Mons. Ojea: “La corrupción alimenta la cultura del descarte”

Mons. Ojea: “La corrupción alimenta la cultura del descarte”

Buenos Aires (AICA): El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, afirmó que la corrupción es “un enorme problema” tanto en la Argentina como en el mundo y advirtió: “No es solo un delito… Es un estado que nos va ganando y que va siendo natural”. Y sostuvo, citando al papa Francisco, que la corrupción es “una plaga” que alimenta la cultura del descarte y de la exclusión.
El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Vicente Ojea, afirmó que la corrupción es “un enorme problema, en la Argentina y en el mundo” y advirtió sobre el riesgo de naturalizar algo que “va más allá del delito”.

En el tercero y último video sobre temas de actualidad que hizo en diálogo con la Oficina de Prensa y Comunicación de la CEA y el Canal Orbe 21, el prelado reflexionó sobre “la corrupción”.

“La palabra corrupción viene de corazón roto, corruptus. El corazón roto es aquel que ya está cebado en el mal, cebado en abrazar al otro buscando su propio interés, pero esta actitud se diferencia de lo que es el pecado. El pecado es un mal voluntario accionando contra la ley de Dios, con deliberada voluntad y un consentimiento claro pero que puede estar abierto al perdón, que puede estar abierto a la misericordia. Todos somos pecadores”, explicó.

“La corrupción es cuando el mal se ha instalado, se ha hecho un pacto como una forma normal de vida y de proceder. Es el peor de los males. Muchas veces nosotros confundimos un delito con un estado de corrupción. Una cosa es un delito, un delito que tiene que ser pagado ante la justicia, que tiene que ser probado; pero la corrupción no es solo un delito, ni tenemos que poner el foco en el delito sino en un estado. Es un estado que nos va ganando y que va siendo natural”, diferenció.

Al referirse al Sínodo de la Amazonía, del que participa en Roma y preside el papa Francisco en el Vaticano, el obispo denunció los perjuicios enormes que provocan a la humanidad “un extractivismo indiscriminado, a veces sin protocolo, el dejar a los agrotóxicos en la siembra de la soja o de otros cereales que sigan haciendo cansar la tierra y contaminándola, la tala indiscriminada de árboles”.

“Es la falta de cuidado de los ecosistemas que si nosotros dejemos de preservar lo que es la cuenta del Amazonía corremos el riesgo de, todo está conectado dice Laudato si', corremos el riesgo de que los males se extiendan a otros ecosistemas y eso es corrupción”, sostuvo.

“Todo eso es corrupción y eso es corrupción que nosotros muchas veces preferimos no ver porque no nos podemos detener, es como que podemos mirar otro canal, pero sin embargo eso forma parte de un tejido de corrupción que va inficionando, contaminando y eso va mucho más allá del delito”, agregó.

Por último, monseñor Ojea invitó a leer un libro “bastante importante” sobre la corrupción que el papa Francisco escribió cuando era arzobispo de Buenos Aires.

“Pidámosle al Señor que nos libre de esta plaga que hunde al mundo y al mismo tiempo produce la explotación, el aniquilamiento de un hombre por otro hombre y lo que muchas veces dice el Papa, alimenta esta cultura del descarte, esta cultura de la exclusión”, concluyó.

Informes: www.episcopado.org y en las redes sociales Facebook, Twitter, Youtube e Instagram.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets