Card. Poli: “El amor reclama justicia para los más débiles”

Card. Poli: “El amor reclama justicia para los más débiles”

Buenos Aires (AICA): En la mañana del martes 27 de agosto numerosas personas se reunieron en la Plaza de Mayo para reclamar los derechos de las personas con discapacidad, sus familias y las personas que las asisten. En este contexto, se rezó una oración interreligiosa encabezada por representantes de diferentes credos religiosos entre los que se hizo presente el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina.
En la mañana del martes 27 de agosto se rezó en la Plaza de Mayo una oración interreligiosa pidiendo que no se vulneren los derechos de las personas con discapacidad, encabezada por representantes de diferentes credos religiosos.

Entre otros, participaron: el rabino Diego Elman, del templo Mishkan perteneciente a la comunidad judía; Nancy Falcón, representando a la comunidad islámica; el pastor evangélico Pablo Minter; y el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, representando a la Iglesia Católica. El presbítero Pablo Molero, coordinador de la Comisión de Discapacidad del arzobispado de Buenos Aires y del Foro Permanente para la Promoción y Defensa de los Derechos de la Personas con Discapacidad, se encargó de moderar la oración.

En su discurso, el cardenal Poli expresó: “Me convoca el amor de las familias que en esta mañana vienen a pedir justicia y a expresar el dolor del abandono, del descuido sobre los más vulnerables. Hemos rezado todas las religiones porque hay un solo Dios y este Dios nos ama a todos”.

Afirmó que “es el amor que nos ha convocado esta mañana, el amor que también reclama justicia para los más débiles, poniendo la mirada en el corazón de los discapacitados”. Haciendo referencia a la oración interreligiosa, recordó al papa Francisco quien “nos manda a unir nuestras voces para reclamar justicia, porque no hay diferencia entre nosotros”.

“En esta oración le pedimos a Dios que nos escuche. Dios siempre nos escucha y no podemos decir que estamos solos. Por eso, es tan importante pedirle a Dios que nos conceda la fuerza para seguir unidos en esta causa, para reclamar con mucha fuerza lo que es justo, lo que es necesario para nuestros hermanos discapacitados”.

Al concluir, el cardenal se dirigió especialmente a los padres: “No bajen los brazos, no están solos, siempre van a ser escuchados por Dios y Él les va a dar un corazón abierto para seguir por este camino”. “Que el Señor nos conceda rejuvenecernos en la fuerza”.

Concluído el discurso de los religiosos, los presentes encendieron una vela como gesto fraterno y rezaron juntos la oración de San Francisco de Asis, “Haz de mi un instrumento de tu paz”.

Organizada por el Foro Permanente para la Promoción y Defensa de los Derechos de la Personas con Discapacidad, la marcha reclamó una respuesta inmediata a las personas en situación de pobreza; una solución urgente para beneficiarios del Programa Incluir Salud; medicamentos, atenciones médicas, prestaciones, ortesis y prótesis; no a la quita injustificada de pensiones; pago de los servicios brindados; adecuación de aranceles; trabajo para las personas con discapacidad (ley de cupo laboral, talleres protegidos, trabajo competitivo); garantías de acceso a las prestaciones básicas para personas con discapacidad (Ley 24901); promover la inclusión educativa; garantías de accesibilidad en todos los ámbitos; detección, atención temprana y rehabilitación.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets