catedral de los santos Pedro y Cecilia, y el padre Juan Cruz Mennilli Caldararo será vicario parroquial de la parroquia Santa María del Carmen, de Necochea. +

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets