El milagro por el que será proclamada beata la Madre Catalina

Córodoba (AICA): Sofía Acosta sufrió una muerte súbita, pero gracias a la intercesión de la Madre Catalina de María Rodríguez, ella volvió a la vida. La Madre Catalina será proclamada beata este sábado 25 de noviembre en la ciudad de Córdoba.
Este sábado 25 de noviembre se celebrará la beatificación de la Madre Catalina de María Rodríguez, fundadora de las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón, la primera congregación femenina en el país.

Muchas son las gracias concedidas por la Madre Catalina. Se la invoca principalmente en casos de dificultades para tener hijos pero también con enfermedades concretas en donde se ha apreciado su poder de mediación ante Dios.

El milagro aprobado por la Congregación para las Causas de los Santos y que la llevará a los altares ocurrió una noche de abril en San Miguel de Tucumán, donde las Hermanas Esclavas tienen un colegio.

Con menos de 60 años, Sofía Acosta -madre de una profesora de la institución- sufrió una muerte súbita. Auxiliada por su hija, Eugenia Veldez, su esposo y un vecino, y temiendo su muerte por los síntomas que manifestaba, la llevaron a una clínica a donde llegaron luego de más de quince minutos.

Al cabo de 20 minutos y tras varios intentos de reanimación, al tiempo que la familia rezaba a la Madre Catalina, el médico informó a los familiares que la señora había fallecido. Sin embargo, la familia le solicitó que lo siguiera intentando, y continuaron invocando la intercesión de la religiosa.

Sin entender la petición y luego de haber cumplido con el protocolo habitual, el médico intentó nuevamente las técnicas de reanimación y comprobó que, aunque había decretado la muerte biológica, la señora comenzaba a tener actividad cardíaca.

“Le dije al médico que volviera junto a mi madre, que la Madre Catalina la iba a salvar: ‘Vuelva y haga lo que tenga que hacer’. Yo sabía que la Madre Catalina me la iba a devolver”, relató a AICA Eugenia Valdez, hija de quien recibió el milagro. “El médico volvió y mi mamá volvió. La dejaron internada en Unidad Coronaria y nos dijeron que era muy probable que quedara como ‘una plantita’”, explicó.

El diagnóstico indicaba edema pulmonar con grave afección cerebral. El pronóstico de supervivencia era entonces acotado y se preveían graves secuelas.

Entonces, Eugenia dejó en el cuarto de su madre un ‘detente’ de la Madre Catalina que tiene un pedacito de su hábito. “Se lo puse en su cabeza, en su corazón, en su almohada y seguíamos rezando”, afirmó la hija de Sofía Acosta.

La comunidad del colegio del Sagrado Corazón de Jesús, de las Hermanas Esclavas, comenzó con las cadenas de oración pidiendo la curación de la mamá de la profesora. Sólo 24 horas fueron suficientes para que la paciente recobrara el habla y el movimiento. Desde ese momento la evolución fue asombrosa. Permaneció internada diez días más en observación y regresó a su hogar sin necesidad de rehabilitación y sin ninguna secuela. Hoy, 20 años después, lleva una vida normal.

“Ella está muy bien. Su cuerpo no tiene secuelas”, aseguró Eugenia Valdez, que confesó que debieron mantener lo sucedido “durante muchos años en secreto”. “Ya llegó el momento de decirlo a todo el mundo y compartir este hermoso regalo que Dios nos ha regalado por intercesión de la madre Catalina”, celebró.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets