2013

08:48


San Isidro (Buenos Aires) (AICA): En un mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra este 1° de enero de 2014, con el lema “La fraternidad fundamento y camino de la paz”, el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, exhortó a “estimular los pequeños gestos de paz, lo de todos los días, los cotidianos, los que pueden cambiar nuestro corazón para abrirnos al don de la paz. Los que pueden instalar la paz en nuestras familias, en nuestras relaciones más inmediatas, en nuestros vínculos más profundos, allí tenemos que sembrar la verdadera paz y allí comienza para el hombre la vivencia de la fraternidad”. Asimismo, deseó que “podamos ser mensajeros de la paz y antes abrir nuestro corazón para recibirla por este camino y fundamento de la fraternidad que es el que nos permitirá vivir este don en el cual la vida es posible, sin el cual respiraremos siempre esta atmósfera de violencia y entraremos en un círculo cerrado que nos ahogará y no nos permitirá vivir en libertad”.

El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, recordó que el lema de la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra este 1° de enero de 2014, es “La fraternidad fundamento y camino de la paz” y destacó el llamado del papa Francisco a “salir de nosotros mismos y a vivir de un modo profundo la fraternidad”.

“El Papa nos recuerda a cada rato que somos un ser en relación, que nuestro destino es salir del aislamiento para ir al encuentro del otro. Nos habla continuamente de la cultura del encuentro y solamente así podremos construir verdaderamente la paz”, indicó.


Tras leer un texto de la carta del gozo del Evangelio, interpeló: “Cómo hacer de esta casa común más habitable. Cómo hacer posible una auténtica fraternidad”.


“Esta casa que es de todos, aunque seamos diferentes, aunque seamos distintos, aunque provengamos de distintas tradiciones, culturas, educaciones. Estamos en la casa común. Y la pedagogía de la paz nos enseña que llegar a esa fraternidad, a sentir al hermano como parte mía, es absolutamente necesaria para poder construir la paz. Cada pequeño gesto de acercamiento en el amor fraterno, cada pequeño gesto de ayuda, de apertura, de escucha, hace posible la paz”, subrayó.


Por esto, el prelado sanisidrense exhortó a “estimular los pequeños gestos de paz, lo de todos los días, los cotidianos, los que pueden cambiar nuestro corazón para abrirnos al don de la paz. Los que pueden instalar la paz en nuestras familias, en nuestras relaciones más inmediatas, en nuestros vínculos más profundos, allí tenemos que sembrar la verdadera paz y allí comienza para el hombre la vivencia de la fraternidad”.


Por último, monseñor Ojea deseó que “podamos ser mensajeros de la paz y antes abrir nuestro corazón para recibirla por este camino y fundamento de la fraternidad que es el que nos permitirá vivir este don en el cual la vida es posible, sin el cual respiraremos siempre esta atmósfera de violencia y entraremos en un círculo cerrado que nos ahogará y no nos permitirá vivir en libertad”.+



08:48


Corrientes (AICA): El arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, destacó que para el apóstol San Juan “el conocimiento de Cristo, la Palabra encarnada, se impone como una necesidad urgente. Enfrenta la evolución de la sociedad - y de la Iglesia en ella - con el espíritu combativo de los profetas y de sus hermanos apóstoles, incluido Pablo de Tarso”. El apóstol “no da lugar a confundir el máximo precepto evangélico del amor con las falsificaciones expuestas hoy en el lenguaje de los medios de comunicación”, agregó en su sugerencia para la homilía del próximo domingo. “El papa Francisco, en su acercamiento ejemplar a las periferias existenciales del mundo, no deja de decir toda la verdad al aplicar, con dulzura y comprensión, el remedio sobre las heridas infligidas por el error. Algunos están al acecho de cualquier atisbo de cambio que pudiera modificar lo que la Iglesia enseñó siempre y constantemente”, aseveró.

El arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, destacó que para el apóstol San Juan “el conocimiento de Cristo, la Palabra encarnada, se impone como una necesidad urgente. Enfrenta la evolución de la sociedad - y de la Iglesia en ella - con el espíritu combativo de los profetas y de sus hermanos apóstoles, incluido Pablo de Tarso. Su longevidad le ofrece un cúmulo de experiencias que contribuye a sintetizarlo todo en la caridad, el gran tema de su magisterio”.

“Juan cobra una actualidad innegable, teniendo en cuenta las falsas adaptaciones del precepto, en una sociedad donde se ha banalizado el término, hasta justificar sus tergiversaciones. El ‘discípulo amado’, generoso y fuerte en el seguimiento de su Maestro, no da lugar a confundir el máximo precepto evangélico del amor con las falsificaciones expuestas hoy en el lenguaje de los medios de comunicación”, agregó en su sugerencia para la homilía del próximo domingo.


El prelado sostuvo que “como se ha perdido el pudor, adquieren estado público las mayores aberraciones. Lo que se ve y escucha está situado en las antípodas del espíritu evangélico. Denunciarlo con claridad incomoda a quienes están intelectual y afectivamente rendidos a sus imposiciones”.


“El papa Francisco, en su acercamiento ejemplar a las periferias existenciales del mundo, no deja de decir toda la verdad al aplicar, con dulzura y comprensión, el remedio sobre las heridas infligidas por el error. Algunos están al acecho de cualquier atisbo de cambio que pudiera modificar lo que la Iglesia enseñó siempre y constantemente”, aseveró.


Texto de la sugerencia

El evangelista del Amor. El prólogo del Evangelio escrito por San Juan es una conmovedora teología de la Palabra. El Apóstol más joven, que llega a la más avanzada edad, testimonia lo que ha visto e identificado tanto en la convivencia con el Maestro como en el ejercicio de su ministerio. Es el evangelista del amor encarnado y el apóstol contemplativo. A partir de su peculiar carisma desarrolla la extensa actividad apostólica que le corresponde. Este prólogo obtiene la perfección de un lenguaje casi angélico. Juan llega al Logos atravesando la carne que ve y palpa. De esta manera descubre la capacidad que tiene el signo para relacionar a los hombres con el Misterio invisible: “Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad” (Juan 1, 14). Su extraordinaria capacidad contemplativa lo faculta para transmitir al mundo sus místicos conocimientos. Y bien que lo hace. San Agustín, tan próximo al espíritu del gran Apóstol, agudiza su mirada intelectual hasta no dejar nada en la penumbra al exponer la primera carta y el relato evangélico de Juan.


La desconocida encarnación de la Palabra. No es mi intención hacer una exégesis de Juan, no me siento capacitado para ello. Siguiendo el cauce de nuestras “sugerencias” dominicales, prefiero espigar, de su enseñanza apostólica, lo que nos ayude a ver hoy, con claridad, la verdad que orienta el examen honesto y los cambios oportunos. Juan nos recuerda, sin condicionar su palabra a circunstanciales fluctuaciones históricas e ideológicas, que la encarnación de la Palabra es el acontecimiento humano más trascendente. Es clara la denuncia del Apóstol: “Ella (la Palabra) estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a los suyos y los suyos no la recibieron” (Juan 1, 10-11). Cristo es esa Palabra encarnada que hoy, como en tiempos de Juan, el mundo sigue desconociendo. Los creyentes son quienes se abren interiormente a su influjo y, por ello, resultan beneficiados por la misma palabra del Apóstol: “Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios” (Juan 1, 12). El tesoro de la Palabra está enterrado en esta tierra reseca e improductiva. Pero, es Dios mismo quien da fecundidad al desierto de los hombres y hace que florezca la santidad. Juan lo comprueba y enseña. Su denuncia implacable y la convicción que le asiste producen el equilibrio entre la realidad dolorosa y la posibilidad de redención.


Todo logra su síntesis en el Amor. Para el Apóstol el conocimiento de Cristo, la Palabra encarnada, se impone como una necesidad urgente. Enfrenta la evolución de la sociedad - y de la Iglesia en ella - con el espíritu combativo de los profetas y de sus hermanos apóstoles, incluido Pablo de Tarso. Su longevidad le ofrece un cúmulo de experiencias que contribuye a sintetizarlo todo en la caridad, el gran tema de su magisterio. Juan cobra una actualidad innegable, teniendo en cuenta las falsas adaptaciones del precepto, en una sociedad donde se ha banalizado el término, hasta justificar sus tergiversaciones. El “discípulo amado”, generoso y fuerte en el seguimiento de su Maestro, no da lugar a confundir el máximo precepto evangélico del amor con las falsificaciones expuestas hoy en el lenguaje de los medios de comunicación. Como se ha perdido el pudor, adquieren estado público las mayores aberraciones. Lo que se ve y escucha está situado en las antípodas del espíritu evangélico. Denunciarlo con claridad incomoda a quienes están intelectual y afectivamente rendidos a sus imposiciones. El Papa Francisco, en su acercamiento ejemplar a las “periferias existenciales” del mundo, no deja de decir toda la verdad al aplicar, con dulzura y comprensión, el remedio sobre las heridas infligidas por el error. Algunos están al acecho de cualquier atisbo de cambio que pudiera modificar lo que la Iglesia enseñó siempre y constantemente.


La eficacia renovadora de la enseñanza apostólica. Para el Papa y los Obispos es de vital importancia mantener una inquebrantable fidelidad a las enseñanzas apostólicas. Es la enseñanza del mismo Jesús, Maestro y Señor. De ese Magisterio, de Jesús y de sus Apóstoles, depende la fe de los cristianos. Sin él, la fe no se propaga y el mundo se desbarranca hacia el fondo de sus continuos errores. El Espíritu Santo garantiza que la Verdad esté allí, abierta a la comprensión de los hombres y mujeres de buena voluntad. No es fácil suscitar esa “buena voluntad”. Tampoco es fácil que los transmisores de la doctrina apostólica logren el nivel de su enorme responsabilidad. La historia de la Iglesia está jalonada de grandes Pastores - el Papa Francisco canonizará a dos de ellos el próximo 27 de abril - y de testigos santos de la eficacia de la enseñanza apostólica. Benedicto XVI y su sucesor Francisco han puesto los cimientos de una esperanzadora renovación de la fe.



07:48


Buenos Aires (AICA): El presbítero Miguel Squicciarini, sacerdote diocesano Jujuy, relató su experiencia misionera en Mozambique con el objetivo de promover la Colecta por África que, organizada por las Obras Misionales Pontificias, se realizará en todo el mundo los días 4 y 5 de enero de 2014. En África “hay muchas necesidades materiales y económicas de la misión: no sólo para establecer estructuras mínimas de la Iglesia tales como capillas, escuelas para catequistas y seminaristas, residencias, sino también para sostener las obras de caridad, la educación y el desarrollo humano”, advirtió. Por esto, consideró que “la Colecta para África, es una ocasión privilegiada de encuentro solidario. La comunidad cristiana sale al encuentro del otro. Es un gesto de compartir, de la fraternidad universal no sólo como ayuda humanitaria para responder a las necesidades, sino también como vivencia las enseñanzas del Evangelio”.

El sacerdote jujeño afirma que “la Colecta para África, es una ocasión privilegiada de encuentro solidario. La comunidad cristiana sale al encuentro del otro. Es un gesto de compartir, de la fraternidad universal no sólo como ayuda humanitaria para responder a las necesidades, sino también como vivencia las enseñanzas del Evangelio”.

“Sí la misión es tarea de todos, nuestra ayuda también es misión”, aseguró, al recordar la letra de la canción que dice: “Mano a mano llevaremos el mensaje, eres parte de esta misión”.


“Es verdad que son muchos los lugares que viven necesidades de todo tipo, aquí también en nuestra propia tierra, pero la experiencia en la vida, nos acerca a realidades más duras, con menos posibilidades y recursos, con sistemas políticos o estructuras sociales que no llevan a todos vivir dignamente”, reconoció.


El presbítero Squicciarini contó que en su paso por “Mozambique (2009-2012) he palpado y sufrido las necesidades de mis hermanos, no solo donde yo estaba, sino también en el compartir experiencias con el clero diocesano nativo o congregaciones presentes en esas tierras, y al mismo tiempo he aprendido cada día a agradecer la “presencia” de comunidades cristianas generosas que desde otros lugares se acercan a estas realidades con su ayuda económica”.


“Hay muchas necesidades materiales y económicas de la misión: no sólo para establecer estructuras mínimas de la Iglesia tales como capillas, escuelas para catequistas y seminaristas, residencias, sino también para sostener las obras de caridad, la educación y el desarrollo humano”, agregó.


El sacerdote jujeño afirma que “la Colecta para África, es una ocasión privilegiada de encuentro solidario. La comunidad cristiana sale al encuentro del otro. Es un gesto de compartir, de la fraternidad universal no sólo como ayuda humanitaria para responder a las necesidades, sino también como vivencia las enseñanzas del Evangelio”.


“El anuncio de la Buena Noticia en el mundo es la misión que el Señor Jesús ha confiado a la Iglesia y a cada creyente. Nuestra ayuda nos acerca para contribuir con la Iglesia más joven del continente Africano. La Iglesia misionera da lo que recibe, distribuye a los pobres lo que sus hijos más talentosos de bienes materiales generosamente ponen a su disposición, ‘porque Dios ama al que da con alegría… y Dios tiene poder para colmarlos de todos sus dones, a fin de que siempre tengan lo que les hace falta, y aún les sobre para hacer toda clase de buenas obras’”, concluyó.


Informes: (011) 4863-1357/4862-4136, correo electrónico comunicación@ompargentina.org.ar o en la página www.ompargentina.org.ar .+



04:47

Francisco concluye el 2013 con un Te Deum en agradecimiento por el año que termina




Ciudad del Vaticano (AICA): El último día del año 2013 concluye con una ceremonia en la basílica de San Pedro con el canto de las Vísperas por la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, la exposición del Santísimo Sacramento y el Tedeum en agradecimiento por la conclusión del año. La ceremonia concluirá con una visita que el papa Francisco hará al pesebre ubicado en la Plaza de San Pedro, partiendo en auto por el llamado Arco de las Campanas. El 1º de enero, a las 10, celebrará la misa en la basílica vaticana, con motivo de la solemnidad de santa María, Madre de Dios y de la 47ª Jornada Mundial de la Paz. El 3 de enero, el Pontífice hará una visita a la Iglesia del Jesús, de los padres jesuitas.

El último día del año 2013 concluye con una ceremonia en la basílica de San Pedro con el canto de las Vísperas por la Solemnidad de la Madre de Dios, la exposición del Santísimo Sacramento y el Tedeum en agradecimiento por la conclusión del año. La ceremonia concluirá con una visita que el papa Francisco hará al pesebre ubicado en la Plaza de San Pedro, partiendo en auto por el llamado Arco de las Campanas.

El miércoles 1 de enero, a las 10, Francisco celebrará su primera misa de 2014 en la basílica vaticana, con motivo de la solemnidad de Santa María, Madre de Dios, y de la XLVII Jornada Mundial de la Paz.


En el mensaje de la Jornada Mundial de la Paz el Papa concluye recordando como "la fraternidad necesita ser descubierta, amada, experimentada, anunciada y testimoniada. Pero solo el amor donado por Dios nos consiente recibir y vivir plenamente la fraternidad".


El 3 de enero, el Santo Padre visitará la iglesia del Jesús, templo principal de los padres jesuitas situado en el centro de Roma, en el que se encuentra el cuerpo de San Ignacio de Loyola y otros misioneros jesuitas como san Francisco Javier.


Mientras que el lunes 6 de enero, solemnidad de la Epifanía del Señor, el Pontífice presidirá la misa, a las 10, en la basílica de San Pedro. +



04:47


Los Ángeles (Estados Unidos) (AICA): Bajo el lema ¨Fuera de la Oscuridad¨, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), convocó a la Semana Nacional de la Migración del 5 al 11 de enero con el objetivo de generar mayor conciencia sobre la difícil situación que enfrentan los inmigrantes, especialmente los niños, los indocumentados, los refugiados y las víctimas del tráfico humano.

Bajo el lema "Fuera de la Oscuridad", la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), convocó a la Semana Nacional de la Migración del 5 al 11 de enero con el objetivo de generar mayor conciencia sobre la difícil situación que enfrentan los inmigrantes, especialmente los niños, los indocumentados, los refugiados y las víctimas del tráfico humano.

"Es nuestro llamado como Iglesia traer la luz de Cristo a estas personas, alejar la oscuridad, y ayudar para llevarlos, desde el margen de la sociedad, a su centro. Realizando esto se les brindará a los migrantes vulnerables espacios protegidos donde pueden renacer como seres humanos", expresan los obispos en un comunicado.


Para ello, indican, se requiere que la oración vaya acompañada por una presencia activa en la plaza pública para exigir lo que ellos más necesitan. "Dios es luz y nosotros, los cristianos, estamos llamados a reflejar esa luz en el mundo. Esto implica la invitación a otros a la comunión con la Iglesia, hablar contra la injusticia, y tratar de dar ejemplo con nuestra vida en Cristo", señalan.


"En cuanto al mensaje del Evangelio –se lee en el mensaje-, estamos advertidos contra el acaparamiento de los bienes de la tierra para nuestro propio placer, y se nos llamó a vender todo lo que tenemos y dar limosna, alimentar al pobre, visitar a los presos, dar de beber al sediento y recibir al extranjero. El extranjero puede venir en diversas formas, y en nuestro medio viene en forma de migrante".


En las próximas semanas, la conferencia episcopal pondrá a disposición una serie de recursos que reflejan el tema central de la Semana Nacional de la Migración. Por medio de estos recursos se podrá difundir el mensaje de la jornada en las parroquias y comunidades del país norteamericano. Esta iniciativa es promovida cada año por los Servicios de Migración y Refugiados, a cargo del arzobispo de Los Ángeles, monseñor José Gómez.+



04:47


Puerto Iguazú (Misiones) (AICA): El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Raúl Martorell, reflexionó en su homilía dominical sobre la Sagrada Familia de Nazaret. Destacó su sujeción a Dios y observó que en toda familia, cuando está presente primero Dios, “reina la caridad y el amor” y es posible entonces el amor, el perdón y la misericordia. El prelado animó a perseverar en el amor, el perdón y la misericordia.

El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Raúl Martorell, reflexionó en su homilía dominical sobre la Sagrada Familia de Nazaret. Destacó su sujeción a Dios y observó que en toda familia, cuando está presente primero Dios, “reina la caridad y el amor” y es posible entonces el amor, el perdón y la misericordia.

El obispo reflexionó sobre las dificultades que en toda familia se deben afrontar durante la vida, y valoró la actitud de José, María y Jesús. Destacó el trabajo, la oración y la honestidad que imperaba. También trajo a cuenta los sufrimientos que debieron padecer.


Monseñor Martorell explicó que la Sagrada Familia es modelo para toda la Iglesia. La familia, expresó, colabora en la obra de la salvación y de la dignificación de la sociedad y grandeza de la humanidad.


“Esta familia -continuó- está sujeta a Dios y le reconoce como Señor en su seno; allí se busca la voluntad de Dios y nada se quiere, ni se hace, sin su voluntad. El sufrimiento y las angustias de la vida son reconocidos con un sentido profundo de fe. Las más duras vicisitudes de la vida no turban la armonía del hogar. Saben de alguna manera que Dios está presente en ellas, porque ellos están enteramente entregados a Jesús como regalo de Dios y ellos se olvidarán de sí mismos, y sus vidas gravitarán alrededor de la vida de Jesús, asociados a su misión”.


El prelado aseveró que en toda familia en la que Dios está presente “no se olvidan los preceptos del Evangelio, reina la caridad y el amor, y los sufrimientos son asociados a los de Jesús en la Cruz.” Se ora en familia, se alaba a Dios y se le respeta sobre todas las cosas. Los hijos aman a sus padres y les obedecen, como Jesús vivió obediente a sus padres y así creció. Dios quiere que los padres sean honrados por sus hijos”, destacó.


Finalmente, el obispo de Puerto Iguazú animó a perseverar en el amor, el perdón y la misericordia.+


Texto completo de la homilía



17:19


Buenos Aires (AICA): El papa Francisco envió un mensaje para las familias de las víctimas de Cromañón, en el que alentó a renovar la esperanza y aseguró que ¨las heridas duelen y más todavía cuando no se tratan con ternura¨ y no pueden ¨esconderse ni ocultarse¨. El mensaje fue leído esta noche en la catedral metropolitana de Buenos Aires por el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, quien acompañó espiritualmente a las familias desde el momento de la tragedia del 30 de diciembre de 2004 en un local de Once, en el que murieron 194 personas, en su mayoría jóvenes seguidores de la banda de rock Callejeros. ¨Las heridas duelen y más todavía cuando no se tratan con ternura. Mirando a Jesús niño, toda ternura, pido para con todos ellos esta actitud: que sepamos tratar con cuidado y ternura todas las heridas. Están allí: no es posible esconderlas ni negarlas. Sólo una tierna caricia desde nuestro corazón, con silencio y respeto, puede aliviar¨, subrayó en medio de aplausos.

El papa Francisco envió un mensaje para las familias de las víctimas de Cromañón, en el que alentó a renovar la esperanza y aseguró que "las heridas duelen y más todavía cuando no se tratan con ternura" y no pueden "esconderse ni ocultarse".

El mensaje fue leído esta noche en la catedral metropolitana de Buenos Aires por el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, quien acompañó espiritualmente a las familias desde el momento de la tragedia del 30 de diciembre de 2004 en un local de Once, en el que murieron 194 personas, en su mayoría jóvenes seguidores de la banda de rock Callejeros.


"Las heridas duelen y más todavía cuando no se tratan con ternura. Mirando a Jesús niño, toda ternura, pido para con todos ellos esta actitud: que sepamos tratar con cuidado y ternura todas las heridas. Están allí: no es posible esconderlas ni negarlas. Sólo una tierna caricia desde nuestro corazón, con silencio y respeto, puede aliviar", subrayó en medio de aplausos.


"No puedo olvidar a los chicos de Cromañón, a sus padres y a sus familiares" de las 194 víctimas, dijo el Papa y pidió a monseñor Lozano que les haga llegar su "recuerdo y cercanía".


En el marco de la eucaristía, los familiares acercaron al altar 194 velas al altar, una por cada una de las víctimas mortales del incendio.


Inmediatamente después de la tragedia, las iglesias fueron las primeras en reaccionar en forma institucional frente a quienes exigían respuestas y buscaban consuelo.


El siniestro, según denunciaron en los días siguientes, puso al descubierto la corrupción, impericia y omisiones del poder político de la ciudad.


Algunas horas después del hecho, el entonces papa Juan Pablo II envió un telegrama en el que expresó su "profundo pesar" por las numerosas muertes jóvenes.


En la madrugada del 31 de diciembre de 2004, Bergoglio, hoy papa Francisco, visitó a heridos en hospitales y cada tanto presidió misas durante el aniversario.


Bergoglio también expresó su cercanía con el líder de Callejeros, Patricio Fontanet, a quien escribió en varias oportunidades o llamó al penal de Ezeiza, aún después de ser proclamado Papa.


Texto del mensaje

"En estos días en que se renueva la esperanza no puedo olvidar a los chicos de Cromañón, a sus padres y a sus familiares. Sé que vos estás muy cercano a ellos y por eso te pido que les hagas llegar mi recuerdo y mi cercanía.


"Las heridas duelen y más todavía cuando no se tratan con ternura. Mirando a Jesús niño, todo ternura, pido para con todos ellos esta actitud: que sepamos tratar con cuidado y ternura todas las heridas. Están allí: no es posible esconderlas ni negarlas. Sólo una tierna caricia desde nuestro corazón, con silencio y respeto puede aliviar.


"Y como la máximo ternura es la de Dios pidámosle a Él que a cada uno les acerque su consuelo cálido de padre y nos enseñe a todos a no quedarnos solos sino a seguir buscando la compañía de los hermanos". "A vos y a ellos les deseo una santa Navidad. Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide.


"Y, por favor, no se olviden de rezar por mí".



13:48


Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): El obispo de Avellanda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, animó a recuperar los valores de la familia y destacó los signos que deja a la humanidad la Sagrada Familia de Nazaret, “principal célula de la sociedad y de la Iglesia”. Animó a responder a las problemáticas y desafíos pastorales con “la novedad del amor”, la conversión del corazón, la santidad de vida, la fidelidad y la entrega.

El obispo de Avellanda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, animó a recuperar los valores de la familia en un mensaje radial emitido el fin de semana por señales del conurbano bonaerense y la capital federal. El prelado destacó los signos que deja a la humanidad la Sagrada Familia de Nazaret, “principal célula de la sociedad y de la Iglesia”.

Monseñor Frassia recordó que en la familia se gestan los valores como la participación, la libertad, la responsabilidad, aunque también que hay “tristezas y deterioros”, que provienen de una visión consumista, materialista y hedonista. El prelado apuntó sobre la “actitud permisiva de los padres”, que aunque presentes muchas veces, “están ausentes en la vida de los hijos”.


“El cambio de cultura es enorme –observó-. La crisis de la civilización está expresada en el cambio de cultura. Del mundo real al mundo cibernético; del mundo cibernético al mundo de la imagen; del mundo de la imagen al mundo virtual; a vivir el ‘sólo por hoy’, a vivir cosas de poco interés. Esto manifiesta que hay que recuperar valores que no debe considerarlos perdidos.


Monseñor Frassia recordó la convocatoria del Papa al próximo sínodo extraordinario de la Familia, por realizarse en octubre de 2014, y animó a responder a las problemáticas y desafíos pastorales con “la novedad del amor”, la conversión del corazón, la santidad de vida, la fidelidad y la entrega.


“Recordemos que la familia sigue siendo lo central de nuestra sociedad y es anterior al Estado. El Estado debe ser custodio de la familia. Lamentablemente hay leyes que son adversas y van en contra de la familia. Que la Sagrada Familia nos ayude a recuperar los valores que tenemos que vivir, que hemos recibido y quiera Dios que podamos decir ‘que supimos conseguir’, y no permitamos que se pierdan del horizonte de nuestras familias, de la Iglesia y de nuestra patria”, concluyó.+


Texto completo de la alocución



13:48


La Plata (Buenos Aires) (AICA): En su reflexión televisiva semanal en el programa Claves para un Mundo Mejor por el canal América TV, el arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, comentó el mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebrará el 1° de enero de 2014, titulado “La fraternidad, fundamento y camino para la paz”. El arzobispo destacó que el Papa indica que “el corazón de todo hombre y de toda mujer alberga en su interior el deseo de una vida plena, de la que forma parte un anhelo indeleble de fraternidad que nos invita a la comunión con los otros, en los que encontramos no enemigos o contrincantes sino hermanos a los que acoger y querer”.

En su reflexión televisiva semanal efectuada en el programa Claves para un Mundo Mejor por el canal América TV, el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, comentó el mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebrará el 1° de enero de 2014, titulado “La fraternidad, fundamento y camino para la paz”.

El arzobispo destacó que el Papa indica que “el corazón de todo hombre y de toda mujer alberga en su interior el deseo de una vida plena, de la que forma parte un anhelo indeleble de fraternidad que nos invita a la comunión con los otros, en los que encontramos no enemigos o contrincantes sino hermanos a los que acoger y querer”.


El prelado platense consideró que “la palabra clave de este mensaje del papa Francisco es fraternidad. Si no he contado mal, esta palabra aparece 41 o 42 veces, sin mencionar otros términos sinónimos, expresiones también que tienen que ver con la hermandad entre los seres humanos”.


Al respecto señaló que “el Papa hace notar la importancia fundamental de la fraternidad para la actividad humana en el mundo, para el desarrollo de la historia humana y, también es importante señalar, el fundamento teológico referido a la fe porque el mensaje va dirigido a todo el mundo pero de una manera muy especial a nosotros”.


Agregó que es importante que el Papa haga “referencia a la paternidad de Dios” que “se refiere al amor concreto de Dios por cada una de sus creaturas humanas”. Así como que “la referencia a la muerte y a la resurrección de Cristo tiene que ver con la creación de una nueva humanidad que debe ser fraterna: somos hermanos los unos de los otros. De aquí el papa Francisco saca una cantidad de consecuencias respecto de la economía, de la justicia social, de la paz, de la carrera armamentista, del cuidado del medio ambiente”.


De inmediato trasladó esto a la realidad nacional afirmando que “podríamos aplicar este llamado a la fraternidad, este recuerdo del valor fundamental de la fraternidad, a lo que pasa en la Argentina y a lo que ha pasado atávicamente en la Argentina porque en nuestra historia hay una inclinación permanente a la discordia, a considerarnos siempre contrincantes o enemigos”.


“Nosotros también somos hijos de Dios y creo que al comenzar un nuevo año tendríamos que reflexionar sobre esto: ¿Cómo hacer para que en la Argentina comience a insinuarse la fraternidad que nos una a todos? No solo como hijos de Dios sino también como habitantes de esta tierra, como depositarios de una historia y como protagonistas de un futuro que si lo encaráramos fraternalmente seguro que va a ser mucho mejor”.+


Texto completo de la alocución



11:36


Ciudad del Vaticano (AICA): La intención general del apostolado de la oración del Santo Padre para el mes de enero de 2014 es: “Para que se promueva un desarrollo económico auténtico, respetuoso de la dignidad de todas las personas y todos los pueblos”. Su intención evangelizadora es: “Para que los cristianos de las distintas confesiones caminen hacia la unidad deseada por Cristo”.

La intención general del apostolado de la oración del Santo Padre para el mes de enero de 2014 es: “Para que se promueva un desarrollo económico auténtico, respetuoso de la dignidad de todas las personas y todos los pueblos”.

Su intención evangelizadora es: “Para que los cristianos de las distintas confesiones caminen hacia la unidad deseada por Cristo”.+



09:53


Ciudad del Vaticano (AICA): Este domingo 29 de diciembre, Fiesta de la Sagrada Familia, el Santo Padre, después del rezo del Ángelus, recordó que el próximo Sínodo de los Obispos afrontará el tema de la familia y que la fase preparatoria ya se inició desde hace algún tiempo. Por ello, en esta Fiesta de la Sagrada Familia, el Santo Padre quiso encomendar a Jesús, María y José, este trabajo sinodal, rezando por las familias de todo el mundo. E invitó a todos a unirse espiritualmente a él en la oración que pronunció.

Este domingo 29 de diciembre, Fiesta de la Sagrada Familia, el Santo Padre, después del rezo del Ángelus, recordó que el próximo Sínodo de los Obispos afrontará el tema de la familia y que la fase preparatoria ya se inició desde hace algún tiempo. Por ello, en esta Fiesta de la Sagrada Familia, el Santo Padre quiso encomendar a Jesús, María y José, este trabajo sinodal, rezando por las familias de todo el mundo. E invitó a todos a unirse espiritualmente a él en la oración que pronunció.

El Papa, además, dirigió un saludo especial a todas las personas conectadas con este rezo en la Plaza de San Pedro: desde Nazaret, en la basílica de la Anunciación, presidida por monseñor Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos; desde Barcelona, en la basílica de la Sagrada Familia, con la presencia del presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vincenzo Paglia; desde Loreto, en la basílica santuario de la Santa Casa, presidida por el delegado pontificio monseñor Giovanni Tonucci.


Saludo que extendió a todas aquellas personas que en varias partes del mundo se han reunido para otras celebraciones dedicadas a la familia, como en Madrid.


Oración del Papa Francisco a la Sagrada Familia

Jesús, María y José,

en ustedes contemplamos

el esplendor del amor verdadero,

a ustedes nos dirigimos con confianza.

Sagrada Familia de Nazaret,

haz que también nuestras familias

sean lugares de comunión y cenáculos de oración,

auténticas escuelas del Evangelio

y pequeñas Iglesias domésticas.

Sagrada Familia de Nazaret,

que nunca más en las familias se vivan experiencias

de violencia, cerrazón y división:

que todo el que haya sido herido o escandalizado

conozca pronto el consuelo y la sanación.

Sagrada Familia de Nazaret,

que el próximo Sínodo de los Obispos

pueda despertar en todos la conciencia

del carácter sagrado e inviolable de la familia,

su belleza en el proyecto de Dios.

Jesús, María y José,

escuchen y atiendan nuestra súplica. Amén.+



08:37

El ámbito académico se compromete a trabajar contra las drogas y el narcotráfico




Santiago del Estero (AICA): Autoridades de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE) se adhirieron a la firma del Acta Compromiso para la lucha contra la Droga y el Narcotráfico, iniciativa que está llevando adelante el obispado de Santiago del Estero. Los firmantes del documento afirmaron compartir la preocupación por el crecimiento del narcotráfico en el país, reconocen su instalación en los barrios y advierten el grave daño que provoca en el tejido social, en especial entre las personas de menos recursos. A comienzos de mes suscribió la iniciativa la gobernadora Claudia Ledesma de Zamora.

Autoridades de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE) se adhirieron a la firma del Acta Compromiso para la lucha contra la Droga y el Narcotráfico, iniciativa que está llevando adelante el obispado de Santiago del Estero.

Las autoridades académicas fueron recibidas por el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Ariel Torrado Mosconi, quien agradeció el interés y el compromiso puesto de manifiesto para trabajar cada uno desde el lugar que ocupa, para luchar contra un flagelo que está hiriendo en especial a los jóvenes y adolescentes de nuestra sociedad.


Por su parte, la rectora de la UNSE, Natividad Nasif, resaltó la voluntad que esta institución de estudios superiores tiene para encontrar diferentes alternativas que ayuden tanto a la prevención como a la inserción social de quienes se encuentran transitando una instancia de recuperación de la drogadependencia.


Los firmantes del documento afirmaron compartir la preocupación por el crecimiento del narcotráfico en el país, reconocen su instalación en los barrios y advierten el grave daño que provoca en el tejido social, en especial entre las personas de menos recursos. A comienzos de mes suscribió la iniciativa la gobernadora Claudia Ledesma de Zamora, entre otros referentes políticos y sociales.


Asimismo, alertan por la expansión de las drogas sintéticas que se distribuyen en espacios festivos y observan que aquellos que “miran para otro lado” o “se lavan las manos” son funcionales y cómplices en la destrucción de las nuevas generaciones.


Los representantes reconocen la “ardua tarea” que desarrolla la Iglesia instrumentando en las diócesis la pastoral de prevención de adicciones y promoviendo la contención de familias y sostienen que la Argentina está corriendo el riesgo de pasar a una situación de difícil retorno.


El documento concluye con la promesa de mancomunar esfuerzos para erradicar la droga y el narcotráfico: “Nos comprometemos a trabajar en forma efectiva, tomando las medidas urgentes que sean necesarias, colaborando en toda iniciativa, campaña, programa o proyecto, utilizando los medios posibles y proponiendo prácticas para erradicar el drama de la droga y el narcotráfico en nuestra provincia”.+



08:06


Cambaceres (Buenos Aires) (AICA): El obispo auxiliar de La Plata, monseñor Nicolás Baisi, presidió las primeras fiestas patronales de la parroquia Santos Mártires Inocentes, fundada por el arzobispo platense, monseñor Héctor Aguer, el 9 de febrero de 2013, al cabo de una Misión Juvenil Arquidiocesana. La nueva parroquia está ubicada en la calle Quintana entre Bolivia y Contarelli, en el barrio obrero ¨5 de Mayo¨, de Ensenada, y de otros nuevos barrios que están surgiendo por la inmigración de distintas provincias y de países limítrofes.

El obispo auxiliar de La Plata, monseñor Nicolás Baisi, presidió las primeras fiestas patronales de la parroquia Santos Mártires Inocentes, fundada por el arzobispo platense, monseñor Héctor Aguer, el 9 de febrero de 2013, al cabo de una Misión Juvenil Arquidiocesana. Concelebraron la Santa Misa el administrador parroquial, presbítero Cristian Viña, y el párroco de Nuestra Señora de la Merced, de Ensenada, el padre Julián Gordo SDB.

En su homilía, monseñor Baisi puso de relieve los esfuerzos por la construcción del templo físico -en plena obra- y, sobre todo, del templo espiritual. Y llamó a trabajar, con renovado esfuerzo, por "una nueva cultura de la Vida, ante tantos Herodes contemporáneos, en los gobiernos, en los medios de comunicación, y otros ámbitos, que les han declarado la guerra a los niños por nacer".


Antes de la bendición final se rezó la "Oración a los Santos Mártires Inocentes", escrita por monseñor Aguer. Contiene una súplica por todos aquellos hombres y mujeres, de todas las edades, que ven sus vidas amenazadas. Luego de la misa tuvo lugar un ágape fraterno, y a continuación, sacerdotes, seminaristas, monaguillos y otros fieles laicos disputaron un partido de fútbol "Por la Vida y por la Paz".


La jornada se cerró con el festival artístico "Recuperemos la Inocencia, por la Vida y la Familia", en el que participaron seminaristas y diversos conjuntos de música cristiana y folclórica, además de magos. Se destacó la actuación de los reconocidos grupos Filocalia y Los de San Esteban. El conmovedor cierre estuvo a cargo de miembros de Los Colorados que, junto con sus niños, entonaron villancicos.


La nueva parroquia está ubicada en la calle Quintana entre Bolivia y Contarelli, en el barrio obrero "5 de Mayo", de Ensenada, y de otros nuevos barrios que están surgiendo por la inmigración de distintas provincias y de países limítrofes.+



Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets