Comunidades argentinas honraron a Nuestra Señora de Guadalupe

Buenos Aires (AICA): En el día de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, ayer jueves 12 de diciembre, las comunidades y parroquias que llevan su advocación celebraron sus fiestas patronales honrando a la Virgen patrona de América. En la diócesis de Merlo-Moreno, en la arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, en Comodoro Rivadavia y en Buenos Aires.
En el día de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, ayer jueves 12 de diciembre, las comunidades y parroquias que llevan su advocación celebraron sus fiestas patronales honrando a la Virgen patrona de América.

En Buenos Aires, la parroquia del bario de Palermo vivió la novena con diversas celebraciones, gesto misionero, rosarios, vigilia de jóvenes, películas, baila y oración. El día de la fiesta se entregaron rosas a los peregrinos y se realizaron bendiciones especiales a embarazadas. Con la presencia de feligreses de Venezuela y varios países Centroamericanos, luego de la misa se entronizó una imagen de la Virgen de Coromoto, y luego se realizó una procesión con ambas imágenes por la Plaza Güemes.


La diócesis de Merlo-Moreno celebró a su Virgen Patrona con una procesión multitudinaria por las calles del barrio. Monseñor Fernando Maletti, obispo diocesno, presidió la misa central recordando a los presentes que: "La Virgen María está muy presente en la Vida de Fe de nuestros barrios". "María de Guadalupe nos dice a los merlenses y morenenses: 'Hagan todo lo que Jesús les diga'; tal como Ella lo comunica en las Bodas de Caná como gesto de la Nueva Alianza, sellada con la sangre de Cristo. La Virgen anticipa 'la hora' de Jesús. Nos renueva y purifica de lo 'antiguo', que es todo lo incapaz de purificar realmente al hombre. Ella da comienzo a una nueva Creación", expresó.

En Comodoro Rivadavia, los fieles llevaron en andas la imagen de la Guadalupana, en una procesión por las calles del barrio. El obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, presidió la fiesta en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, acompañado por el párroco, presbítero Julián y una multitud de fieles.


En la basílica Nuestra Señora de Guadalupe, de Santa Fe, las fiestas de la Virgen patrona se celebraron con la ordenación de un nuevo sacerdote para la arquidiócesis. Germán Raúl Bovino recibió las Sagradas Órdenes de manos del arzobispo de Santa Fe, monseñor Sergio Fenoy.

“Ser sacerdote es tener un amor paternal, tierno, fuerte, como un esposo, como un padre”, le dijo el arzobispo al neopresbítero, y agregó: “No se puede seguir a Jesús sin fuego en el corazón. No se puede seguir a Jesús con un corazón apagado. Este es el momento más hermoso para ser sacerdote. Qué cada día de tu vida puedas sentir esto”. Finalmente, invocó a la Virgen: “Qué María de Guadalupe nos regale la dulce alegría de evangelizar y el don de ser padres, cercanos a la gente y misericordiosos”.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets