Mons. Frassia: el cristiano debe ser audaz y creativo

Mons. Frassia: el cristiano debe ser audaz y creativo

Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): ¨Hay que adelantarse, ser creativos, ser audaces, animarse a salir y dar testimonio del Espíritu de Dios, fortalecer y hacer producir los talentos que nos ha dado. La Iglesia, no es una iglesia que conserva las cosas para más adelante y nada más. La Iglesia vive en el Espíritu y nosotros tenemos que vivirlo también¨, expresó el obispo de Avellaneda-Lanús, Mons. Rubén Frassia, al reflexionar sobre la parábola de los talentos en el programa radial Compartiendo el Evangelio.
"Hay que adelantarse, hay que ser creativos, hay que ser audaces, hay que animarse a salir y dar testimonio del Espíritu de Dios, fortalecer y hacer producir los talentos que nos ha dado. La Iglesia, no es una iglesia que conserva las cosas para más adelante y nada más. La Iglesia vive en el Espíritu y nosotros tenemos que vivirlo también", expresó el obispo de Avellaneda, monseñor Rubén Oscar Frassia, al reflexionar sobre la parábola de los talentos en el programa Compartiendo el Evangelio, el domingo trigésimo tercero durante el año.

"Esta parábola de los talentos -señaló- supone el riesgo de la responsabilidad; saber que está la gracia, saber que Dios obra, saber que nadie puede hacer algo sin la ayuda de Dios -eso está como condición porque Dios siempre nos ayuda- pero el Señor no obra mágicamente sino que está pidiéndonos una respuesta y una atenta colaboración".

"Esto -prosiguió diciendo- se llama respuesta, colaboración, decisión, pertenencia, responsabilidad. Cada uno tiene que responder porque Dios nunca va a suplantar en nosotros lo que es la respuesta del corazón. Con el corazón amamos, servimos y respondemos. Uno podrá tener distintas fragilidades en varios ámbitos, pero el corazón tiene que estar unido a Dios ya que es el centro de la Vida, es el centro del mundo y es el centro de la Iglesia. Y ante este don que Dios nos regala tenemos que obrar responsablemente".

"Ante la excusa del empleado que tenía miedo de perder el talento, que lo guardó, enterró en un pozo y no lo hizo producir -comentó monseñor Frassia-, podríamos pensar que la Iglesia debe ser prudente, pero esa prudencia puede llegar a ser una simulada pereza o una omisión. Hay que adelantarse, hay que ser creativos, hay que ser audaces, hay que animarse a salir y dar testimonio del Espíritu de Dios, fortalecer y hacer producir los talentos que nos ha dado Dios. La Iglesia vive en el Espíritu y nosotros tenemos que vivirlo también.

El obispo de Avellaneda-Lanús concluyó su reflexión manifestando su deseo de que "tengamos la dicha y la capacidad de hacer fructificar los talentos, no de guardarlos por miedo a perderlos. Prefiero que nos equivoquemos, pero que tengamos el coraje de ser responsables y animarnos y no que por miedo a perderlos nunca hagamos nada. El que hace, se equivoca y lo reconoce, está bien; pero el que no hace nada por miedo a equivocarse, está mal. Tengamos responsabilidad y asumamos el riesgo de fructificar el talento que Dios nos ha confiado".+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets