Card. Poli a los catequistas: “Mantener vivo el kerigma”

Card. Poli a los catequistas: “Mantener vivo el kerigma”

Buenos Aires (AICA): El Consejo de Pastoral Educativa de la Vicaría de Educación de la arquidiócesis de Buenos Aires realizó en la mañana del jueves 17 de octubre un encuentro para catequistas, en las instalaciones del colegio San José de Calasanz, con el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina. Asistieron alrededor de 70 participantes, guiados por el presbítero doctor Gastón Lorenzo, encargado del Consejo de Pastoral Educativa.
El Consejo de Pastoral Educativa de la Vicaría de Educación de la arquidiócesis de Buenos Aires realizó en la mañana del jueves 17 de octubre el tercer encuentro del año con los catequistas que trabajan en los colegios que asiste la vicaría.

El encuentro, que tuvo lugar en las instalaciones del colegio San José de Calasanz del barrio porteño de Caballito, comenzó con un desayuno fraterno y continuó con un espacio de formación a cargo del cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina.

El presbítero doctor Gastón Lorenzo, encargado del Consejo de Pastoral Educativa, dio la bienvenida a los 70 catequistas que asistieron al encuentro y luego le cedió la palabra al cardenal Poli quien comenzó afirmando: “El obispo es el primer catequista”.

El arzobispo de Buenos Aires mencionó que “todos los catequistas son agentes privilegiados del kerigma y obreros del Reino”, y, al asumirse como “primer catequista”, habló a los presentes tomando como referencia la exhortación postsinodal del papa Francisco a los jóvenes, Christus vivit. Los invitó a “despertar el entusiasmo”, porque “el catequista teniendo a Dios en medio, entusiasma, contagia”. Y resaltó “tres verdades del mensaje central a las que siempre debemos volver”.

La primera es tener presente a “un Dios al que no le molesta que lo cuestionemos, lo que le molesta es que no le hablemos; un Dios que es amor, da vida y sostiene tu libertad; un Dios que no recuerda como un disco rígido, sino con un corazón y un amor tierno que se compadece, que se encarna ante el arrepentimiento”.

La segunda verdad es que “Cristo te salva, su amor crucificado nos rescata y nos levanta con el poder de su cruz. Es un amor que nos devuelve la alegría y la belleza de Dios”. El cardenal Poli instó “a dejarnos a abrazar por la cruz, porque lo que no se abraza no se redime, la pérdida fatal es no dejarse”.

La tercera verdad a la que siempre debemos volver es que “Él vive. Se encarno y es histórico, pero no es alguien que pasó. Los que caminan al lado nuestro en la vida mueren y van desapareciendo, pero Él va con nosotros hasta el fin del mundo”.


Seguidamente, recordando a Benedicto XVI, el cardenal Poli se refirió a la realidad de la Pastoral Educativa en los colegios: “Nos hacemos cristianos por un encuentro personal con Cristo, no por una decisión ética. En tantos años que los chicos pasan por el colegio, en algún momento debe darse este encuentro porque Él sigue viviendo y espera. El Espíritu Santo nos devuelve la mirada de lo esencial, porque prepara y abre los corazones para recibir el anuncio que se desparrama como un manantial”.

“Para nosotros los catequistas es esencial mantener vivo el kerigma”, continuó el cardenal y señaló que “esto implica creatividad para bajar el anuncio a los alumnos”. Y aunque “a veces nos cansamos y los jóvenes no nos escuchan, Dios no se cansa de escucharnos, es un Dios ‘oreja’”.

“La pastoral es un espacio privilegiado para vivir la fe. Educación y evangelización van de la mano y esto es evangélico”. Finalmente, el purpurado de Buenos Aires llamó a los catequistas a evitar el peligro de la “escuela bunker”, siguiendo el concepto del papa Francisco, “que protege de los errores de afuera. Esta catequesis no sirve para la vida, porque transmite una fobia al cambio y es una ‘caricatura de la catequesis’ porque se termina encerrando. Es importante orar y vivir, y generar espacios para que los chicos puedan orar y vivir en el colegio”.

Luego de la disertación, hubo un espacio de preguntas y los catequistas pudieron hacer un intercambio con el cardenal. Surgió la idea de renovar métodos, “en ardor y en pasión”; se mencionó a la escuela como “seria y que contiene”, pero que a veces surgen “problemas en la trasmisión de la fe”. Asimismo, se hizo hincapié en que “la catequesis no es una materia más, sino que es trascendental al resto de los contenidos y los catequistas tenemos un aliado clave que es el Espíritu Santo”.

El cardenal Poli invitó a los catequistas a tener de aliada a la Palabra, “que ilumina la situación y no puede faltar en ningún encuentro catequístico”; y a los sacramentos, porque “los chicos tienen mucha capacidad de misterio”, entonces “debemos acercarlos a la Eucaristía como fuente de amor”.

Al concluir el encuentro, se invitó a formar una red de catequistas de la arquidiócesis.
El espacio de encuentros de formación para los catequistas de la arquidiócesis surgió como consecuencia de una encuesta que se realizó en los colegios de la vicaría y un 98% solicitó este espacio.

Más información en www.vicaria.edu.ar/.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets