Colecta Más por Menos: Mons. Ojea llamó a acercar ayudas concretas a los que más sufren

Colecta Más por Menos: Mons. Ojea llamó a acercar ayudas concretas a los que más sufren

Buenos Aires (AICA): En una misa celebrada en la catedral metropolitana de Buenos Aires, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, animó a colaborar con la Colecta Nacional Más por Menos, que se realiza este domingo 8 de septiembre en todo el país con la consigna “50 años dando más para que otros sufran menos”.
En una misa celebrada por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, y concelebrada por el presidente de la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones más Necesitadas y obispo prelado de Humahuaca, monseñor Pedro Ángel Olmedo Rivero CMF y por el obispo de Oberá y miembro de dicha comisión, monseñor Damián Santiago Bitar, animaron a colaborar con los más necesitados en el marco de la Colecta Nacional Más por Menos, que se lleva a cabo el 8 de septiembre.

En su homilía, monseñor Ojea, haciendo referencia al Evangelio, recordó la imagen de Jesús “yendo hacia Jerusalén, sabiendo que iba a sufrir y a entregar la vida por nosotros”, y en ese camino a Jerusalén, destacó, “nos recuerda las exigencias que tiene el que lo sigue”.

“Son exigencias radicales, totales”, sostuvo. “Seguir a Jesús hasta la cruz significa hacerlo el centro de nuestra vida, por eso no nos quiere engañar: nos dice claramente que si vamos con Él, vamos a entregar la vida con Él. Pero al mismo tiempo sabemos por el Evangelio que Él está especialmente presente en nuestros hermanos los pobres”, afirmó.

“Jesús se identifica con cada uno de estos hermanos que padecen estas necesidades, y a abrir los ojos a esta realidad, sentirnos cerca de nuestros hermanos más pobres, tener ese privilegio, es lo que nos ha enseñado en estos 50 años esta colecta providencial que arraigó fuertemente en el alma del pueblo argentino”, aseguró.

Retomando los orígenes de la colecta, monseñor Ojea recordó que “fue propuesta hace 50 años por monseñor Gottau, obispo de Añatuya, una de las diócesis más pobres de nuestro país, en la cual la Iglesia desarrolla una tarea, como en otros lugares de la Patria, supletoria de la ausencia del Estado en muchos sentidos: la educación, la atención de los niños”, advirtió.

“En aquel tiempo, monseñor Gottau, un obispo redentorista, misionero, recurrió a la Conferencia para que podamos implementar mecanismos de solidaridad entre las diócesis, de auténtica fraternidad, ayudándonos mutuamente”, continuó.

“Esta Comisión de ayuda a las diócesis más necesitadas fue estudiando distintas realidades del país, haciendo un estudio prolijo de las realidades sanitarias, educacionales, de los proyectos misioneros, de los problemas de clima, haciendo un estudio sobre aquellas diócesis que verdaderamente necesitaban el apoyo de los hermanos. Entonces nos permitió en estos años actuar como cuerpo, sentirnos parte, por eso la Colecta tuvo siempre tanta acogida y fue tan bienvenida”, consideró.

Finalmente, el presidente de la Conferencia Episcopal agradeció “la seriedad con que se implementó la colecta: las rendiciones de cuentas prolijas, que llegaban justo a tiempo, que nos permitían saber con precisión a dónde iban los recursos que los hermanos aportaban”. En ese sentido, destacó “de todo corazón a todos los que han trabajado en estos años en la colecta que es histórica en nuestra Iglesia, y acerca de la cual le pedimos al Señor que siga moviendo nuestros corazones para estar cerca de nuestros hermanos que, como dice tan brillantemente el papa Francisco en la carta sobre la alegría del Evangelio, nos tienen mucho que enseñar, ellos por sus sufrimientos están más cerca de Jesús y participan del sentido de la fe, de modo que de alguna manera son maestros en la fe”.

“Por eso el hecho de acercarnos con nuestras ayudas concretas, con nuestra oración, con nuestra capacidad de conocer aquellos rincones de la Patria a donde están destinados estos esfuerzos de la colecta nos ayuda a sentirnos más cuerpo de la Iglesia, a sufrir con el que sufre, a alegrarse con el que se alegra, ya que formamos todos un solo cuerpo”, concluyó.

La misa será transmitida por televisión en los siguientes horarios: En Cablevisión digital (canal 427) aire (canal 21) y streaming, el sábado a las 20 y el domingo a las 8 y a las 19. En Telecentro digital (canal 709) y Directv (canal 351) el sábado a las 16 y a las 20, y el domingo a las 4, a las 15 y a las 19.

En la web de Canal Orbe 21, estará disponible para su reproducción desde el sábado, en tanto en la TV Pública será emitida en horario especial (sólo por esta vez) el sábado a las 7 de la mañana.

Radio Pan y Trabajo (FM 107.1) transmitirá la celebración a las 9, y Radio Nacional (AM 870) a las 7. En Radio Corazón (FM 104.1, Paraná, entre Ríos), será emitida el sábado a las 19 y el domingo a las 8 y a las 19. En Radio Magna FM 97.9 (Comodoro Rivadavia-Chubut) el domingo a las 14 y a las 20. Radio Nueva FM Brasilera (106.7) transmitirá la misa el domingo a las 7.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets