Mons. Han Lim Moon: Los pasos para la salvación

Mons. Han Lim Moon: Los pasos para la salvación

San Martín (Buenos Aires) (AICA): El obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, reflexionó sobre el Evangelio del domingo 24 de noviembre, en la fiesta de Cristo Rey. En este sentido, aconsejó las “claves para la salvación”, adoptando el amor de Jesús crucificado: “Aceptar su amor por ti, reconocer que eres un pecador necesitado de su perdón, y pedírselo explícitamente”.
En su reflexión para el domingo 24 de noviembre, en la fiesta de Cristo Rey, el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, preguntó a la comunidad cómo imaginan a un rey, ¿sentado en un trono con corona de oro o crucificado con corona de espinas?

La imagen de Jesús como rey es distinta a la de cualquier otro. De hecho, “el pueblo, los jefes, los soldados, un malhechor crucificado no lo reconocieron como el Rey y Mesías por haber sido condenado a muerte, por su humillación y por su estado moribundo en la cruz”. Por su lado, Jesús oraba diciendo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

El obispo auxiliar de San Martín se detuvo en esta intención de perdón que tiene Jesús como acto “clave” de su identidad y misión. “Jesús ya logró la reconciliación de los hombres con Dios para formar la comunión con Él, la fuente de la vida, y entre los hombres. ¡Esta es la salvación que nos ofrece Jesús!”, afirmó monseñor Moon.

Más adelante, recapituló los “pasos para que la salvación se haga efectiva”. El ladrón crucificado junto a Jesús “sí pudo reconocer a Jesús como Mesías después de haber observado cómo Él perdonó a sus verdugos e intercedió ante el Padre por ellos. También se dio cuenta de que Jesús era inocente y se reconoció pecador necesitado de su salvación”.

En efecto, “Jesús te ofrece su salvación gratuitamente hasta el último momento de tu vida”, afirmó monseñor Moon. Pero para que esto se concrete, recomendó tres pasos: “Aceptar su amor por ti, reconocer que eres un pecador necesitado de su perdón, y pedírselo explícitamente”.

Al concluir, monseñor Han Lim Moon recordó no olidarse la “frase clave”: “¡Jesús, acuérdate de mí cuando vengas como Rey!”.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets