Mons. Lozano destacó el servicio a los pobres de los diáconos

Mons. Lozano destacó el servicio a los pobres de los diáconos

San Juan (AICA): El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, destacó el servicio que cumplen los diáconos en la Iglesia, sobre todo a los pobres “por medio de las obras de misericordia concretas”. “El amor a los pobres no es una idea o un sentimiento pasajero, sino un compromiso estable”, subrayó en su columna semanal.
El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, afirmó que con la figura de los diáconos Jesús “instaura un nuevo criterio para comprender la autoridad y el servicio”.

“Dentro del sacramento del Orden Sagrado corresponde a los diáconos ser el reflejo del rostro de Cristo Servidor en cada comunidad cristiana. Ellos (los diáconos) pueden serlo por un tiempo como preparación a ser sacerdotes, y habitualmente ejercen este servicio (= Ministerio) por un periodo cercano a un año. También pueden ser ‘permanentes’, y en este caso ser varones casados o célibes”, diferenció.

En su columna semanal, el prelado recordó que “la ordenación diaconal los une con un vínculo peculiar con el obispo de la propia diócesis, con los sacerdotes y los otros diáconos. Son servidores de la comunidad, la Palabra, la Eucaristía y los pobres”.

“Sirven a la comunidad a la cual son enviados fortaleciendo los vínculos fraternos, generando espacios de escucha y diálogo, alentando diversos servicios, animando la misión de la Iglesia en cada lugar en particular”, precisó.

“Son servidores de la Palabra por medio de la predicación en las celebraciones litúrgicas, la catequesis, la oración. Sirven a la Eucaristía ayudando al sacerdote en las misas, y realizando las celebraciones en su ausencia para que en cada comunidad no falte el pan de la Palabra y la posibilidad de recibir la comunión con el Cuerpo del Señor”, detalló.

El arzobispo sanjuanino subrayó que los diáconos “están al servicio de los pobres por medio de las obras de misericordia concretas”, pero puntualizó: “El amor a los pobres no es una idea o un sentimiento pasajero, sino compromiso estable”.

“Se expresa por medio de la Pastoral Carcelaria u Hospitalaria, la cercanía a los adictos a las drogas y el alcohol, el apoyo a diversas iniciativas solidarias”, añadió.

En cuanto a los sacramentos, el prelado indicó: “Pueden realizar los Bautismos, presidir la celebración de los matrimonios, rezar los responsos. Algunos también coordinan y animan capillas o centros comunitarios. Especialmente están llamados a acompañar la fe en los barrios pobres”.

Monseñor Lozano hizo esta reflexión, a raíz de que el 10 de agosto se conmemora el Día del Diácono en memoria de San Lorenzo, quien fue martirizado en 258.

“En varias diócesis el diaconado permanente es confiado a varones casados que desarrollan este servicio de manera sencilla y silenciosa. Recemos por ellos. Y si alguno siente que Dios le puede estar llamando a esta vocación, le aliento a conversarlo con su párroco o un sacerdote de su confianza”, pidió.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets