2020

Mons. Scozzina: Redescubrir el sentido de la limosna

San Ramón de la Nueva Orán (Salta) (AICA): El obispo de Orán, monseñor Luis Antonio Scozzina OFM, envió su mensaje de Cuaresma a la comunidad diocesana en el que recordó la situación de la Iglesia local, “atravesada por profundas heridas y situaciones de dolor y de cruz”, y llamó a “redescubrir el sentido de la limosna como apertura y acogida del otro”.
El obispo de Orán, monseñor Luis Antonio Scozzina OFM, envió su mensaje de Cuaresma a la comunidad diocesana, guiado por el mensaje que publicó el papa Francisco: “En nombre de Cristo les pedimos que se reconcilien con Dios”.

La Cuaresma es un tiempo “de escucha y de discernimiento, tiempo de volver nuestro corazón al Misterio Pascual de Cristo muerto y resucitado”, comenzó diciendo el obispo: “Volver a centrar nuestra mirada en el camino de Jesús y de confiarnos en la misericordia del Padre”.

Haciendo referencia la Iglesia local, el prelado indicó que “vive atravesada por profundas heridas y situaciones de dolor y de cruz”, y recordó “el clamor que brota de tantas familias sin la posibilidad de un desarrollo digno para sus hijos; el clamor de los niños y niñas que mueren en condiciones de desnutrición y por la falta de cuidado de los distintos organismos y administraciones del Estado; el clamor de las comunidades originarias que no tienen las condiciones mínimas para un desarrollo humano que les garantice la salud y el crecimiento armónico e integral”.

Es decir, “una realidad de pecado estructural y social que clama al Dios de la misericordia por el atropello sufrido a los territorios y a sus pobladores originarios”. Asimismo, citó el documento postsinodal Querida Amazonía para recordar que “la escucha del clamor de la tierra y el grito de los pobres y de los pueblos con los que caminamos nos llama a una verdadera conversión integral, con una vida simple y sobria”.

Por eso, dijo que la Cuaresma es para “contemplar el rostro de Cristo”, “un camino espiritual que nos lleve a la contemplación del rostro sufriente de Cristo, en una acogida misericordiosa de nuestros hermanos heridos y agobiados por tantas circunstancias de sufrimiento”.

“Necesitamos redescubrir el sentido de la limosna como apertura y acogida del otro, del ‘extraño’. Abrir el corazón, manifestar la ternura de Dios con nuestra generosidad en el compartir los bienes solidariamente con los más carenciados”, añadió seguidamente.

Finalmente, en el Año Mariano Nacional, rogó a María que “nos enseñe a estar atentos a los signos de Dios; nos conceda vivir como discípulos para escuchar, acoger y acompañar a los hermanos”.+

Let's block ads! (Why?)

Recordarán al Card. Quarracino a 22 años de su muerte

Buenos Aires (AICA): Hoy, 28 de febrero, se cumplen 22 años del fallecimiento del Card. Antonio Quarracino, décimo arzobispo y vigésimo quinto diocesano de la sede episcopal porteña. Será recordado con una misa por su eterno descanso en la catedral primada de Buenos Aires, el próximo domingo 1º de marzo a las 11.30.
Hoy, 28 de febrero, se cumplen 22 años del fallecimiento del cardenal Antonio Quarracino, décimo arzobispo y vigésimo quinto diocesano de la sede episcopal porteña. Será recordado con una misa, presidida por monseñor Juaquín Sucunza, por su eterno descanso en la catedral primada de Buenos Aires, el próximo domingo 1º de marzo a las 11.30.

El anuncio del homenaje del arzobispado de Buenos Aires al último de los arzobispos de Buenos Aires difunto y antecesor en esta sede de Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco, está acompañado por esta oración: “Señor, te encomendamos a nuestro obispo Antonio, que aunque él está muerto ante nosotros, sin embargo vive en tu presencia. Por tu inmensa bondad recíbelo en tu casa para que pueda gozar eternamente de la vida”.+

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): En el primer domingo de Cuaresma, Orbe 21 transmitirá la celebración de la Eucaristía por radio y televisión. Presidirá “Nuestra Misa” el obispo auxiliar y vicario general de la arquidiócesis de Buenos Aires, monseñor Joaquín Mariano Sucunza.
En el inicio del tiempo de Cuaresma, tiempo para meditar y orar, tiempo de conversión, de volver sobre nuestros pasos y emprender de nuevo el camino de Dios a través de la oración, el ayuno y la caridad, Orbe 21 transmitirá la celebración de la Eucaristía dominical por radio y televisión.

Preside “Nuestra Misa” monseñor Joaquín Mariano Sucunza, obispo auxiliar y vicario general de la arquidiócesis de Buenos Aires.

Además de la ya tradicional misa que desde hace más de 50 años transmite la TV Pública los domingos a las 9 de la mañana, seguida por miles de fieles, canal Orbe 21 transmite por canal 427 de Cablevisión digital; canal 21.2 de la televisión digital terrestre y Streaming; canal 709 en Telecentro digital; canal 351 en Directv; o por internet en www.canalorbe21.com y su canal de YouTube. La radio Pan y Trabajo FM 107.1 también retransmitirá la celebración.

La transmisión será por Cablevisión digital, canal 21.2 de televisión terrestre y streaming, y por la web el sábado a las 20 y el domingo a las 8 y a las 19. Por Telecentro digital y Directv el sábado a las 16 y a las 20; y el domingo a las 4, a las 15 y a las 19.

Por radio, la misa será transmitida en Radio Pan y Trabajo (FM 107.1) el domingo a las 9; por Radio Nacional (AM 870) el domingo a las 7; por Radio Corazón, de Paraná (FM 104.1) el sábado a las 19, y el domingo a las 8 y a las 19; por Radio Magna, de Comodoro Rivadavia (FM 97.9), el domingo a las 14 y a las 20; y por la nueva FM Brasilera, de Entre Ríos (FM 106.7), el domingo a las 7.

Para más información, consulte www.canalorbe21.com.+

Let's block ads! (Why?)

Río Gallegos (Santa Cruz) (AICA): En el marco de los preparativos para la celebración de los 500 años de la primera misa en territorio argentino, se llevaron a cabo en el obispado de Río Gallegos varias reuniones de las comisiones de trabajo. Participaron referentes del gobierno de Santa Cruz, del municipio de Puerto San Julián, el obispo, monseñor Jorge García Cuerva, y el presbítero Máximo Jurcinovic, responsable de Prensa y Comunicación de la Conferencia Episcopal Argentina.
En el marco de los preparativos para la celebración de los 500 años de la primera misa en territorio argentino, se llevaron a cabo en el obispado de Río Gallegos varias reuniones de las comisiones de trabajo.

Participaron referentes del gobierno de Santa Cruz, del municipio de Puerto San Julián, el obispo, monseñor Jorge García Cuerva, y el presbítero Máximo Jurcinovic, responsable de Prensa y Comunicación de la Conferencia Episcopal Argentina, que colabora con la prensa y difusión de este acontecimiento a nivel nacional.

Las nueve comisiones diocesanas que participan de la organización de este aniversario, brindaron detalles sobre la definición del Espacio Joven, del Espacio Cultural, horarios, logística, protocolo, actos y recursos. También se informó sobre las delegaciones que confirmaron su participación. Junto con el Cardenal Sturla, enviado especial del papa Francisco, concelebrarán obispos y sacerdotes de la Argentina.

Al finalizar las reuniones, el presbítero Jurcinovic expresó: “Me impactó muy positivamente todo el camino de organización que está haciendo la diócesis de Río Gallegos para poder celebrar, no sólo con la Iglesia, sino con todo el pueblo que se va a unir a esta conmemoración de los 500 años de la primera misa en territorio argentino”.

“Es muy gratificante ver cómo este momento de la vida de la Iglesia de Río Gallegos está sirviendo para un encuentro profundo con las culturas y con las realidades de la provincia, y eso es algo para destacar y comunicar. En todas las reuniones en que participé, he visto una Iglesia que está trabajando junto con todos los actores de la sociedad para esto. Se ve una Iglesia en diálogo para poder expresar algo que hoy puede servir para la unidad de los argentinos, como es esta celebración que va a ocurrir el 1º de abril en San Julián”.

"“Les renuevo el pedido de que sigan comunicando a toda la gente lo que se va a celebrar en San Julián. Sigamos la idea que el obispo del lugar manifestó con tanta firmeza: Esto nos tiene que recordar ‘que la mesa de la Eucaristía es una mesa para todos’, una mesa que nos hermana, es una mesa en la que nos encontramos”".

“Esto que vamos a celebrar en San Julián nos puede servir a todos los argentinos para renovar nuestro deseo de unidad, para renovar el deseo de sentarnos todos a la misma mesa”, consideró.

Más información: https://primeramisaargentina.wixsite.com/1abril1520. Redes sociales: Facebook: @500primeramisaargentina. Instagram: @500primeramisaargentina. Twitter: @500primeramisa1.+

Let's block ads! (Why?)

Moreno (Buenos Aires) (AICA): “En un gesto cuaresmal, renovemos nuestro sí a la vida y a la mujer”, es el llamado de los obispos de Merlo-Moreno para el tiempo de preparación hacia la Pascua. En una carta dirigida a los fieles, los convocaron a participar de la misa que se celebrará el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en la basílica Nuestra Señora de Luján.
El obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, junto con su auxiliar, monseñor Oscar Miñarro, y el vicario general de la diócesis, presbítero Fabián Sáenz, enviaron una carta a los fieles de la diócesis en ocasión del comienzo del tiempo de Cuaresma.

Con el título “En un gesto cuaresmal, renovemos nuestro sí a la vida y a la mujer”, destacaron el llamado de la Iglesia argentina a “estar unidos al anhelo por la dignidad de los derechos de la mujer y a sus justos reclamos, en concordancia con el ‘Día Internacional de la Mujer’”. En ese sentido, se centraron en “el gran ejemplo de genio femenino que es la Madre de Jesús y Madre Nuestra: la Virgen María”.

“Coincidentemente con el acontecimiento, es que se convoca a reunirnos en la casa de la mamá de todos los argentinos, el santuario de Nuestra Señora de Luján en esa ciudad bonaerense a la que el pueblo considera ‘la capital de la fe’. La invitación es a que el domingo 8 de marzo nos juntemos en Luján, el lugar que Dios y su pueblo han elegido para encontrarse. Es una opción por el Dios de la Vida”, afirmaron.

“El Señor, respetuoso de nuestra libertad, nos hace la propuesta y nos deja elegir. Si elegimos la vida, nos manifestamos siempre a favor de ella, y comprometemos todos nuestros esfuerzos en cuidarla y promoverla como el mayor bien que recibimos”, recordaron, citando a la Comisión Episcopal de Laicos y Familia.

“El clamor por la vida y por la dignidad de la mujer nos llama a comprometernos a que nuestros pueblos en Jesús tengan vida. Esa es la conclusión cuaresmal para los tiempos que corren: la misma defensa de la vida que nos lleva a cuidar de los niños no-nacidos, se debe convertir en la lucha en favor de los pobres, de los indefensos, de los vulnerables. Toda vida es sagrada, vale toda vida”, sostuvieron.

Recordando las palabras del papa Francisco en la exhortación apostólica sobre la santidad, señalaron: “La defensa del inocente que no ha nacido, debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada y lo exige el amor a cada persona más allá de su desarrollo. Pero igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria, el abandono, la postergación, la trata de personas, la eutanasia encubierta, los enfermos y ancianos privados de atención, las nuevas formas de esclavitud y toda forma de descarte”.

“¿Por qué algunas cosas de las expresadas son “sí” y otras “no”? ¿No será que se nos quiere esclavizar culturalmente y hacernos pensar que el ser humano no es imagen y semejanza de Dios?”, plantearon.

“Esta carta e invitación a Luján es un llamado a la oración como pueblo. Es una apertura personal y pluralista, busca el bien de todos sin marginar ni excluir a nadie. En la Iglesia siempre y, en particular, desde que las mujeres fueron los primeros testigos de la resurrección del Señor, ellas tienen su lugar y protagonismo”, afirmaron.

“Le pedimos a María, en el Año Mariano 2020, que nos acompañe, ilumine e interceda; para que, junto a hombres y mujeres de buena voluntad, contemplemos, cuidemos y promovamos la belleza de toda vida y la dignidad de cada mujer”, concluyeron.+

Let's block ads! (Why?)

Mons. Martínez: “Seremos creíbles si nos reconocemos como hermanos”

Posadas (Misiones) (AICA): “Seremos creíbles si nos reconocemos como hermanos”, se titula el mensaje para la Cuaresma 2020 del obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, en el que anima a la comunidad diocesana a ejercitar la caridad en favor de los hermanos más necesitados de la región.
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, envió una carta pastoral con motivo del comienzo de la Cuaresma 2020, que tituló: “Seremos creíbles si nos reconocemos como hermanos”. Con tres apartados dedicados a la unidad, la comunidad y la caridad, el prelado se dirigió a la comunidad diocesana.

Al comenzar, monseñor Martínez menciona al tiempo cuaresmal como “un tiempo de gracia y penitencia que nos prepara a vivir más intensamente el misterio central de nuestra fe que es la Pascua”. El misterio del amor de Dios, “un Dios cercano que se hizo hombre, de Jesucristo el Señor que por nosotros murió y resucitó”.

El prelado guio la carta con el texto evangélico de San Juan: “Que todos sean uno, como Tú, Padre, estás en mí y yo en ti. Que también ellos estén en nosotros para que el mundo crea que Tú me enviaste”, a fin de animar a la comunidad a poder “reconocer al otro como hermano”.

En el primer punto, titulado “Que sean uno”, recuerda que “el fundamento último del amor humano está dado en el mismo amor trinitario”. En este sentido, la unidad, es “causa de credibilidad del anuncio, de nuestra acción evangelizadora”.

Luego, el segundo punto se refiere a “El escándalo de la división”, es decir, lo que sucede naturalmente en los contextos sociales. “Nuestro tiempo está fuertemente ensombrecido por el secularismo y el materialismo que con frecuencia nos llevan al odio, a la violencia, a dañarnos los unos a los otros, o, nos impulsa a uno de los peores flagelos actuales: la indiferencia”, detalla.

Y anima a “convertirnos y revisar aquello que cada uno puede hacer para no aumentar el daño ecológico al planeta y el daño ecológico humano desde nuestro estilo de vida”; a hacer un “examen de conciencia concreto sobre si reconocemos a los otros como nuestros hermanos”.

Finalmente, “Ejercitarnos en la caridad”, es el camino que debemos seguir en el tiempo cuaresmal, “un tiempo para volver a Dios”. Monseñor Martínez aprovechó para hacer referencia a la “Colecta del 1%” que se realiza cada año en la diócesis, en favor de los hermanos más necesitados de la región, “para ayudar a mejorar viviendas precarias, a construir viviendas en situaciones de emergencia, a agregar alguna habitación o bien, a realizar y mejorar baños y letrinas”, detalló.

“Este tiempo cuaresmal nos ayudará a revisarnos desde el amor que Dios nos tiene, con la certeza de que, si volvemos a Él, nos recibirá con un abrazo de Padre como al hijo pródigo. Esta experiencia es Pascual, es la que nos impulsa a ser puentes del amor de Dios y a salir de nosotros mismos e ir hacia todos, especialmente hacia los más necesitados como testigos de la Pascua y de la esperanza”, dijo el obispo de Posadas al concluir su carta pastoral.+

Let's block ads! (Why?)

Mons. García animó a los jóvenes a leer el Evangelio del día

San Justo (Buenos Aires) (AICA): El obispo de San Justo y asesor general de la Acción Católica Argentina, monseñor Eduardo García, envió un video mensaje con motivo del inicio de la Cuaresma, “ese tiempo tan lindo en el cual nos preparamos para la victoria definitiva de Jesús sobre la muerte, sobre el pecado: nuestra fiesta”.
El obispo de San Justo y asesor general de la Acción Católica Argentina, monseñor Eduardo García, envió un video mensaje con motivo del inicio de la Cuaresma.

La definió como un tiempo “lindo”, en el cual nos preparamos “para la victoria definitiva de Jesús sobre la muerte, sobre el pecado. Es nuestra fiesta, fiesta del corazón y el sentido más grande de nuestra fe: Jesús vencedor”. Por eso, animó a los jóvenes a sumarse al camino del Jesús que vence.

Luego recordó las tres cosas fundamentales que la Iglesia recomienda en este tiempo: ayuno, penitencia y oración. Se preguntó: “¿Ayunar de qué? De todo lo que nos separa de Dios. ¿Arrepentirnos de qué? De lo que no nos ayuda a ser verdaderamente discípulos y misioneros. ¿Rezar para qué? Para encontrarnos más fuerte con Jesús”.

Monseñor García invitó a los integrantes de la Acción Católica a rezar “para descubrir qué cosas Jesús quiere que cambies y ayunes en tu corazón; para que puedas descubrir de qué cosas tenés que arrepentirte para cambiar y ser mejor; para estar con Jesús y disfrutar y gozar de su presencia”.

Al recordar el ritual de la imposición de cenizas, mencionó: “Nos van a decir: ‘Convertite y creé en el Evangelio’, en el Evangelio de cada día”. Entonces, dejó a los jóvenes “un consejito”: “Cada día trata de leer lo que Jesús te dice en el Evangelio. Hay muchas ‘apps’ en las que aparecen las lecturas de cada día. Leé, rezá y descubrí qué es lo que Dios te va pidiendo”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

Ciudad del Vaticano (AICA): A un año de la reunión “La protección de los menores en la Iglesia”, que se desarrolló en el Vaticano del 21 al 24 de febrero de 2019, la Santa Sede brindó detalles sobre el grupo de trabajo operativo para ayudar a las conferencias episcopales a preparar y actualizar las directrices sobre la protección de los menores.
Al culminar la reunión "La protección de los menores en la Iglesia", celebrada en el Vaticano del 21 al 24 de febrero de 2019, el papa Francisco propuso la creación de un grupo de trabajo operativo para ayudar a las conferencias episcopales a preparar y actualizar las directrices sobre la protección de los menores.

A un año del anuncio del proyecto, la Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó detalles sobre el grupo de trabajo. En un comunicado informan que el Santo Padre ordenó que:

1.Supervisará el grupo de trabajo monseñor Edgar Peña Parra, suplente de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado junto con los cardenales Oswald Gracias, arzobispo de Bombay, Blase Joseph Cupich, arzobispo de Chicago, monseñor Charles Jude Scicluna, arzobispo de Malta y secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el padre Hans Zollner SJ, decano del Instituto de Psicología de la Pontificia Universidad Gregoriana y miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores.

2. El grupo de trabajo asistirá a las Conferencias Episcopales, a los Institutos Religiosos y a las Sociedades de Vida Apostólica; a petición de éstos, en la preparación y actualización de las directrices sobre la protección de los menores, de acuerdo con las orientaciones emitidas por la Congregación para la Doctrina de la Fe, así como con las disposiciones de la legislación canónica vigente sobre el abuso y, en particular, con el Motu proprio "Vos estis lux mundi" del 7 de mayo de 2019.

3. La preparación de las directrices seguirá siendo competencia y responsabilidad de las respectivas Conferencias Episcopales, Institutos Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica;

4. El grupo de trabajo durará dos años, comenzando el 24 de febrero de 2020. Está compuesto por un coordinador, el doctor Andrew Azzopardi, jefe de la Comisión de Salvaguarda para la protección de menores y adultos vulnerables de la provincia eclesiástica de Malta, y algunos expertos en derecho canónico de diferentes nacionalidades;

5. El coordinador informará trimestralmente sobre las actividades realizadas por el grupo de trabajo al sustituto de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado;

6. Las actividades del grupo de trabajo cuentan con el apoyo de un fondo especial formado por benefactores;

7. Las solicitudes de asistencia de las conferencias episcopales, los Institutos Religiosos y las Sociedades de Vida Apostólica pueden enviarse a la dirección de correo electrónico apropiada (taskforce@org.va).+

Let's block ads! (Why?)

Corrientes (AICA): Con el inicio, el Miércoles de Ceniza, de la Cuaresma, la Iglesia propone que nos internemos en el drama humano de las tentaciones, expresa en su propuesta homilética para el Primer Domingo de Cuaresma, el arzobispo emérito de Corrientes, Mons. Domingo Castagna, ya que la tentación constituye una disyuntiva ante la que se encuentra todo hombre peregrino en el tiempo.
Con el inicio, el Miércoles de Ceniza, de la Cuaresma, la Iglesia propone que nos internemos en el drama humano de las tentaciones, expresa en su propuesta homilética para el Primer Domingo de Cuaresma, el arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, ya que la tentación constituye una disyuntiva ante la que se encuentra todo hombre peregrino en el tiempo.

"Necesariamente -explica el prelado correntino- todos debemos comprometer la libertad en una opción entre el bien y el mal, entre Dios y el demonio. Opción que ocasiona consecuencias dispares en pro o en contra de la auténtica felicidad", y pone como ejemplo a Jesús, que "enfrenta la tentación y muestra cómo resolver sus enigmas", como lo señala el texto evangélico proclamado en la misa del primer domingo de Cuaresma, que muestra "las diversas formas de la tentación, como desafío a la libre opción del Hombre Dios. El Señor se involucra humildemente en la condición humana -la que adoptó al encarnarse- y resuelve siempre acatar la voluntad de su Padre".

"La Cuaresma -prosigue monseñor Castagna- es un espacio abierto por la Iglesia, para corregir la opción equivocada, si lo ha sido, y renovar la opción de vida, inspirada por la fe en Cristo. Es un tiempo para examinar la propia fe religiosa y su práctica, a la luz del Evangelio predicado por los Apóstoles y sus actuales sucesores. Incluye la escucha de la Palabra, la opción que ella inspira -o conversión- y la penitencia que la ejecuta y sostiene. Para ello contamos con la gracia de Cristo que, desde la Resurrección, Él mismo otorga a quienes creen, con el don del Espíritu Santo. El Apóstol Pablo lo expresa de esta manera: “Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen…”.

Texto de la propuesta homilética para el I domingo de Cuarsma:

La opción entre el bien y el mal. Al iniciar la Cuaresma, la Iglesia propone que nos internemos en el drama humano de las tentaciones. El mismo Señor lo padece y sale vencedor en las diversas propuestas del enemigo de Dios y del hombre. Un antiguo liturgo benedictino, de apellido Mertens, ofrecía una perspectiva original de las tentaciones. Para él la tentación constituye una disyuntiva ante la que se encuentra todo hombre, peregrino en el tiempo. Necesariamente todos deben comprometer su libertad en una opción entre el bien y el mal, entre Dios y el demonio. Opción que ocasiona consecuencias dispares en pro o en contra de la auténtica felicidad. Jesús enfrenta la tentación y muestra cómo resolver sus enigmas. El texto, litúrgicamente proclamado, señala las diversas formas de la tentación, como desafío a la libre opción del Hombre Dios. El Señor se involucra humildemente en la condición humana -que adoptó al encarnarse- y resuelve siempre acatar la voluntad de su Padre.

La fragilidad del hombre y la fortaleza de Dios.
El pecado es una opción por el mal, en consecuencia se opone a la voluntad de Dios. Viene con una carga seductora que aprovechando la debilidad de la naturaleza inicialmente dañada, la somete a dura prueba. Pocos lo consideran así, la mayoría lo piensa como transgresión a la Ley y lo confiesa como un hecho aislado, desafortunado por cierto, y no como opción que aleja de Dios y conduce a la muerte. De esa manera el mismo sacramento de la reconciliación es utilizado como “tintorería al paso” u ocasional limpieza exterior, hasta un próximo reclamo de purificación, sin un propósito firme de enmienda o conversión. Otra es la saludable perspectiva de quienes consideran su vida moral como una opción por Dios y su divina voluntad. Disponemos de una historia de conversiones que ilustra esta concepción. San Agustín es un modelo accesible: hombre desorientado intelectual y moralmente, postrado por la debilidad y, no obstante, buscador insaciable de la verdad y del bien. Cuando se produce el hallazgo soñado -de la mano de la Iglesia, la oración de su madre y la conducción del obispo San Ambrosio- hace una opción definitiva que confluye en el Bautismo y en la santidad. La vida de santidad se basa en una opción por Dios, a la que se llega por la humildad y la penitencia. No siempre se ha entendido así la práctica de la fe. Por ello la vida de muchos cristianos es débil y oscila entre el pecado y la búsqueda de un perdón sacramental, casi como liberación psicológica, más que como reconciliación con Dios.

De Jesús aprendemos a optar por el Padre. Jesús nos enseña a no equivocar la opción. A regirnos por las expresiones legítimas de la voluntad del Padre. Es Él quien nos revela, con seguridad, qué debemos adoptar y qué rechazar. Basta observar su ejemplar comportamiento frente a su Padre y frente a las diversas personas de su entorno. Sin ocultar su divinidad -al contrario- es de similar importancia que tengamos en cuenta el realismo de su naturaleza humana. Jesús es verdadero hombre y verdadero Dios. La diferencia consiste en que el pecado no tiene ninguna posibilidad en Él. El “yo” de Cristo es la persona del Verbo, absolutamente incompatible con la opción pecaminosa que nos afecta a los hijos de Adán y Eva. No obstante, al asumir una auténtica naturaleza humana, es desafiable desde la tentación diabólica pero imbatible desde Él como sujeto de atribución, tanto de sus acciones humanas como divinas. Las tentaciones relatadas en el Evangelio de Mateo deja a las claras esta conclusión cristológica. Jesús siente la debilidad que sigue a sus prolongados días de insomnio y de ayuno, pero su opción por la voluntad de su Padre se mantiene inquebrantable. Es verdad que no podría ser de otra manera pero ¡con qué impresionante realismo se manifiestan la debilidad de lo humano y la fortaleza insuperable de lo divino! De Él, como Dios, procede la gracia que hace posible nuestra humana opción por el Padre.

La Cuaresma y la conversión como opción. La Cuaresma iniciada el Miércoles de Ceniza es un espacio abierto por la Iglesia para corregir la opción equivocada, si lo ha sido, y renovar la opción de vida, inspirada por la fe en Cristo: Palabra de Dios. Es un tiempo para examinar la propia fe religiosa y su práctica, a la luz del Evangelio predicado por los Apóstoles y sus actuales sucesores. Incluye la escucha de la Palabra, la opción que ella inspira -o conversión- y la penitencia que la ejecuta y sostiene. Para ello contamos con la gracia de Cristo que, desde la Resurrección, Él mismo otorga a quienes creen, con el don del Espíritu Santo. El apóstol Pablo lo expresa de esta manera: “Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen…”.+

Let's block ads! (Why?)

Este sábado será la ordenación episcopal de Mons. Ignacio Medina

Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA): Monseñor Ignacio Damián Medina, nombrado por el papa Francisco obispo auxiliar de Lomas de Zamora, recibirá su ordenación episcopal este sábado 29 de febrero a las 10 en la catedral Nuestra Señora de la Paz. El consagrante principal será monseñor Jorge Lugones SJ, obispo de Lomas de Zamora, y el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, y monseñor Juan Carlos Ares, obispo auxiliar de Buenos Aires, serán los obispos coconsagrantes.
Monseñor Ignacio Damián Medina, nombrado por el papa Francisco obispo auxiliar de Lomas de Zamora, recibirá su ordenación episcopal este sábado 29 de febrero a las 10 en la catedral Nuestra Señora de la Paz, ubicada en Sáenz 438, Lomas de Zamora.

El consagrante principal será monseñor Jorge Lugones SJ, obispo de Lomas de Zamora, y el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, y monseñor Juan Carlos Ares, obispo auxiliar de Buenos Aires, serán los obispos coconsagrantes.

El jueves 27 de febrero a las 20, la parroquia Niño Jesús de Lugano, donde concluye sus tareas pastorales como párroco, realizará una vigilia de oración con adoración eucarística para rezar por el nuevo obispo.

Monseñor Medina eligió como lema episcopal el pasaje de la segunda carta de San Pablo a los corintios: “La caridad de Cristo nos apremia”.

El 26 de noviembre de 2019, el Sumo Pontífice lo nombró obispo titular de Nepte y auxiliar de Lomas de Zamora.

Mons. Ignacio Damián Medina
Nació el 17 de marzo de 1967 en Tandil, provincia de Buenos Aires, diócesis de Azul. En 1987 ingresó al Seminario Metropolitano de la Inmaculada Concepción de Villa Devoto en la arquidiócesis de Buenos Aires, donde realizó sus estudios eclesiásticos y consiguió el bachillerato en Filosofía y Teología en la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA).

El 26 de noviembre de 1994 fue ordenado sacerdote por el cardenal Antonio Quarracino, arzobispo de Buenos Aires, en una celebración realizada frente a la catedral metropolitana, al aire libre, junto con otros 15 compañeros. La celebración eucarística fue concelebrada por los seis obispos auxiliares de Buenos Aires, entre los cuales el entonces monseñor Jorge Mario Bergoglio.

Incardinado en la arquidiócesis de Buenos Aires, fue de 1994 a 1995 diácono en la parroquia Santa Rosa de Lima; de 1995 a 1998 vicario parroquial de San Rafael Arcángel en el barrio porteño de Villa Devoto, y de 1998 al 2000 vicario parroquial de Santa Ana y San Joaquín en el barrio de Villa del Parque.

En el año 2000 fue transferido como misionero a la diócesis de Río Gallegos donde se desempeñó en la parroquia de la Inmaculada Concepción hasta 2006.

En 2006 regresó a la arquidiócesis de Buenos Aires como párroco del Espíritu Santo en el barrio de Villa Urquiza, hasta 2018.

Del año 2011 al 2015 fue miembro de la Comisión Arquidiocesana de Cáritas de la Vicaría Devoto. Hasta su nombramiento episcopal fue párroco del Niño Jesús, en el barrio de Villa Lugano.+

Let's block ads! (Why?)

Francisco advierte sobre la “amargura” y el “aislamiento” de los sacerdotes

Roma (Italia) (AICA): “Deseo hablar con ustedes sobre un enemigo sutil que encuentra muchas formas de disfrazarse y esconderse y, como un parásito, lentamente roba la alegría de la vocación a la que fuimos llamados”, comienza el discurso del papa Francisco dirigido al clero romano al inicio de la Cuaresma y que debido a la indisposición del Santo Padre, fue leído en la Basílica de San Juan de Letrán, este jueves 27 de febrero, por monseñor Angelo de Donatis, vicario general del Papa para la diócesis de Roma.
“Deseo hablar con ustedes sobre un enemigo sutil que encuentra muchas formas de disfrazarse y esconderse y, como un parásito, lentamente roba la alegría de la vocación a la que fuimos llamados”, comienza el discurso del papa Francisco dirigido al clero romano al inicio de la Cuaresma y que debido a la indisposición del Santo Padre, fue leído en la Basílica de San Juan de Letrán, este jueves 27 de febrero, por monseñor Angelo de Donatis, vicario general del Papa para la diócesis de Roma.

“Mirar nuestra amargura a la cara y hacerle frente nos permite ponernos en contacto con nuestra humanidad”, continuaba el Papa, recordando a los sacerdotes que no están llamados “a ser omnipotentes, sino hombres pecadores perdonados y enviados”. Así, Francisco subrayaba que la primera causa de amargura entre el clero es, precisamente, los “problemas con la fe”, al igual que los discípulos de Emaús decían “creíamos que era Él” antes de saber que Jesús había resucitado. “Una esperanza decepcionada está en la raíz de esa amargura”, subrayaba el discurso.

Sin embargo, Francisco ha querido transmitir que “la esperanza cristiana realmente no decepciona y no falla”, porque “tener esperanza no es estar convencido de que las cosas mejorarán, sino de que todo lo que sucede tiene sentido a la luz de la Pascua”. Y, “¿cuál es la diferencia entre expectativa y esperanza?”. “La primera surge cuando luchamos por algo y lo encontramos, mientras que la esperanza es algo que nace en el corazón cuando decides no defenderte más”, explicó. “Cuando reconozco mis limitaciones, y que no todo comienza y termina conmigo, reconozco la importancia de confiar”, subrayó.


Problemas con el obispo y los hermanos

El Papa manifestó, sin embargo, que la amargura, “no es un error”, sino que “debe ser aceptada”, ya que “puede ser una gran oportunidad al hacer sonar la campana de alarma interior. “Hay tristeza que puede llevarnos a Dios”, ha señalado. A continuación, señaló que los “problemas con el obispo” pueden ser también una causa de amargura.

“Encontrar la culpa de todo en los superiores ya no es válido”, dijo, reconociendo que hoy, “parece respirar una atmósfera general (no solo entre nosotros) de una mediocridad generalizada, que no nos permite avanzar fácilmente”. “Todos experimentamos nuestras limitaciones y defectos. Nos enfrentamos a situaciones en las que nos damos cuenta de que no estamos preparados adecuadamente. Pero al subir a los servicios y ministerios con mayor visibilidad, las deficiencias se hacen más evidentes y ruidosas”, explicó el Papa.

Como última causa, indicó los problemas entre los propios sacerdotes, quienes “en los últimos años hemos sufrido los golpes de escándalos, financieros y sexuales”. La sospecha ha hecho “que las relaciones sean más frías y formales drásticamente; uno ya no disfruta de los dones de los demás, por el contrario, parece que es una misión destruir, minimizar y hacer sospechar a las personas”, denunció Francisco.

Contar con los fieles
Por último, el Papa quiso abordar el tema de la soledad, pero desde una perspectiva positiva. “No es un problema, sino un aspecto del misterio de la comunión”, ya que “la soledad cristiana, la de aquellos que entran en su habitación y rezan al Padre en secreto, es una bendición”. Por eso “El verdadero problema radica en no encontrar tiempo para estar solo”.

Sin embargo, aislarse de los demás y de la historia, pensando que uno mismo es perdurable, es “una de las causas de la incapacidad entre nosotros para establecer relaciones significativas de confianza y participación evangélica”. “Si estoy aislado, mis problemas parecen únicos e insuperables: nadie puede entenderme”, ha explicado. Por eso, “el diablo no quiere que hables, que digas, que compartas”.

Por último, el Papa recomendó contar con los fieles ante estas dificultades. “Nos conocen mejor que nadie”, aseguró, “son muy respetuosos y saben acompañar y cuidar a sus pastores”. “Conocen nuestra amargura y también rezan al Señor por nosotros”, añadió, animando a los presentes a rezar por la capacidad de “reconocer lo que nos está amargando y así permitirnos transformar y reconciliar a las personas que se reconcilian, pacificadas que pacifican, llenas de esperanza que infunde esperanza”. +

Let's block ads! (Why?)

Viedma (Río Negro) (AICA): En el marco del Año Mariano Nacional, la diócesis de Viedma realizará la VI peregrinación para celebrar la vida del beato Artémides Zatti, en la ciudad de Viedma, Río Negro. Con el lema “De la mano de María, Zatti sirvió con alegría”, el sábado 14 y el domingo 15 de marzo los fieles se reunirán para recordar al salesiano que demostró “el amor providente de Dios en los pobres y los enfermos”.
En el marco del Año Mariano Nacional, la diócesis de Viedma realizará la VI peregrinación para celebrar la vida del beato Artémides Zatti, en la ciudad de Viedma, Río Negro. El sábado 14 y el domingo 15 de marzo, los fieles se reunirán para recordar al salesiano que demostró “el amor providente de Dios en los pobres y los enfermos”.

Con el lema “De la mano de María, Zatti sirvió con alegría”, las actividades comenzarán el día sábado con una adoración eucarística en la catedral Nuestra Señora de la Merced, “para dar gracias a Dios que ha bendecido a nuestra tierra con este testigo del Evangelio de corazón samaritano, llamado por la gente ‘El pariente de todos los pobres’”, indicaron.

En la jornada del domingo los peregrinos se reunirán en la catedral para recorrer a pie la distancia hasta la parroquia Don Bosco, donde se celebrará la misa, presidida por el obispo de Viedma, monseñor Esteban Laxague SDB. Las actividades concluirán cerca de las 16, con la bendición de los peregrinos.+

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): En un comunicado firmado por su presidente, monseñor Oscar Vicente Ojea, y su secretario general, monseñor Carlos Humberto Malfa, la Conferencia Episcopal Argentina envió un saludo al nuevo nuncio apostólico en la Argentina, monseñor Miroslaw Adamczyk, designado por el papa Francisco para esa función el sábado 22 de febrero.
La Conferencia Episcopal Argentina envió un saludo al nuevo nuncio apostólico en la Argentina, monseñor Miroslaw Adamczyk, a quien manifestaron alegría por su designación.

En el mensaje, firmado por el presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, y el secretario general, monseñor Carlos Humberto Malfa expresaron gratitud al Santo Padre por haberlo elegido para esta “delicada misión” y aseguraron: “Lo esperamos como a un hermano querido para luchar con un solo corazón por la fe del Evangelio”.

“Encomendamos su vida y ministerio a la intercesión del inolvidable San Juan Pablo II”, añadieron. “Hacemos propicia la circunstancia para saludar a V. E. fraternalmente en Cristo y María Santísima”, concluyeron.

Texto de la carta
Buenos Aires, 22 de febrero de 2020
Excelencia:

En nombre de esta Conferencia Episcopal y de la Iglesia en Argentina deseamos manifestarle nuestra alegría por su designación y nuestra gratitud al Santo Padre por haberlo elegido para la delicada misión de Nuncio Apostólico en Argentina.

Providencial coincidencia la publicación de su nombramiento cuando celebramos la Fiesta de la Cátedra de San Pedro.

Lo esperamos como a un hermano querido para luchar con un solo corazón por la Fe del Evangelio.

Encomendamos su vida y ministerio a la intercesión del inolvidable San Juan Pablo II.

Hacemos propicia la circunstancia para saludar a V. E. fraternalmente en Cristo y María Santísima.

Mons. Carlos H. Malfa - Mons. Oscar V. Ojea
Obispo de Chascomús - Obispo de San Isidro
Secretario General de la C.E.A. - Presidente de la C.E.A.

Let's block ads! (Why?)

En una declaración titulada “Ante el aborto como política pública”, las facultades de Derecho de las Universidades Católicas en la Argentina pusieron en evidencia la decisión del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) de hacer del aborto, un pretendido derecho garantizado por el Estado, una política pública.

En respuesta a esa situación, consideran un deber “ofrecer una respuesta jurídica acerca de la importancia del derecho a la vida y su protección constitucional desde la concepción en el ordenamiento jurídico argentino”.

“El hecho de anunciar, al mismo tiempo, medidas para la protección de la madre y el niño desde la concepción revela una flagrante contradicción y no legitima la grave decisión de impulsar el aborto como objeto de la política de salud pública. Conforme a la Constitución, en realidad, dicha protección integral de la madre y el niño por nacer debiera ser el único objetivo de toda política pública en este campo”.

“Entre tanto ello sea considerado por el Congreso de la Nación, el ‘Protocolo’ citado aprobado por la Resolución 1/20 del Ministerio de Salud configura una virtual legalización del aborto a demanda, asumiendo el PEN atribuciones exclusivas del Congreso, reglamentando por una norma administrativa la práctica – de hecho - el aborto libre (no se exige probar circunstancia alguna invocada) y sin limitaciones de plazo durante el embarazo”, detallan.

“Todo ello a pesar del rechazo por el mismo Congreso de la Nación el 9/8/18 del proyecto de ‘Interrupción Legal del Embarazo’ (ILE), que el PEN impone ahora mediante una norma administrativa, por ello mismo doblemente inconstitucional”, advierten.

En su declaración, analizan los argumentos a favor del aborto, el fundamento jurídico por el cual el Poder Ejecutivo asume atribuciones propias del Congreso y pretende “transformar un delito en un derecho y garantizar su ejercicio por el Estado”.

Por otra parte, elaboran una respuesta jurídica a la falacia del aborto “legal”, para enfrentar la necesidad de un debate jurídico “más serio y profundo” que pueda darse en torno a ella, “suspendiendo entre tanto la aplicación de estos “Protocolos” que agravian la dignidad humana”.

En ese orden, ofrecen sus casas de estudio para ese debate, y expresan su disposición “para concurrir a cualquier otro ámbito donde el mismo pueda darse en las condiciones debidas”.

Esta pretendida “política de salud pública” por la despenalización y legalización del aborto, “exige un adecuado fundamento jurídico constitucional en el campo de la protección de los derechos humanos que no aparece ni en la jurisprudencia ni en la doctrina”, advierten.

“La respuesta de nuestro orden jurídico fundamental (Constitución Nacional y Tratados sobre Derechos Humanos con jerarquía constitucional y hasta el propio Código Civil y Comercial en línea con ellos) es la asimilación del concepto de ‘niño’, ‘persona humana’ y ‘ser humano’, el reconocimiento formal en cuanto a que se es niño ‘desde la concepción y hasta los 18 años’, que el derecho a la vida por lo tanto se encuentra tutelado desde la concepción y, aún más, que la vida del embrión humano se encuentra tutelada también fuera del seno materno”, exponen.

“Todo esto se apoya en las ‘condiciones de vigencia’ para la República Argentina de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, artículo 1° según su ley de aprobación 23.849 y la ratificación posterior; la Convención Americana de Derechos Humanos, art 4° inc. 1, concordante con la primera para nuestro país; el artículo 75, inc. 22 de la Constitución Nacional que reconoce a ambos Tratados jerarquía constitucional y superior a toda ley (incluyendo obviamente el Código penal); el artículo 75, 23 de la misma CN y, complementariamente, los artículos 19 y 20 del Código Civil y Comercial reformado en línea con la ley 23.849 y los Tratados citados”, detallan.

Por otra parte, explican el recorrido histórico en materia de leyes, tratados, declaraciones, códigos y convenciones que siguió la República Argentina, en lo concerniente a Derechos del Niño, en especial las referidas al “niño por nacer”.

Además, transcriben las reglas internacionales que en materia de interpretación de Tratados se han formalizado en la “Guía de la Práctica sobre reservas a los Tratados” (2011), aprobada por la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas en su 63° período de sesiones en 2011, un año antes de que se dictara el fallo “F.A.L.”, que cita para la cuestión un antecedente preliminar del año 1999. En dicha Guía, se exponen las reglas referidas a las declaraciones interpretativas.

“Ante el argumento que señala que la punibilidad es una amenaza que impulsa a las mujeres más vulnerables a buscar abortos inseguros, exponiendo su vida, cabe enfatizar que, justamente, lo que primero lleva a la mujer vulnerable a pensar en el aborto es la existencia de condiciones económicas, sociales, familiares o de otro tipo desfavorables. Justamente la primera respuesta en justicia que debemos a esas mujeres es ofrecerles toda la ayuda para que no consideren abortar. Legalizar el aborto es reconocer el fracaso en esa protección de la maternidad. Y, por otra parte, pretender legalizar la eliminación de una vida humana supone desconocer la centralidad que tiene el derecho a la vida que requiere una protección proporcionada, incluso con la respuesta penal. Respuesta penal que, ciertamente, tendrá en cuenta todas las atenuaciones, criterios de graduación y cumplimiento de la pena conforme a los elementos de valoración de la conducta al momento de la sanción”, explican.

“Para nuestro ordenamiento jurídico, entonces, el derecho a la vida es un derecho absoluto que, así tutelado, no resiste excepciones. En todo caso, hay un desajuste, como vimos, de nuestro Código Penal con la Constitución Nacional, la Convención sobre los Derechos del Niño en las condiciones de su vigencia y el Código Civil y Comercial, sin hablar de las Constituciones provinciales que en el marco de nuestro régimen federal reconocen la existencia de las personas humanas desde la concepción”.

“A la luz de todo lo anterior resulta necesario el más amplio y profundo debate acerca de cuál es el contenido y alcance del orden jurídico constitucional argentino vigente en materia del derecho a la vida del niño por nacer”, consideran.

“En tanto no se demuestre de manera suficiente lo contrario, la política pública proaborto que describimos resulta un agravio a dicho orden jurídico fundamental cuya aplicación – mientras no se modifique por la mayoría de dos tercios de los miembros del Congreso que exige la Constitución Nacional (art. 75, inc.22)- garantiza la más amplia protección y tutela de la madre y el niño desde la concepción, durante todo el embarazo y el tiempo de lactancia”.

“No se trata tampoco de razones religiosas, morales, ni de convicciones personales. Ellas existen, tienen una fuerte e inocultable presencia en nuestra sociedad y, sin duda, serán integradas al debate. Pero en nuestro caso, como Facultades de Derecho, queremos situar los argumentos en el plano del orden jurídico vigente desde el cual podemos y debemos efectuar nuestro aporte al servicio del bien común”, afirman.

“Se trata del derecho objetivo a la vida del niño y de la madre y su efectiva tutela constitucional y convencional o del avasallamiento de nuestro orden jurídico federal junto con la eliminación de miles de seres humanos. Este es el debate pendiente antes de continuar con la aplicación de estos ‘protocolos’ intolerables o de insistir con proyectos de despenalización o legalización del aborto transformando un delito en un derecho”, concluyen.

Firman la declaración, por la Universidad Católica Argentina, los abogados Pablo María Garat, de la facultad de Derecho Buenos Aires; Martín Acevedo Miño, de la facultad “Teresa de Ávila”, de Paraná; Luis María Caterina, de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales, de Rosario. Por la universidad Católica de Córdoba, Carlos F. Ferrer, de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Por la Universidad Católica de La Plata, Miguel Gonzáles Andia, de la facultad de Derecho y Ciencias Políticas. Por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, Ricardo von Büren, de la facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Por la Universidad del Salvador, Livia Mercedes Uriol, de la facultad de Ciencias Jurídicas. Por la Universidad Fasta, María Paula Giaccaglia, de la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.

Texto completo de la declaración.+

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): Durante el tiempo de Cuaresma, las parroquias, colegios, iglesias y distintas comunidades de la arquidiócesis de Buenos Aires ofrecen las privaciones propias de este tiempo sagrado en favor de los hermanos más pobres.
Como cada año, durante el tiempo de Cuaresma, las parroquias, los colegios, las iglesias y demás comunidades de la arquidiócesis de Buenos Aires realizan un Gesto Solidario: ofrecen las privaciones propias de este tiempo sagrado en favor de los hermanos más pobres.

En esta oportunidad, el total de lo recaudado en el “Gesto Solidario Arquidiocesano” será distribuido en las siguientes obras solidarias, propuestas por las distintas vicarías:

  • Ampliación de las instalaciones del Colegio Secundario de la parroquia Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé, en la villa 21;
  • Capilla San Cayetano del Barrio Saldías, perteneciente a la parroquia Cristo Obrero de la villa 31;
  • Renovación del tendido eléctrico de la sede del Servicio Social del santuario San Cayetano de Liniers;
  • Posada Esperanza, hogar para personas en situación de calle, en Chacarita;
  • Restauración del Ateneo parroquial para actividades evangelizadoras, sociales, deportivas y vecinales, de la parroquia Virgen de los Desamparados, en Parque Avellaneda.+

Let's block ads! (Why?)

La Plata (Buenos Aires) (AICA): Con la presencia de las Hermanas de la Congregación Hijas de la Misericordia, a la que pertenecía la Beata María Ludovica, y numerosos asistentes, el martes 25 de febrero, en el Hospital de Niños y en la catedral platense, el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Nicolás Baisi, presidió ambas celebraciones en memoria de la beata Sor María Ludovica, al cumplirse el 58° aniversario de su ascensión a los cielos.
Con la presencia de las Hermanas de la Congregación Hijas de la Misericordia, a la que pertenecía la Beata María Ludovica, y numerosos asistentes, el martes 25 de febrero, en el Hospital de Niños y en la catedral platense, el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Nicolás Baisi, presidió ambas celebraciones en memoria de la beata Sor María Ludovica, al cumplirse el 58° aniversario de su ascensión a los cielos.

En la homilía, monseñor Baisi recordó a la beata Ludovica como una mujer que “coronó de amor y ternura a tantos niños, que tantas veces fue la mano de Dios, la ternura de Dios, el amor de Dios hacia los que sufren, hacia los que tienen dolencias”. “Ella –expresó el obispo- las fue curando y rescató sus vidas de la oscuridad, del sepulcro, de la nada, de la soledad”.

Monseñor Baisi recordó que la beata Ludovica fue llamada por Dios cuando estaba en su casa, en Italia, y de ahí se consagró como religiosa en las Hijas de la Misericordia. “Diríamos que fue llamada por la misericordia de Dios, llamada por el amor de Dios que es bondadoso y compasivo. Jesús entró en su corazón”.

“Es lindo pensar que acá, en la arquidiócesis de La Plata su obra perdura en un hospital que pese a ser público está fecundado por el amor del Evangelio, que nos muestra de ese modo cómo cuando uno sigue el Evangelio en cualquier lado donde esté, se puede hacer el bien”.

Monseñor Baisi expresó que “la beata Ludovica escuchó tantas veces en la puerta el llamado del Señor y siempre se mantuvo haciendo el bien. Dejó que el Señor entre en su vida y cada día la beata Ludovica va entrando más en nuestras propias vidas y en nuestra arquidiócesis”.

“Ludovica, con su amor y su ternura, nos muestra el camino y nos ayuda a nosotros, que estamos en este mundo, a alcanzar la vida eterna”, finalizó monseñor Baisi.

Al término de la misa en el hospital, jóvenes pertenecientes al grupo Filocalia realizaron una representación de cómo la Beata Ludovica, en aquellos tiempos, desempeñaba con gran entusiasmo y actitud servicial la labor en pos del cuidado de los niños que llegaban al hospital.

Tras la misa en la catedral, donde descansan los restos de la Beata, fue inaugurada la exposición fotográfica de los vitrales del templo catedralicio que contienen algunos fragmentos de la vida de la Beata junto a los niños.+

Let's block ads! (Why?)

Villa Cura Brochero (Córdoba) (AICA): Los obispos de la Región Centro, integrada por las diócesis de la provincia de Córdoba, se reunieron del domingo 23 al miércoles 26 de febrero en la Casa de Ejercicios Espirituales de las hermanas Esclavas del Corazón de Jesús de Villa Cura Brochero para comenzar el año en comunión, poniendo en común las tareas pastorales de la región.
Los obispos de la Región Centro se reunieron del domingo 23 al miércoles 26 de febrero en la Casa de Ejercicios Espirituales de las hermanas Esclavas del Corazón de Jesús de Villa Cura Brochero para comenzar el año en comunión, poniendo en común las tareas pastorales de la región.

La región se conforma por las diócesis que integran la provincia de Córdoba. Participaron ocho obispos: el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez, junto con sus auxliares, monseñor Pedro Torres y monseñor Ricardo Seirutti; el obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya; el obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona; el obispo de Villa María, monseñor Samuel Jofre; el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva y el obispo prelado de Deán Funes, monseñor Gustavo Zurbriggen.

Durante el encuentro, participaron los ecónomos diocesanos rindiendo las cuentas pertinentes, se trataron temas de jóvenes, formación sacerdotal y pastoral social-familiar. Se reunieron con el Consejo Provincial de Educación y con Cáritas, conversaron sobre las misiones, la oficina para la recepción de denuncias y la catequesis en la región.

Asimismo, asistieron al santuario diocesano del Cura Brochero donde el arzobispo de Córdoba, monseñor Ñáñez, presidió la Eucaristía. +

Let's block ads! (Why?)

Mons. Cargnello animó a los salteños a participar de las celebraciones por la vida

Salta (AICA): El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, convocó a los fieles de la arquidiócesis a unirse a los grupos que peregrinarán el 8 de marzo a la catedral basílica del Señor y la Virgen del Milagro con el lema “Desde Luján se hace eco el mensaje de la vida”.
En adhesión a la convocatoria de la Conferencia Episcopal Argentina a celebrar una misa el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en la basílica Nuestra Señora de Luján, el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello animó a los fieles salteños a participar de las iniciativas que se llevarán a cabo en la arquidiócesis con el lema “Sí a las mujeres, sí a la vida”.

La misa convocada por la Conferencia Episcopal Argentina será el 8 de marzo a las 11 en la basílica de Luján y tiene por objetivo “pedir por la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural”.

En consonancia con este llamado, monseñor Cargnello invitó “a todos los cristianos y hombres y mujeres de buena voluntad a manifestar el profundo aprecio por la vida y por la mujer, santuario y educadora de la persona humana”.

“También pediremos para que el Señor ilumine a los gobernantes y legisladores de modo que adviertan la gravedad de lo que está en juego en este debate: el don de la vida humana”, expresó, y recordó que “toda vida vale”.

“Si vivimos, es un don que no nos ha sido negado, ¿Por qué negarlo al bebé que quiere seguir viviendo en el seno de su madre y nacer a la luz del sol como nacimos nosotros? ¿Por qué no pensar en ayudar a la mujer que está en dificultades para llevar adelante su embarazo creando condiciones que humanicen esta etapa de su ser? ¿Por qué la Argentina, tierra bendita del pan, ha de ser mezquina con el niño que quiere nacer? ¿Por qué el propósito de luchar contra el hambre se detiene ante el niño que tiene hambre de seguir viviendo en el vientre materno?”, planteó.

En ese marco, animó a los fieles de Salta a unirse a los grupos de hermanos que peregrinarán a la catedral basílica del Señor y la Virgen del Milagro con el lema “Desde Luján se hace eco el mensaje de la vida”.
La concentración será a las 19 en la intersección de las calles San Martín y Alberdi. Desde allí partirá la peregrinación con el rezo del rosario por la vida.

Al llegar a la catedral, a las 20.30 será la celebración eucarística, presidida por el presbítero Javier Romero, vicario episcopal del santuario y asesor del Movimiento Familiar Cristiano.

El domingo 15 de marzo a las 20.30, se celebrará la Eucaristía en la catedral por la misma intención y el 25 de marzo, solemnidad de la Encarnación del Señor y Jornada del Niño por Nacer, en todos los templos de la arquidiócesis de Salta se ofrecerá la Eucaristía al Señor de la Vida, que se hizo hombre en el seno de María, para “ser un pueblo que custodia la vida humana desde el vientre de su madre hasta la tumba, vientre de la hermana madre tierra”.+

Let's block ads! (Why?)

El Miércoles de Ceniza los obispos argentinos celebraron en sus respectivas comunidades la misa que da inicio a la Cuaresma. Animando a la oración, el ayuno y la limosna, impusieron las cenizas a los fieles, acompañados por las frases: "Recuerda que eres polvo y al polvo volverás" o "Conviértete y creé en el Evangelio".

A continuación, se detallan algunas celebraciones en arquidiócesis y diócesis del país:

La Plata
El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, en la catedral Inmaculada Concepción, explicó que “abrirse a la conversión es tomar en serio a Dios y tomarse en serio a sí mismo. Es reconocer que Dios me ama y sigue confiando en mí. Es recordar que siempre puedo sacar algo mejor de mí mismo y ofrecer algo más bello a los demás".

Asimismo, el prelado recordó que Cristo lloró frente a Jerusalén diciendo: "Cuantas veces intenté abrazarte como la gallina a sus polluelos, ¡pero no quisiste!". Entonces hoy es día de decirle a Jesús: "Sí, quiero. Hoy acepto que me tomes, me transformes, me renueves".

Finalmente, el arzobispo agradeció a los presentes y expresó: "Ustedes tuvieron el valor de venir hoy a purificarse, a exponerse ante la gracia que renueva, a comenzar de nuevo el buen camino junto con toda la Iglesia".


Mercedes-Luján
“Toda la vida cristiana se centra en la Pascua. Si Jesús no resucita, no tiene sentido nuestra fe. Todo lo que nosotros creemos se centra en su muerte y su resurrección, y todos los años estamos invitados a celebrar la Pascua. Celebrar la pascua es morir con El y resucitar con El”, mencionó monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján, al celebrar la misa en la catedral Nuestra Señora de las Mercedes.

Definió a la Cuaresma como “un tiempo para resucitar a la verdad, a la verdad de lo que soy”. Y recordó que “nuestro Dios es un Dios que nos ama tanto, que no puede hacer otra cosa que abrazarnos en nuestra miseria, en lo que somos”. Al concluir, invitó a la comunidad diocesana “a hacer este camino cuaresmal con esta seguridad del amor de Dios que sostiene nuestros ejercicios cuaresmales. Ojalá el Señor nos regale una enorme verdad personal, que nos libere de toda hipocresía y toda falsedad”.


Resistencia
Monseñor Alfredo Dus, arzobispo de Resistencia, expresó en la celebración: “La Cuaresma no debe ser para nosotros un tiempo triste, sino un tiempo en el que preparamos nuestro corazón para un encuentro gozoso con Jesús, vivo y resucitado, porque ese es nuestro destino”.

El prelado dijo que este es un tiempo que “sirve para sensibilizarnos en el corazón y en el espíritu del amor de Dios”. Haciendo referencia al mensaje de Cuaresma del Papa, indicó que “dejarnos reconciliar por Dios significa entender que la salvación y la gracia está realizada, está ofrecida, que no la alcanzamos con nuestro esfuerzo voluntario”.

Finalmente, invitó a vivir en una “presencia eclesial”, en una “presencia de Dios”, que “nos convierte el corazón, pero que también nos hace conscientes de que no nos convertimos totalmente hasta que no nos convertimos en el amor hacia el hermano, ese amor que construye la comunión y encuentra la alegría de vivir y de creer”.

Corrientes
En la catedral Nuestra Señora del Rosario, el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik, habló sobre el gesto de la ceniza, "una señal que nos indica cómo debemos prepararnos a la fiesta de la Pascua de Resurrección. Nos cubrimos de ceniza, por así decir, para tomar conciencia de que lo único que verdaderamente importa especialmente en este tiempo, y en la vida toda entera, que no debemos perder de vista hacia dónde peregrinamos: caminamos hacia el encuentro de Jesucristo resucitado".

Asimismo, preguntó "¿Qué tenemos que hacer para aprovechar bien este tiempo favorable?", y citó el Evangelio del día: limosna, oración y ayuno. "Pero, atención", advirtió, "la motivación por la cual nos disponemos a compartir más generosamente, estamos decididos a orar más, y resueltos disciplinar nuestro cuerpo, no es para que los demás nos vean, tampoco para satisfacer nuestro espíritu, o para buscar alguna recompensa. El motivo que nos mueve para practicar la limosna, la oración y el ayuno, es el mismo que motivó a Jesús: por amor a su Padre y ese amor se hacía visible mediante la entrega generosa de su vida a los hermanos".

Lomas de Zamora
Monseñor Jorge Lugones SJ, obispo de Lomas de Zamora, presidió la misa en la catedral Nuestra Señora de la Paz. En su homilía, definió a la Cuaresma como “un tiempo favorable, que nos regala la Iglesia”. Y llamó a “vigilar, atender y evaluar” en este tiempo “las cuatro relaciones temporales y espirituales: con Dios, con uno mismo, con el prójimo y con la creación”.

Goya
En la catedral Nuestra Señora del Rosario, monseñor Adolfo Canecín, obispo de Goya, mencionó que la Cuaresma, “nos prepara y dispone para celebrar el misterio central de nuestra fe, la Pascua del Señor. El profeta Joel nos invita con fuerza e insistencia a volver a Dios, a su voluntad, a su proyecto original, invitación que resuena esperando respuestas a nivel personal, familiar y eclesial”.

El prelado preguntó: "¿Cuál es la voluntad de Dios para la Iglesia hoy? ¿Qué espera Dios de ella? El papa Francisco, con la parresia del Espíritu nos dice: ‘El camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia en el tercer milenio’”, destacó en su mensaje monseñor Canecín.


San Francisco
Monseñor Sergio Buenanueva, obispo de San Francisco, hizo mención a que “con la bendición e imposición de las cenizas comenzamos a transitar el camino de la Cuaresma”. Entonces, animó a la comunidad: “¡Dejémonos llevar! Seamos como esos ciclistas que, con una mezcla de osadía e imprudencia, pedalean fuerte detrás de algún vehículo mayor, más ágiles por la tracción generada”.

Seguidamente, explicó que, con el pecado, “tenemos el corazón dividido y herido”, y alcanzamos una “fuerza disruptiva”, una “fuerza centrífuga que, dejada libre, todo lo destruye y dispersa: a nosotros, a quienes nos rodean, a aquellos que amamos, a la misma creación”. Y explicó que el ayuno, la oración y la limosna, “son la expresión visible de ese espíritu de penitencia y conversión que el mismo Espíritu Santo está alentando en nosotros”.


Río Cuarto
Monseñor Adolfo Uriona FDP, obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, resaltó que la conversión es el centro de la Cuaresma, y señaló que es necesaria una actitud de “mirarse hacia dentro” a través del silencio y la oración. “La conversión es un volver a Dios. Tal como nos lo pide el papa Francisco en su mensaje cuaresmal, que sepamos aprovechar este tiempo como una oportunidad que nos regala Dios para ‘sacudir nuestra modorra’”, expresó.

Luego invitó a la comunidad a preguntarse “¿Qué significa para mí la conversión?”. Y explicó que significa “orientar nuestra mirada hacia el fondo de nuestro corazón, percibirnos en lo más profundo, para ello necesitamos el silencio y la oración”, reflexionó el obispo.


Castrense
“La Cuaresma es un tiempo en el que nos disponemos nuevamente para dejarnos mirar por Jesús, resonando en nuestro corazón la invitación a la conversión”, mencionó monseñor Santiago Olivera, obispo castrense de la Argentina. En la catedral Stella Maris, presidió la misa acompañado por el vicario general castrense, monseñor Gustavo Acuña, el capellán mayor de la Armada y canciller castrense , presbítero Francisco Rostom Maderna, el rector de la catedral castrense, presbítero Diego Pereyra, el capellán mayor de la Fuerza Área Argentina, presbítero César Tauro, el capellán mayor de la Policía de Seguridad Argentina, presbítero Rubén Bonacina, y los capellanes castrenses, presbíteros Daniel Díaz Ramos, y Enrique Saguier Fonrouge.

Monseñor Olivera animó a “volver a tener esa intimidad con el Señor, como dice el papa Francisco, de corazón a corazón, esa oración que debe calar hondo en nuestra vida, que debe ingresar a nuestro corazón, pidamos esa gracia. Y que el rito que vamos a realizar ahora, el de la imposición de las cenizas sea un verdadero compromiso, de transitar el camino hacia el Evangelio, hacia Jesús”.+

Let's block ads! (Why?)

Se desarrolló en Goya el XXVII Campamento Regional de la Familia de la Catequesis Especial

Goya (Corrientes) (AICA): Con la presencia del obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, se desarrolló el XXVII Campamento Regional de la Familia de la Catequesis Especial de la región NEA, que reunió a más de 300 participantes.
Con el lema “Con María, servidores de la esperanza”, se desarrolló en Goya el XXVII Campamento Regional de la Familia de la Catequesis Especial de la región NEA, que reunió el fin de semana a más de 300 participantes.

Asistieron representantes de las arquidiócesis de Corrientes y Resistencia, y de las diócesis de Reconquista, San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, Puerto Iguazú, Reconquista, Oberá, Posadas, Santo Tomé, Formosa y Goya, acompañados por el obispo anfitrión, monseñor Adolfo Ramón Canecín y los sacerdotes, religiosas y catequistas de la región.

Desde el sábado, trabajaron centrados en el Año Mariano Nacional, a partir de una representación del cuento "La tienda del cielo", de la que se recibían regalos que después se compartían entre los presentes, relató la hermana Celsa González, integrante del equipo arquidiocesano de la Catequesis Especial de Corrientes, quien además detalló que se realizaron diversas actividades de recreación y un fogón festivo.

La misa de clausura estuvo presidida por monseñor Canecín en la catedral Nuestra Señora del Rosario, y concelebrada por los sacerdotes asesores de la catequesis especial de las diócesis.

Este campamento se realiza anualmente y está destinado a familias que tienen miembros con capacidades diferentes y a las personas que trabajan en el ámbito específico de la catequesis especial.

La catequesis especial se propone llevar a cada hermano la alegría de vivir la preferencia de Dios, la alegría de vivir el espíritu de las bienaventuranzas. Es una tarea pastoral integrada en la pastoral parroquial, diocesana y nacional que, fiel al mandato del Señor de evangelizar a todos, quiere enseñarles el verdadero nombre de Dios que es Padre.+

Let's block ads! (Why?)

París (Francia) (AICA): Asia Bibi, la cristiana pakistaní absuelta del cargo de blasfemia por el que fue condenada a muerte tras nueve años de prisión, solicitó asilo político en Francia, según ella misma lo reveló en una entrevista a la radio RTL.
Asia Bibi, la cristiana pakistaní absuelta del cargo de blasfemia por el que fue condenada a muerte tras nueve años de prisión, solicitó asilo político en Francia, según ella misma lo reveló en una entrevista a la radio RTL.
Actualmente se encuentra en París, en su primer viaje fuera del Canadá, donde fue recibida tras su liberación y escape del Pakistán el año pasado. Ayer recibió la ciudadanía honorífica de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que le fue conferida en 2014 cuando estaba en prisión.

Según la prensa francesa, se espera que Asia se reúna con el presidente Emmanuel Macron el viernes 28 de febrero.

Durante la entrevista, la exiliada dijo que aún no se programó una reunión oficial con el mandatario francés. Luego añadió: "Obviamente me gustaría que el presidente escuchara mi petición". Y finalmente reveló: "Mi mayor deseo es vivir en Francia".

Asia Bibi se ha convertido en un símbolo de la persecución religiosa contra los cristianos, participó en el juicio más delicado por ultraje contra el profeta Mahoma que se haya llevado a cabo en Pakistán. Al final de un largo juicio, en enero de 2019 fue declarada no culpable.

Durante este período Asia llevó una vida reservada y lejos de las cámaras. Sólo concedió una entrevista al Sunday Telegraph, en la que hizo un llamamiento a la justicia en favor de los paquistaníes condenados, que pasan años en la cárcel en espera de la sentencia, debido al bloqueo de los juicios bajo la presión de los radicales islámicos.

Hablando en París, dijo que estaba "enormemente agradecida al Canadá", la nación que le ofreció a ella y a su familia protección en un lugar secreto, a la espera de que un tercer país declarara su voluntad de concederle la condición de refugiado.

El mes pasado Asia reapareció en una foto con la periodista francesa Anne-Isabelle Tollet, quien luchó por su liberación llevando a cabo una tenaz campaña, y que escribió con ella el libro “Enfin Libre!". ("¡Libre al fin!"), de carácter autobiográfico. +

Let's block ads! (Why?)

Mons. Braida animó a “la alegría de la conversión”

La Rioja (AICA): El obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida, envió una carta a los fieles de la diócesis animando a vivir, en el tiempo de Cuaresma, “la alegría de la conversión” en sus distintas dimensiones: personal, cotidiana, ecológica y sinodal.
En el comienzo de la Cuaresma, el obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida, envió una carta a los fieles. Con el título “Cuaresma: Vivir la alegría de la conversión”, los animó a la conversión personal, ecológica y sinodal.

El prelado recordó las palabras de Jesús: “Conviértanse porque el Reino está cerca” e invitó a los fieles “a recorrer un camino de conversión que nos dispone a recibir la vida nueva que Él nos da como fruto de su muerte y resurrección”.

En segundo lugar, animó a la conversión personal: “Cada día de la cuaresma tiene textos bíblicos propios para la liturgia que son una guía segura para crecer en la escucha atenta de Dios y para un diálogo más profundo con Él sobre nuestras propias realidades buscando fortalecer este vínculo esencial de nuestra vida para que Él sea el centro”, recomendó, y así “acrecentar la amistad con Dios”.

En cuanto a la conversión en lo cotidiano, monseñor Braida señaló que “Jesús nos enseña que Dios habitualmente se manifiesta en lo cotidiano de la vida, en los hechos simples y sencillos que nos toca vivir cada día”. La Cuaresma, afirmó, “es un tiempo propicio para valorar nuestras responsabilidades y compromisos cotidianos, descubriendo en ellas la misión propia que tenemos en este mundo para mejorarlo a la luz del Evangelio”.

El obispo se refirió también a la conversión ecológica: “Nuestro planeta está ‘herido’ al querer explotarlo más de lo que puede dar o al explotar a sus habitantes sin respetar su dignidad obligándolos a vivir en condiciones de pobreza o forzándolos a la migración. Jesús nos invita a una conversión sincera reconociendo en Dios nuestro mayor bien y desde ahí, animarnos a desprendernos de lo que nos ata descubriendo que la felicidad evangélica está en compartir los bienes y talentos recibidos, y en servir”.

Finalmente, animó a “caminar juntos reconociendo que cada uno tiene algo que aportar para el bien común en la vida de la Iglesia y en la construcción de la sociedad”, para vivir una verdadera conversión sinodal y así “hacer realidad una Iglesia ‘en salida’, más misionera, más atenta a las necesidades de quienes sufren o de quienes no encuentran el verdadero sentido de la vida. Para tender una mano oportuna y solidaria”.

“Que este tiempo de cuaresma sea para todos un tiempo de gracia. Dios no se deja ganar en generosidad, por tanto, que este sea un tiempo de volver a dejar que Dios ocupe el centro de nuestra vida asumiendo un camino de conversión y de cambio en nuestras vidas y comunidades, para recibir la alegría y el gozo del Resucitado. Que María, nuestra madre, en este año mariano, nos ayude a ser siempre dóciles al Espíritu y fieles a nuestra misión cotidiana; que San Nicolás, en el centenario de su aureolización, nos ayude a descubrir el camino de conversión y de cambio necesario para una vida santa como la de él; que los mártires Enrique, Wenceslao, Carlos y Gabriel nos sostengan en este tiempo cuaresmal para que, como ellos, en la misión de cada día entreguemos nuestras vidas para que el Reino de Dios se manifieste más claramente, como lo vivieron ellos. Así sea”.+

Let's block ads! (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets