Mons. Torrado Mosconi: “Se está desviando la atención sobre temas más graves y urgentes"

Mons. Torrado Mosconi: “Se está desviando la atención sobre temas más graves y urgentes"

Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA): El obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, opinó que el debate sobre el aborto se instaló como “una cortina de humo” para “desviar la atención sobre temas más graves y urgentes que está viviendo hoy la sociedad argentina” y consideró que argumentar que la despenalización del aborto evitaría que mueran las mujeres “es como decir que legalizar la droga o la delincuencia evitará la muerte de miles de niños y adolescentes”.
El obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, emitió su opinión sobre el debate por la despenalización del aborto. Al respecto, consideró que “se está desviando la atención sobre los temas más urgentes que está viviendo hoy la sociedad argentina. Me refiero especialmente a la cuestión social, puesto que hoy hay muchísimos argentinos que se debaten entre la pobreza y la miseria”, explicó.

Consultado sobre si hay una intención del oficialismo para instalar el tema y “desviar la atención”, el obispo reconoció que la intención “nunca la podemos dilucidar”, porque “sólo Dios conoce las intenciones del corazón humano”. Sin embargo, reconoció que le preocupa y que “pareciera ser una cortina de humo”. Esto, aclaró, “es una apreciación personal”.

En cuanto al punto de vista desde el cual se debería abordar el tema, monseñor Torrado Mosconi consideró que “debe haber una perspectiva holística muy amplia, donde se incluyan todas las realidades. No podemos quedarnos en una especie de relato que hace percibir la realidad en un modo sesgado”, sostuvo.

“Hoy justamente (martes 24 de abril) el Ministerio de Salud difundió que las estadísticas por muerte por abortos eran mucho menores a lo que se estaba informando. No quiero decir que el problema sea menos grave, puesto que la muerte de una sola mamá ya es terrible. Lo que quiero decir es que a veces ciertos relatos que inflan la realidad y que no se la mire con la complejidad que exige para el abordaje de este tema”, ejemplificó.

Detrás del argumento que afirma que la despenalización permitiría evitar muertes vanas, el prelado opinó que “hay un sofisma”, ya que por ejemplo “existen muchos menores y adolescentes que mueren a causa de la droga o de la delincuencia y no por ello se van a legalizar las dos”. En ese sentido, dijo que “son argumentos armados para confundir y que no apuntan a una mirada sincera y a una búsqueda de la verdad”.

“Me interesa mucho el documento que presentamos los obispos en esta última Asamblea Plenaria donde el título ya es sugerente porque se nos invita a ampliar la mirada. Esto se refiere a dos aspectos: por un lado a defender la vida pero no con una mirada sesgada ideológica. Hay grupos que se jactan que defienden a los niños por nacer pero después no cuidan a los niños pobres ni a los adolescentes que caen en las adicciones u otras realidades como la ancianidad, entre otros. Por un lado defienden la vida, pero por el otro descuidan las demás situaciones de vulnerabilidad”, analizó.

Por el otro lado, continuó “se refiere a defender las dos vidas. Para esto debemos ser verdaderamente creativos para lograr defender tanto la vida del niño como la de la madre”.

Monseñor Torrado Mosconi se mostró identificado con tres de las presentaciones a favor de la vida que se llevaron a cabo en la Legislatura. “La primera es de la ingeniera Miguens, que ha sido militante feminista toda la vida y donde demuestra que estar a favor del aborto es algo contradictorio con el feminismo. Este movimiento siempre ha tenido como bandera la defensa de la vulnerabilidad de la vida y no hay vulnerabilidad más grande que la de un niño en el seno de su madre”.

Por otro lado, destacó los argumentos de dos personas “que están en íntimo contacto con los pobres”. El primero de monseñor Carrara, “que muestra como la mayor riqueza para una mujer pobre es la venida de un hijo”. Por otro lado, el argumento de una mujer pobre de una villa porteña, que en otras palabras “pide que no usen a las mujeres pobres, porque para ellas la venida de un hijo siempre es un don. Y hace hincapié en que cuando una mamá va a hacerse una ecografía no dice voy a ver cómo está el feto, sino voy a ver cómo está mi bebe o mi hijo”.

Consultado sobre la consideración de que la decisión tiene que estar en manos de la mujer, el obispo expresó que “así como tiene que haber un acuerdo para un vínculo o relación de amor, también debe haber una unidad entre el varón y la mujer en todas estas cuestiones. Hay ideologías que promueven la división entre ellos cuando en verdad están llamados a complementarse y a construir juntos una sociedad mejor”.

“Creo que esta decisión no le corresponde sólo a la mujer ni sólo al hombre y que va más allá de las diferentes miradas ideológicas e, incluso, de cualquier religión: compete a todos los argentinos. Nos compete a todos como seres humanos, que es lo que nos da la dignidad de pertenecer a la especie humana. Para nosotros como creyentes, es el ser hijos de Dios y para los no creyentes, por el solo hecho de ser humano. Y el derecho humano fundamental es el derecho a la vida”, insistió.

En cuanto al rol de la Iglesia en este debate, consideró que tiene que cumplir el papel que está llevando adelante. “Nuestra Iglesia, como culto oficial, tiene una historia y una tradición que hace a la cultura de nuestra nación. Y, como tal, debe seguir siendo fiel a las verdades que tiene como convicción. Entre ellas las de sostener que una mirada trascendente y que los derechos espirituales también son derechos humanos fundamentales, sea cual sea la concepciones religiosas o valores espirituales de los ciudadanos”.

El prelado reconoció también que “existen hoy posturas y miradas muy diversas en nuestra sociedad actual y que hay que ser respetuosos de todas ellas” y recordó que “la religión es un valor muy grande en medio de un mundo tan materialista e individualista, por lo que debemos también sostenerla, sea la que sea, como un valor también fundamental”.

Finalmente, afirmó que la sociedad puede debatir todos los temas, pero que tiene que haber prioridades, y advirtió que en este momento “hay muchos argentinos que están pasando momentos muy difíciles”. Sin describir situaciones específicas ni hacer lecturas políticas, señaló que “hay muchas situaciones que nos están preocupando mucho a los argentinos que merecen un tratamiento muy serio”.

Abocarnos a estas cuestiones, concluyó, “nos hacen desviar la atención de aquellas cosas que están tocando de manera muy significativa a los argentinos”.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets