Juan el Bautista: “Elegido, predicador y precursor del Mesías”

Juan el Bautista: “Elegido, predicador y precursor del Mesías”

Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA): En la solemnidad de San Juan Bautista, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, destacó que es una de las tres festividades de la Iglesia en que se celebra el nacimiento de una persona, junto con la Virgen María y Jesucristo.
En la solemnidad de San Juan Bautista, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, destacó que es una de las tres festividades de la Iglesia en que se celebra el nacimiento de una persona, junto con la Virgen María y Jesucristo. Mencionó tres palabras para describir al santo: “elegido”, “predicador” y “Mesías”.

“Elegido” del Señor
En esta fiesta, comentó monseñor Mestre, “queda de manifiesto el designio particular de Dios para con este siervo, este niño, futuro hombre de Dios”, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. De todos modos, no solo Juan es elegido, sino que “desde el vientre materno, todos somos elegidos de Dios para una misión”, afirmó el prelado, e invitó a “redescubrirnos” nombrados por el Señor. “No somos un ‘número’, no somos fruto del ‘azar’, ni de la ‘alineación de los planetas’. Con Juan y como Juan somos elegidos, siervos y servidores del Señor”, señaló.

“Predicador” incansable

Juan Bautista fue aquel “predicador incansable de la verdad de Dios, comprometido y coherente de la Palabra de vida”. Recordó monseñor Mestre a Juan al señalar “al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo y da testimonio de la divinidad de Jesús en el momento del bautismo”.

Precursor del único “Mesías”
“Juan tiene bien en claro que él no es el Mesías sino instrumento y precursor del único Mesías”, declaró el prelado. En cambio, Juan sabe que es él quien “prepara los caminos para la venida del Salvador”. Mencionó la tentación de creernos “el Mesías”: “la tentación de la autosuficiencia es muy fuerte en una sociedad tan secularizada que, muchas veces no niega a Dios pero sí lo margina”. “La tentación de creernos invencibles, pensar que ‘todo lo podemos’, estimar que nos podemos llevar el ‘mundo por delante’”, y recalcó que “a la corta o a la larga”, nos daremos cuenta de que no somos Dios, sino que necesitamos de Él para que venga a salvarnos. “El mayor drama de “creerse” el Mesías, consciente o inconscientemente, radica en la fatalidad de no necesitar un Salvador”, sentenció.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets