Una multitud celebró a la Virgen de Luján de la Sierra en la ermita de Saavedra

Una multitud celebró a la Virgen de Luján de la Sierra en la ermita de Saavedra

Bahía Blanca (Buenos Aires) (AICA): Como cada año, la comunidad de Bahía Blanca peregrinó el 14 de octubre a la ermita de Saavedra en honor de Nuestra Señora de Luján de la Sierra. Entre las celebraciones, que comenzaron los días previos, hubo adoración eucarística, rezo del rosario, un concierto y un momento joven. La misa central estuvo presidida por el arzobispo de Bahía Blanca, monseñor fray Carlos Azpiroz Costa OP.
La comunidad de Bahía Blanca participó este fin de semana de la 82ª peregrinación a la ermita de Saavedra, en honor de Nuestra Señora de Luján de la Sierra. Una multitud de peregrinos asistió a las distintas celebraciones, que culminaron el lunes 14 de octubre.

Las actividades comenzaron el sábado 12, día en que se conmemora la fundación del santuario. Hubo misa a las 17 en la ermita y a las 19.30 en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, de Saavedra.

El domingo 13 se desarrolló la caminata desde Saavedra, partiendo a las 9 desde la parroquia Nuestra Señora del Carmen, y a las 11 se celebró misa en la ermita. A las 17.30 se celebró la misa vespertina y a las 19 los monjes del monasterio de la Transfiguración interpretaron el canto del Akáthistos. Por la noche, desde las 23.30 hasta las 7.30 hubo adoración al Santísimo Sacramento en la ermita.

La jornada del lunes 14 comenzó a las 7.30 con una misa para los primeros peregrinos y servidores del santuario. A las 8.15 la imagen de Nuestra Señora de Luján de la Sierra partió desde la parroquia de Saavedra hacia el santuario. Algunos peregrinos llegaron caminando desde Pigüé, a 30 kilómetros de Saavedra.

Encabezados por la imagen de la Virgen, los peregrinos y jinetes del Centro Criollo “Las Sierras” arribaron a la ermita cerca de las 10.30 para participar de la Eucaristía central, presidida por el arzobispo de Bahía Blanca, monseñor fray Carlos Azpiroz Costa OP y concelebrada por el arzobispo emérito, monseñor Guillermo José Garlatti, el obispo emérito de Alto Valle del Río Negro, monseñor Néstor Hugo Navarro; el obispo auxiliar electo, monseñor Jorge Luis Wagner; y una veintena de sacerdotes del clero arquidiocesano.

De la celebración participó el intendente municipal Alejandro Hugo Corvatta, quien llegó junto al secretario de Gobierno y Hacienda, doctor Aldo Díaz; el delegado municipal de Saavedra, Luis Orlando Gribaldo; y la concejal de Unidad Peronista, Natalia Santos. También estuvo presente el intendente mandato cumplido, Alberto José Meiller; la secretaria de Cultura del Municipio, Carina Maura; el consejero escolar, Carlos Rodolfo Rodríguez y el presidente de la Comisión de Fomento de Saavedra, Raúl Isidro.

El ministerio de música en la misa central de la 82° peregrinación estuvo a cargo de Horacio Bonetti, Daniel Ibaldi, Corel Bigurrarena, Valeria Nuñez y María Alejandra Gil. El capellán del santuario, presbítero Sergio Jara, entregó a los peregrinos la oración por la Patria emitida por los obispos argentinos y que fue rezada en las misas en la Ermita de Saavedra.

En ese marco, monseñor Azpiroz Costa anunció que el 16 de noviembre en Pueblo San José, Coronel Suárez, será la consagración episcopal de monseñor Wagner como obispo auxiliar, y que el 26 de octubre en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, de Coronel Suárez, será ordenado sacerdote el diácono Fabián Tula.

En su homilía, el arzobispo afirmó que “la experiencia cristiana es comunitaria”, y que los cristianos se caracterizan por “el servicio, el envío apostólico y el testimonio”. Además, destacó que el anuncio del Evangelio “parte de Jerusalén a todo el mundo, y a las sierras de Saavedra”, y recordó que la comunidad de creyentes comenzó a los pies de la cruz de Jesús. “Venimos aquí porque el Señor nos atrae”, afirmó. Al pie de la cruz, Jesús entrega a su Madre al discípulo amado y "nace como familia", añadió, destacando la presencia de la imagen recientemente restaurada de la Virgen de la Merced, llegada desde Esteban Gascón (La Pampa).

Refiriéndose a la Madre, monseñor Azpiroz Costa recordó a las Madres del dolor que trabajan para que no surjan más accidentes, a las Madres del paco en su tarea ayudando a otros y a las Madres de merenderos y ollas populares que “abren sus casas para compartir el dolor de los hombres". Finalmente, pidió por la Patria, por la unidad “que es riqueza en la pluralidad”.

Al concluir el mensaje, el obispo auxiliar electo, monseñor Wagner, leyó una oración de San Pablo VI pidiendo la lluvia para la región.

Por la tarde, se llevó a cabo el momento joven, la procesión alrededor del cerro con el rezo del rosario y la misa de cierre, presidida por monseñor Wagner.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets