En la fiesta de La Sentadita, Cafayate celebró sus bodas de oro

Cafayate (Salta) (AICA): La prelatura de Cafayate celebró el lunes 7 de octubre sus fiestas patronales en honor de Nuestra Señora del Rosario y cerró el Año Jubilar por los 50 años de vida de la jurisdicción eclesiástica, cuyo lema fue “Con María del Rosario vale toda vida”. La misa central fue presidida por el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, y concelebrada por el obispo prelado de Cafayate y otros obispos acompañantes.
La prelatura de Cafayate celebró el lunes 7 de octubre sus fiestas patronales en honor de Nuestra Señora del Rosario y cerró el Año Jubilar por los 50 años de vida de la jurisdicción eclesiástica, cuyo lema fue “Con María del Rosario vale toda vida”.

Desde el fin de semana, la ciudad se pobló de peregrinos que acudieron a los festejos. El lunes por la mañana el vicario general de la prelatura, presbítero Walter Gonza, presidió la misa de los peregrinos. Hacia el mediodía, se realizó el traslado de la imagen de la Virgen del Rosario hasta la escuela Avellaneda, donde permaneció junto a las imágenes de los peregrinos que llegaron para la ocasión.

Los festejos centrales tuvieron lugar por la tarde, con la procesión encabezada por la cruz procesional, precedida por las imágenes de los peregrinos, estandartes de las diferentes comunidades y parroquias de la prelatura. Participaron los seminaristas, el clero, autoridades de gobierno y al final, la carroza ornamentada con maquetas de las ocho parroquias de la prelatura y un burro donde fue colocada la histórica imagen de la Virgen del Rosario, La Sentadita.


Al llegar a la catedral Nuestra Señora del Rosario, se realizó un breve acto en el que se colocaron dos placas, una de ellas reza: “En agradecimiento a los religiosos y religiosas que sirvieron y sirven en la prelatura de Cafayate. Cafayate 1969 - 2019”. Vecinos de la ciudad fueron los encargados de descubrirlas, frente al cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, el obispo prelado de Cafayate, monseñor José Demetrio Jiménez OSA, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, el Intendente de Cafayate, Néstor Fernando Almeda, el diputado Sergio Daniel Cisneros, el senador Sergio Rodrigo Saldaño, el presidente del Concejo Deliberante, Gabriel Corregidor, entre otras autoridades de gobierno.

La misa fue presidida por el cardenal Poli, y concelebrada por monseñor Jiménez, monseñor Cipriano García Fernández OSA, obispo emérito de Cafayate; monseñor Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta; monseñor Nicolás Castellanos Franco, obispo emérito de Palencia, España; monseñor Carlos Sánchez, arzobispo de Tucumán; monseñor José María Rossi, obispo de Concepción; monseñor Luis Urbanc, obispo de Catamarca; monseñor Dante Gustavo Braida, obispo de La Rioja; monseñor José Melitón Chávez, obispo de Añatuya; y monseñor Pedro María Olmedo CMF, obispo prelado de Humahuaca. Asimismo, estuvieron presentes sacerdotes del clero de Cafayate, los sacerdotes agustinos y los religiosos de la Orden y sacerdotes de la arquidiócesis de Salta.

Durante la homilía, el cardenal Poli agradeció al obispo prelado la invitación y a Dios “porque entre ayer y hoy aprendí mucho, especialmente me siento edificado por la devoción y la fe del pueblo de Cafayate”. “Esta misa se transforma en una acción de gracias sentida y devota porque sabemos que el tiempo transcurrido es una prueba más de que el Señor no defrauda en sus promesas”.


“Al cumplir medio siglo al servicio misionero en los valles calchaquíes, hagamos memoria agradecida por la entrega generosa de obispos, sacerdotes, consagrados y muchísimos laicos al servicio de la Iglesia, para que nos renueve la pasión por la salvación de las almas, la misión”.

Al recordar a Nuestra Señora del Rosario de la Sentadita, mencionó que “su imagen, como lo dicen nuestras tradiciones, obedece a una madre que aceptó la incomodidad de una montura para salir al encuentro de sus hijos, su iconografía nos recuerda al pasaje de la visitación: María sin demora, después de que el ángel le anunció que iba a ser la madre de Dios, fue sentada en un burro rumbo a la casa de Isabel”.

Antes de la bendición final se leyó un mensaje enviado por el papa Francisco, quien saludó “con afecto a su pastor, así como a los sacerdotes, comunidades religiosas y fieles laicos, al mismo tiempo que se une espiritualmente a la acción de gracias al Señor por los frutos abundantes de vida cristiana alcanzada en estos años”. Asimismo, deseó “que esta significativa conmemoración contribuya al fortalecimiento de la fe, la esperanza y la caridad entre todos los miembros de esa Iglesia particular y les dé un renovado compromiso evangelizador que los impulse a llevar a todos los hombres el mensaje de la salvación”.

Luego de la misa, se realizó un desfile de carrozas de las parroquias, instituciones y bodegas locales, recordando y homenajeando a la Virgen del Rosario, patrona del agro.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets