La arquidiócesis de Buenos Aires recordó a los obispos auxiliares difuntos

Buenos Aires (AICA): Con una misa presidida por el rector de la catedral metropolitana, presbítero Alejandro Russo, la arquidiócesis de Buenos Aires recordó a diez obispos que se desempeñaron como obispos auxiliares de esta arquidiócesis primada. La celebración tuvo lugar en la cripta de la Catedral, donde se encuentran sepultados siete de ellos.
Con una misa presidida por el rector de la catedral metropolitana, presbítero Alejandro Russo, la arquidiócesis de Buenos Aires recordó a diez obispos que se desempeñaron como auxiliares de esta arquidiócesis primada. Siete de ellos están sepultados en la cripta de la catedral, donde fue celebrada la Eucaristía.

En su homilía, el presbítero Russo se refirió a la importancia de los obispos auxiliares en el gobierno pastoral de una diócesis tan extensa como la de Buenos Aires, que actualmente cuenta con siete obispos auxiliares, número que fue creciendo de acuerdo a las dimensiones de la ciudad en cada momento.

Los obispos auxiliares, señaló el rector de la catedral, “conforman, con el obispo, una sola realidad en el orden episcopal y son ellos los que van llevando la cara sobrenatural del Episcopado a las distintas partes de la ciudad, porque si no, no estaría el obispo presente en los distintos lugares, por ser tan extensa la arquidiócesis”.

En segundo lugar, se refirió a la importancia del sufragio: “¿Por qué todos los años al fin del primer semestre celebramos la misa por los obispos auxiliares muertos? Porque con el sufragio, la Iglesia les aplica los méritos de Cristo para los muertos, teniendo la esperanza de que lo que les hubiese faltado o necesitado para llegar al ámbito del Cielo, lo tengan por el esfuerzo que hace la Iglesia de la Tierra celebrando la misa por ellos, esfuerzo que es nada menos que reproducir el misterio de la Muerte y la Resurrección de Jesús”.

En tercer lugar, la misa “pretende ser un recordatorio humano de lo que han sido ellos, porque nunca se puede construir nada sin mirar las figuras que han construido antes”, señaló. “Pasa con la Patria, con la Iglesia, con la familia, porque el que no mira para atrás y recuerda a los anteriores, es un soberbio”, afirmó.

Los obispos auxiliares difuntos son:
Mons. Gregorio Ignacio Romero, muerto el 21 de febrero de 1915 y sepultado en la cripta de la catedral.

Mons Fortunato Javier Devoto, fallecido el 29 de junio de 1941 y sepultado en el cementerio de la Compañía de Jesús, en San Miguel.

Mons. Ernesto Segura, obispo titular de Carpi, fallecido el 13 de marzo de 1972 y sepultado en el cementerio de la Recoleta.

Mons. Antonio Rocca, obispo titular de Augusta, muerto el 12 de mayo de 1979 y sepultado en la cripta de la catedral.

Mons. Arnaldo Clemente Canale, obispo titular de Cabarsussi, fallecido el 30 de julio de 1990 y sepultado en la cripta de la catedral.

Mons. Manuel Augusto Cárdenas, obispo titular de Aulón, muerto el 28 de julio de 1998, y sepultado en el monasterio Nuestra Señora de la Paz, de las Carmelitas Descalzas, en Luis Guillón, provincia de Buenos Aires.

Mons. Mario José Serra, obispo titular de Mentesa, fallecido el 9 de julio de 2005 y sepultado en la cripta de la catedral.

Mons. José Antonio Gentico, obispo titular de Mizigi, muerto el 5 de abril de 2007 y sepultado en la cripta de la catedral.

Mons. Guillermo Leaden, obispo titular de Teudali, fallecido el 14 de julio de 2014 y sepultado en la cripta de la catedral.

Mons. Horacio Ernesto Benites Astoul, obispo titular de Lamzella, fallecido el 25 de mayo de 2016 y sepultado en la cripta de la catedral.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets