Mons. Frassia: Juan Bautista fue el más grande de los profetas

Mons. Frassia: Juan Bautista fue el más grande de los profetas

Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): “Juan es el más grande de los profetas; es el que prepara las puertas al Mesías… y no solo anuncia el futuro mesiánico, sino que es el portador de la Palabra de Dios y es testigo de la presencia de la Palabra que es creadora”, expresó Mons. Rubén Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús, en el programa radial Compartiendo el Evangelio, al reflexionar sobre la festividad de San Juan Bautista.
“Juan es el más grande de los profetas; es el que prepara las puertas al Mesías… y no solo anuncia el futuro mesiánico, sino que es el portador de la Palabra de Dios y es testigo de la presencia de la Palabra que es creadora”, expresó monseñor Rubén Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús, en el programa radial Compartiendo el Evangelio, al reflexionar sobre la festividad de San Juan Bautista.

“La presencia de Juan el Bautista, hijo de los ancianos Isabel y Zacarías, muestra que hay una preparación próxima, inmediata, para recibir al Mesías que el pueblo de Israel esperaba”, comentó el prelado. “Es importante darnos cuenta que la figura de Juan el Bautista, con su padre y su madre, son una familia que van escuchando, recibiendo, aceptando y poniendo por obra, la voluntad de Dios”.

“Juan es el más grande de los profetas” -continuó reflexionando monseñor Frassia-; es el que prepara las puertas al Mesías y no solo anuncia el futuro mesiánico, sino que es el portador de la Palabra de Dios y es testigo de la presencia de la Palabra que es creadora”.

“El profeta -señaló el obispo- no sólo anuncia sino también discierne y vive el presente en la presencia de Dios. Juan el Bautista nos va a decir que nos tenemos que convertir y las preguntas que debemos hacernos son: ¿de qué manera tenemos que convertirnos?, ¿cómo tenemos que cambiar?, ¿qué debemos hacer? Luego, de forma personal, ¿qué debo hacer?, ¿qué tengo que hacer con mi vida?, ¿cuál será mi proyección?, ¿cómo voy a desarrollar este presente?, ¿qué voy a dejar al futuro?

“Será muy importante -prosiguió- hacernos estas preguntas, porque no somos un punto que existimos un solo momento y nada más. Somos personas que tenemos vínculos, que nos relacionamos con las demás personas, con el presente, con el pasado, con las familias, con las tradiciones, con la cultura, con la proyección”.

Concluyendo sus reflexiones, monseñor Frassia recordó que “nuestra pertenencia a la Iglesia no es solo de teóricos, o de profesores, sino fundamentalmente de confesores; tenemos que confesar que Cristo está vivo, que creemos en Él y que estamos dispuestos a seguirlo e imitarlo. En la vida cristiana hay martirios cruentos -por Cristo y la Iglesia- y hay martirios incruentos que son los sacrificios permanentes y cotidianos para ser perseverantes y fieles al Señor, a la Iglesia y a nuestros hermanos”.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets