Mons. Buenanueva: “La figura evangélica de Francisco de Asís nos ilumina”

Mons. Buenanueva: “La figura evangélica de Francisco de Asís nos ilumina”

San Francisco (Córdoba) (AICA): Monseñor Sergio Buenanueva presidió en la catedral local la fiesta en honor a San Francisco de Asís, patrono de la diócesis, sobre quien aseguró: “Su figura evangélica nos ilumina”. En este marco, presentó su carta pastoral con respuestas a preguntas de la comunidad, a la que resumió en dos palabras “muy franciscanas”: fraternidad y cercanía.
Monseñor Sergio Buenanueva presidió en la catedral local la fiesta en honor a San Francisco de Asís, patrono de la diócesis, a quien definió como “un hombre sufrido” que vivió “plenamente, entregándose en cuerpo y alma a las llamadas de Dios, a medida que estas iban clarificándose en su alma”.

“Francisco suplicó con tenacidad a Aquel que había enseñado: ‘Pidan y se les dará’. Rogó y Jesús cumplió la promesa: le concedió, a manos llenas, las gracias centuplicadas”, aseguró en la homilía.

“Creo sinceramente que la figura evangélica de Francisco de Asís nos ilumina”, subrayó, y precisó: “Puede ser que nuestra diócesis y nuestra ciudad lleven el nombre de San Francisco casi de manera fortuita. Pero no hay casualidad en la Providencia de Dios. En ese nombre hay un programa evangélico que viene del corazón de Dios para nosotros”.

El prelado anunció también la publicación de una carta pastoral “Una Iglesia-Familia que camina, ora y anuncia”, que recoge las respuestas que la feligresía diocesana formuló al obispo, documento que sintetizó en dos frases:

Somos familia. Somos hermanos. Tenemos que vivir toda la densidad humana de la cercanía: cercanía con Dios a través de la oración, especialmente de la adoración y la alabanza; cercanía entre nosotros, derribando muros y construyendo espacios fraternos para escucharnos; cercanía misionera con todos, pero especialmente con los más alejados, heridos y vulnerables.

Si quieren lo resumo en dos palabras muy “franciscanas”: fraternidad y cercanía.

Monseñor Buenanueva formuló un deseo que, dijo, se vuelve oración:

Señor Jesús: como Francisco un día, también nosotros hoy nos atrevemos a suplicar, para nuestra Iglesia diocesana la gracia de una profunda conversión que nos haga más misioneros, más disponibles, más hermanos y más cercanos a todos.

Que tu Espíritu derribe nuestro orgullo y nos haga más humildes y orantes, más misericordiosos y sencillos, más fieles a tu Evangelio en medio de nuestra sociedad.

Que no nos amoldemos a los criterios mundanos del bienestar individual y del consumo que galvanizan nuestra mirada y nuestro corazón.

Concédenos, Señor, un tiempo de generosa y saludable conversión. Que sintamos tu dulzura y tu belleza, y que experimentemos la alegría franciscana de comunicarla en cuanto vivida con sencillez y en la pobreza, concluyó.+
Texto de la homilía

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets