El papa Francisco recibió al ministro consejero de Arabia Saudita

Francisco y Abdullah Bin Fahad Al Eidan ver más
Ciudad del Vaticano (AICA): El miércoles 22 de noviembre, por la mañana, antes de la audiencia general en la plaza San Pedro, el papa Francisco recibió a un representante de Arabia Saudita, país que no mantiene relaciones diplomáticas con la Santa Sede, y en donde no se permite ninguna religión fuera del islamismo. Se trató de la visita, considerada un hecho importante en el contexto internacional actual, de Abdullah Bin Fahad Al Eidan, ministro consejero para los asuntos musulmanes de Arabia Saudita.
El miércoles 22 de noviembre, por la mañana, antes de la audiencia general en la plaza San Pedro, el papa Francisco recibió a un representante de Arabia Saudita, país que no mantiene relaciones diplomáticas con la Santa Sede, y en donde no se permite ninguna religión fuera del islamismo.

Se trató de la visita, considerada un hecho importante en el contexto internacional actual, de Abdullah Bin Fahad Al Eidan, ministro consejero para los asuntos musulmanes de Arabia Saudita.

En la audiencia, que fue solicitada por la parte saudita, y que se desarrolló en un ambiente cálido en la “salita” contigua a la Sala Pablo VI, el ministro saudita estuvo acompañado por unas quince personas, entre las cuales había una señora, vestida de negro, que es el protocolo del Vaticano para las audiencias papales, con algún motivo decorativo blanco.

A su llegada el ministro le expresó al Papa “la admiración y la estima” que suscita en el Reino de Arabia. El Papa le agradeció sus palabras dándole la “bienvenida” y diciéndole que estaba “feliz” de “conocerlo”, “muy feliz”.

El Papa se expresó en italiano y fue traducido por su secretario egipcio, Mons. Yoannis Lahzi Gaid, sacerdote copto que participó de la entrevista: “Me olvidé de mi árabe -dijo el Papa sentándose en el despacho de la Sala Pablo VI-, por eso tengo necesidad de un traductor”.

Al final de la entrevista, siempre en la salita del salón Pablo VI, el ministro ofreció al Papa una miniatura representando a La Meca. En la tapa del cofre, una inscripción agradece al Papa por ser un “promotor de la paz y de la coexistencia en el mundo”. El ministro le ofreció también un cofre que contenía botellas de perfume del país y un “rosario musulmán” en el que los musulmanes recitan los 99 nombres de Dios “el Misericordioso”.

El Papa abrazó al ministro para agradecerle sus presentes y le ofreció las tres medallas del pontificado, en bronce, en plata y en oro.

El encuentro concluyó con la tradicional foto del Papa con la delegación de 15 personas.

Paz en Siria
Según L'Osservatore Romano, la audiencia parece ser aún más importante en el contexto internacional de la búsqueda de la paz en Siria, de la crisis en el Líbano –recientemente el Papa hizo una llamada en favor del Líbano– y el hecho de que Arabia Saudita no mantiene aún relaciones diplomáticas con la Santa Sede.

“Renuevo a la comunidad internacional una llamada angustiada para que se hagan todos los esfuerzos posibles por favorecer la paz, en particular en el Oriente Medio”, declaró el Papa el 19 de noviembre después del Ángelus. El Papa también dirigió “un pensamiento especial al querido pueblo libanés”: “Ruego por la estabilidad del país, para que pueda seguir siendo un “mensaje” de respeto y de coexistencia para toda la Región y para el mundo entero”.

Parece que hay una intensa actividad diplomática actualmente en Arabia Saudita, incluida la visita del patriarca maronita, cardenal libanés Béchara Boutros Raï. quien fue recibido en la capital saudita luciendo visiblemente su cruz pectoral, incluso en su encuentro con el príncipe heredero Mohamed bin Salman, el 13 de noviembre.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets