La Villa 1-11-14 pasará a llamarse barrio "Padre Ricciardelli"

Buenos Aires (AICA): La Legislatura porteña aprobó por unanimidad un proyecto de ley para impulsar el cambio de nombre de la actual Villa 1-11-14 por “Padre Rodolfo Ricciardelli¨, en homenaje al sacerdote que vivió y desempeñó su tarea pastoral durante más de 30 años en este asentamiento del bajo Flores. La redenominación había sido pedida por los vecinos.
La Legislatura porteña aprobó por unanimidad un proyecto de ley para impulsar el cambio de nombre de la actual Villa 1-11-14 por “Padre Rodolfo Ricciardelli", en homenaje al sacerdote que vivió y desempeñó su tarea pastoral durante más de 30 años en este asentamiento del bajo Flores.

Vecinos de este barrio popular -que habian pedido la redenominación- se acercaron al palacio legislativo, donde participaron de la sesión de votación y llevaron al recinto una imagen de la Virgen de Luján.

"El lugar que uno habita habla de la identidad, y la gente que habita el barrio se identifica con la historia del padre, con su obra y con su mensaje de paz, de lucha, de trabajo y de esperanza y no con un simple número. Esto suma un montón y estamos muy contentos", dijo a Télam el director de la escuela del barrio, Mariano Delio.

El presbítero Ricciardelli nació el 29 de mayo de 1939 y fue ordenado sacerdote en Buenos Aires el 22 de septiembre de 1962. Era licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires”.

Después de su ordenación se desempeñó como vicario cooperador de Santa Elena de 1962 a 1968; vicario cooperador de San Francisco Solano de 1968 a 1975; administrador parroquial de Santa María Madre del Pueblo de 1975 a 1986 y desde el 1 de abril de 1999 hasta su deceso fue párroco de Santa María Madre del Pueblo, primera parroquia fundada en una villa por monseñor Jorge Vernazza, ubicada en la villa 1-11-14 del Bajo Flores, el lugar que eligió para vivir.

Quienes lo trataron en distintas etapas de su vida sacerdotal coinciden en que fue un permanente testimonio de su fidelidad al compromiso —que data de los años 70— de compartir su vida y el trabajo con la gente de la villa.

Cuatro aspectos de sus actividades aparecen simultáneamente y con la misma intensidad en distintos momentos de su vida: como laico militó en la Juventud Universitaria Católica (JUC); su compromiso con la realidad de las villas de emergencia; su participación como miembro e impulsor de la cofradía de la Virgen de Luján, modo y vehículo con el que acompañó la religiosidad popular, tema que lo apasionaba y sobre el que publicó el libro “¿El pueblo dónde está?” hace más de dos décadas; y su lucha incesante por los derechos humanos de todas las personas.

El sacerdote murió el 13 de julio de 2008 en Buenos Aires, a los 69 años de edad, en momentos en que era párroco de Santa María Madre del Pueblo y miembro del Equipo Responsable de Pastoral en las Villas de Emergencias porteñas.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets