Mons. Tissera en la Misa de la Esperanza: “Los heridos están ahí, son una realidad”

Mons. Tissera en la Misa de la Esperanza: “Los heridos están ahí, son una realidad”

Quilmes (Buenos Aires) (AICA): El obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, advirtió que “las heridas” que provoca el sistema económico que tiene al centro al “dios dinero” han sido “criminalmente desatendidas”. “Los heridos están ahí, son una realidad. El desempleo es real, la violencia es real, la corrupción es real, el vaciamiento de las democracias es real”, aseveró al presidir la XXII Misa de la Esperanza en el Cruce Varela.
El obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, presidió el 25 de noviembre la XXII Misa de la Esperanza, en el Cruce Varela, donde explicó el sentido de la Jornada Mundial de los Pobres instituida por el papa Francisco con el lema “No amemos de palabra sino con obras”.

El prelado indicó que "el amor es el mandamiento del cristiano" y citó el mensaje del pontífice: "El que quiere amor como Jesús amó, ha de hacer suyo su ejemplo; especialmente cuando se trata de amor a los pobres".

“El Papa quiere que los cristianos en primer lugar, y toda la sociedad, tomemos conciencia de la realidad de los pobres. La pobreza tiene dos dimensiones: pobreza como carencia y pobreza como don”, diferenció.

El prelado puntualizó que “la pobreza es una carencia que hay que combatir; es la exclusión social, los problemas de la educación, el hacinamiento familiar, la marginalidad, la explotación, la falta de trabajo, todo eso que se tiende a invisibilizar porque los pobres incomodan e interpelan”.

“La otra dimensión es que la pobreza es un don. Los pobres nos enseñan; tenemos que aprender de ellos aquellos valores que la sociedad, la clase media, ha perdido: la solidaridad y la hospitalidad, entre otros valores”, agregó.

El obispo quilmeño advirtió que “las heridas que provoca el sistema económico que tiene al centro al ‘dios dinero’ y que en ocasiones actúa con la brutalidad de los ladrones de la parábola, han sido criminalmente desatendidas las heridas”.

“En la sociedad globalizada, existe un estilo elegante de mirar para otro lado que se practica recurrentemente: bajo el ropaje de lo políticamente correcto o las modas ideológicas, se mira al que sufre sin tocarlo”, sostuvo, y añadió: “Los heridos están ahí, son una realidad. El desempleo es real, la violencia es real, la corrupción es real, el vaciamiento de las democracias es real”.

“Muchas veces, últimamente en este Cruce Varela, el Siervo de Dios Padre Obispo Jorge Novak, hizo oír su voz a favor de los pobres. Le dolía ver tantas injusticias, se acercaba a consolar y a ayudar como podía a los más vulnerables. Su ejemplo nos alienta también hoy”, aseguró.

Monseñor Tissera expresó también su preocupación por “la presentación del proyecto de reforma previsional y del proyecto de ley de reforma laboral”, por lo que pidió: “Esperamos que se escuchen todas las voces, antes de promulgarlas”.

Asimismo, afirmó que causa preocupación el proyecto de reforma de la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal de la Nación, en la que se elimina el Programa Atajo que “tantos beneficios ha traído a nuestros barrios más vulnerables, como a otros del Gran Buenos Aires y del Interior del país”.

El obispo recordó a la Madre Catalina de María Rodríguez, “esposa, madre y luego viuda, fundó la Congregación de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, para cobijar y educar a las mujeres más pobres y difundir los Ejercicios Espirituales”, beatificada el fin de semana en la ciudad de Córdoba.

Por último, monseñor Tissera anunció que a fin de año se inauguraría el refugio para personas en situación de calle Jorge Novak, amigo de los pobres, ubicado en la ciudad de Zeballos.+
Texto completo

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets