2020

“Nuestro pueblo está inmerso en una cadena de calamidades”, claman los obispos venezolanos

Caracas (Venezuela) (AICA): “Escuchamos en medio de la cuarentena social un inmenso clamor que sube al cielo ante el desamparo de millones de hombres y mujeres sin recursos económicos, sin comida, sin medicinas, sin trabajo, sin servicios adecuados de electricidad, agua, transporte, gas doméstico y combustible”, claman los obispos de Venezuela en un mensaje hecho público este jueves 28 de mayo.
“Escuchamos en medio de la cuarentena social un inmenso clamor que sube al cielo ante el desamparo de millones de hombres y mujeres sin recursos económicos, sin comida, sin medicinas, sin trabajo, sin servicios adecuados de electricidad, agua, transporte, gas doméstico y combustible”, claman los obispos de Venezuela en un mensaje hecho público este jueves 28 de mayo.

“Nuestro pueblo, todo, sin distinción, está inmerso en una cadena de calamidades” afirman los prelados venezolanos en el documento que lleva por título “Se oye una voz de alguien que llora amargamente’ y que tiene como fin llamar, por enésima vez, a una concertación y un acuerdo nacional inclusivo que acabe con el sufrimiento que padece la inmensa mayoría de los venezolanos y que los obispos califican de “moralmente intolerable”.

“Venezuela no podrá salir de esta situación, si el pueblo todo no interpela definitivamente a las autoridades y al conjunto del liderazgo político, social y cultural, y se declara en emergencia nacional” – advierte el episcopado.

“Es inaceptable –se lee en el mensaje - que continúe la situación que vivimos. Ya ha quedado atrás el tiempo de las palabras: debemos comprender no solo los síntomas, sino sus causas económicas, políticas y sociales; no debemos reducirnos a aliviar los efectos, sino acompañar y alentar los procesos para que se den las transformaciones y los cambios necesarios a nivel político, social y económico”

Y no se trata, según los obispos, de una consecuencia de la emergencia sanitaria que ha golpeado al mundo entero con la pandemia de Covid-19, sino más bien los estragos causados por los graves problemas económicos, sociales y políticos que se intensifican. “La presencia de la pandemia – constata el documento - no ha hecho sino poner en evidencia las múltiples carencias que sufre el pueblo y la incapacidad de dar respuestas adecuadas a ellas, más allá de soluciones parciales, necesarias, pero insuficientes, pues los males hay que arrancarlos de raíz”.

“Económicamente vemos al país a la deriva” afirman los obispos al explicar qué como consecuencia de las medidas de contención de la pandemia, la merma de la capacidad de producción y distribución de bienes se ha agravado, a tal punto, que empresas y comercios, ya debilitados, han cerrado sus puertas y dejado a miles de personas sin empleo. Lo mismo ha ocurrido con los trabajadores de la economía informal, que son la mayoría, con el aislamiento social. “El país está cerca de una quiebra económica de grandes proporciones”, advierten.

Un malestar generalizado que según el episcopado se ha pretendido ahogar con la violencia y la represión por parte los cuerpos de seguridad del Estado ante cualquier manifestación de disenso o protesta legítima. Las violaciones de los derechos humanos están a la orden del día e incluye, denuncian los obispos, “el hostigamiento a algunos líderes comunitarios, periodistas y médicos, e incluso la persecución y el encarcelamiento, sin el debido proceso, de algunos activistas políticos”.

“No se puede administrar la crisis solo como un arma de control social y político”, denuncian los obispos que si bien reconocen que la ciudadanía ha respondido con un comportamiento cívico, acatando la cuarentena y medidas sanitarias, consideran urgente que el gobierno elabore una “hoja de ruta de levantamiento de la cuarentena” que incluya la facilitación de la movilización de los trabajadores, la reactivación de la economía y del comercio y “la apertura progresiva de los templos para las celebraciones litúrgicas, en el respeto a las normas sanitarias que aconseje la emergencia”.

“No es eliminando al que piensa diferente que se saldrá de esta crisis” – dicen los obispos y llaman a buscar soluciones concertadas entre todos los factores políticos y a las distintas instituciones. “Lo más urgente a la vista de la inmensa catástrofe nacional, material, institucional y social que padecemos es una acción moral de gran calado, una sacudida ética y una convergencia político-social que nos encauce hacia el gran deseo común: un cambio fundamental que, partiendo de las necesidades y deseos del pueblo mayoritariamente sufriente, violentado en su dignidad y derechos, asuma en ejercicio de su soberanía el protagonismo de su propio destino de justicia, libertad y paz, todo esto enmarcado en el respeto a los derechos humanos y a la justa institucionalidad”.

El episcopado exhorta a todos a crear un clima espiritual y liderazgos renovados a superar la corrupción y el fraccionalismo, a inspirar y movilizar los ánimos y el trabajo creativo de todos. Poniendo como ejemplo al venerable Doctor José Gregorio Hernández, hombre, médico y cristiano comprometido con su pueblo próximo a su beatificación, los obispos concluyen encomendando al pueblo venezolano a su patrona, la Virgen de Coromoto. +

Let's block ads! (Why?)

Visita del Papa al Centro Astalli en 2019 ver más
Ciudad del Vaticano (AICA): Con motivo de la presentación último Informe anual del Centro Astalli de Roma, perteneciente al Servicio Jesuita a Refugiados (JRC), el papa Francisco escribió a su director, padre Camillo Ripamonti SJ, en la que destacó su labor de acogida de migrantes y refugiados.
Con motivo de la presentación último Informe anual del Centro Astalli de Roma, perteneciente al Servicio Jesuita a Refugiados (JRC), el papa Francisco escribió a su director, padre Camillo Ripamonti SJ, en la que destacó su labor de acogida de migrantes y refugiados.

En sus palabras dirigidas al padre Ripamonti, el pontífice manifestó su aprecio especialmente por el coraje con el que este espacio “enfrenta el ‘desafío’ de la migración, especialmente en este delicado momento para el derecho al asilo, ya que miles de personas, continúa, huyen de la guerra, las persecuciones y las graves crisis humanitarias”.

El Papa también mostró su cercanía a las personas que el derecho internacional define como “refugiados” y que el Centro Astali recibe “con amor fraternal: estoy espiritualmente cerca de todos con oración y afecto y los insto a tener confianza y esperanza en un mundo de paz, justicia y fraternidad entre los pueblos”.

El Santo Padre manifestó por último su deseo de que “su ejemplo puede provocar un compromiso renovado en la sociedad por una auténtica cultura de hospitalidad y solidaridad”.

Informe anual del Centro Astalli
Las cifras del citado informe narran las “vidas suspendidas” de los migrantes, invadidos por los efectos de la pandemia, que bloquea o ralentiza la vida cotidiana y la incertidumbre de tener que inventar una vida cotidiana desde cero en un nuevo país, informa Vatican News.

Asimismo, el análisis expone que “las políticas migratorias, restrictivas, cerradas – incluso discriminatorias – que han caracterizado el último año, agravan la precariedad de la vida, la exclusión y las irregularidades, haciendo más vulnerable a toda la sociedad”.

El pasado 15 de mayo, la Oficina de Prensa de la Santa Sede difundió el mensaje del Papa Francisco para la 106ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebrará el 27 de septiembre de 2020.

Este año, el texto del pontífice desea inspirar y animar las acciones pastorales de la Iglesia en el ámbito de los desplazamientos internos, de ahí su título: “Como Jesucristo, obligados a huir. Acoger, proteger, promover e integrar a los desplazados internos”. +

Let's block ads! (Why?)

La Rioja (AICA): La diócesis de La Rioja anunció que, a partir del lunes 1 de junio, se podrá asistir a los templos para oración personal. Se trata de una determinación del gobierno de la provincia junto con el obispo diocesano, monseñor Dante Braida, y referentes de 10 cultos religiosos de la provincia.
Luego de una reunión entre el gobierno de la provincia de La Rioja, el obispo diocesano, monseñor Dante Braida, y referentes de 10 cultos religiosos, las autoridades concluyeron en avanzar con la apertura paulatina de los templos para oración personal, a partir del lunes 1 de junio.

El anuncio fue realizado mediante una conferencia de prensa brindada al finalizar la reunión, donde las autoridades presentes expusieron los detalles del alcance que la medida tendrá en la provincia, luego del marcado descenso de los casos positivos de Covid-19.

Monseñor Braida expresó: "Junto con autoridades del gobierno se determinó la apertura del acompañamiento espiritual a partir del lunes 1 de junio de 10 a 18. Para que los templos estén abiertos y que los fieles puedan acudir cuando lo desean a un momento de oración personal. Podrán hablar con algún sacerdote si lo desean, para la asistencia espiritual, pero siempre cumpliendo con las normativas previstas”.

El obispo aclaró que más allá de que significa “una buena noticia para la feligresía”, “se deben continuar respetando las medidas de seguridad sanitaria. No puede haber muchas personas en los templos, hay que ingresar con el barbijo, mantener el distanciamiento social recomendado, los templos deben contar con alguien que reciba a las personas para el aseo de las manos, limpiar permanentemente los lugares donde se encuentran las personas, y todas las medidas que vinimos tomando hasta ahora".

Por su parte, el secretario de la Gobernación Provincial, Armando Molina señaló: "El 1 de junio van a reanudar las tareas en todos los templos y cultos de la provincia de La Rioja. Se trata de tareas de necesidad del alma, del espíritu".

Haciendo una evaluación sobre la situación de la pandemia en la provincia, el funcionario provincial mencionó: “Es el segundo día de la actividad comercial con atención a personas y todo se está desarrollando con normalidad, lo cual nos permite avanzar sobre las prácticas sociales en espacios públicos e instituciones como los templos".

De todos modos, Molina indicó: "No hay que perder de vista que la cuarentena continúa vigente y que se apela a la consciencia y responsabilidad de las personas".+

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): Con el lema “Con el Espíritu Santo crece la esperanza”, la Vicaría de Niños de la arquidiócesis de Buenos Aires realizará una vigilia de Pentecostés para los más chicos el sábado 30 de mayo. En preparación para recibir al Espíritu Santo, la actividad será organizada por decanatos y tendrá una actividad previa, un gesto solidario, un espacio de teatro y la celebración de la misa de Pentecostés
La Vicaría de Niños de la arquidiócesis de Buenos Aires realizará una vigilia de Pentecostés para los más chicos el sábado 30 de mayo. En preparación para recibir al Espíritu Santo, la actividad será organizada por decanatos “porque queremos seguir acompañándonos en este tiempo especial y pedir al Espíritu el regalo de la esperanza que nos anima y fortalece”.

Los organizadores ofrecieron una infografía de Pentecostés, para que cada familia se prepare desde casa para vivir la vigilia en un espacio de reflexión, oración y misión. Se trata de una “misión ad intra” en la que cada niño deberá confeccionar una paloma, signo del Espíritu Santo, y pegarla en los balcones, puertas, ventanas, etc. con el lema: “Con el Espíritu Santo crece la esperanza”. Luego podrán publicarla en las redes sociales con el hashtag: #PenteNiños20.

El sábado 30 la fiesta comenzará a las 16:30 a través del Facebook de la Vicaría de Niños. Habrá una animación en cada decanato, un espacio a cargo del grupo Sagrada Teatro, y concluirá con la misa que presidirá monseñor Ernesto Giobando SJ, obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal de los niños.

Asimismo, los organizadores invitaron a realizar un gesto solidario, eligiendo a un “comprador designado” en la familia, para que acerque a la parroquia más cercana un alimento no perecedero para los hermanos más necesitados.

“Este año todo es nuevo y diferente, y el Espíritu nos invita a no quedarnos encerrados y a celebrar de manera creativa y misionera. Queremos encontrarnos como Iglesia en Buenos Aires en los diferentes decanatos y recibir al Espíritu Santo en familia” anunciaron.

Más información en vicarianis.blogspot.com.+

Let's block ads! (Why?)

Gualeguaychú (Entre Ríos) (AICA): Ante un pedido realizado por la diócesis de Gualeguaychú, la Santa Sede declaró basílica menor al templo parroquial de Nuestra Señora de Aránzazu, de Victoria, ¨con el fin de intensificar el vínculo de esa iglesia con la Iglesia de Roma y con el Santo Padre, además de promover su ejemplaridad como centro de particular acción litúrgica y pastoral en la diócesis¨, explicó el obispo, monseñor Héctor Luis Zordán.
La Santa Sede informó que, a partir de un pedido realizado por la diócesis de Gualeguaychú, el templo parroquial de Nuestra Señora de Aránzazu, en la ciudad de Victoria, fue declarada basílica menor.

“Se nos ha comunicado que el papa Francisco ha concedido ese título con el fin de intensificar el vínculo de esa iglesia con la Iglesia de Roma y con el Santo Padre, además de promover su ejemplaridad como centro de particular acción litúrgica y pastoral en la diócesis”, informó el obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Luis Zordán.

El pedido fue formulado “en razón de que, además de guardar la imagen venerada en la ciudad y en la zona por más de 200 años, la misma es centro de un gran servicio pastoral en beneficio del pueblo de Dios y lugar al que acuden peregrinos para honrar a la Madre de Dios”, detalló el prelado.

Monseñor Zordán consideró que “es una alegría que compartimos, particularmente en el curso de este Año Mariano Nacional por la celebración del cuarto centenario del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora del Valle, y quedará como un signo y un recuerdo de este Año Mariano en nuestra Iglesia diocesana. Oportunamente, y cuando podamos festejarlo convenientemente, comunicaremos el programa de celebraciones que vayamos a realizar con este motivo”, anticipó.

Por su parte, el párroco, presbítero Héctor Trachitte, comunicó la noticia a la comunidad mediante una carta en la que además sostiene que “una vez más la Virgen Vasca muestra su amor, ternura y cercanía, con todo nuestro pueblo. Dejemos que la Virgen nos ayude a comprometernos con la realidad que nos toca vivir y seamos verdaderos servidores de la esperanza”.

La palabra “basílica” deriva del griego basiliké que significa “casa real”. A lo largo de la historia, los Papas han otorgado el título de basílica a un templo por su importancia espiritual e histórica.

Para que un templo pueda alcanzar el título basilical, debe reunir tres requisitos:
• Debe ser un templo destacado por su arquitectura.
• Debe ser un centro espiritual de una comunidad que es santuario para la multitud de devotos que acuden a él.
• Que posea un tesoro espiritual y sagrado por el culto ininterrumpido al Señor, a la Virgen y al Santo venerado en él.

Existen dos tipos de basílica: las mayores, que son sólo cuatro y están en Roma, y las menores, que son alrededor de 1500 esparcidas por todo el mundo.

La nueva basílica de Nuestra Señora de Aránzazu
El templo de Nuestra Señora de Aránzazu, de Victoria, es una joya arquitectónica que tiene las características del arte romántico del medioevo. Fue bendecido e inaugurado el 8 de septiembre de 1876.

En su interior se puede notar que el templo tiene forma de cruz italiana. La nave central termina en un ábside donde se encuentra el altar mayor, construido en buena madera de pino estucado, cuya técnica de pintura imita mármol y ónix.

Además, en su interior cuenta con una rica decoración pictórica. Fue realizada en su totalidad por uno de los más destacados pintores argentinos de obras de carácter religioso, el profesor Juan Augusto Fusilier, quien hizo la decoración entre los años 1951 y 1955.+

Let's block ads! (Why?)

En la misa crismal, Mons. Azpiroz Costa llamó a "abrazar el futuro con esperanza"

El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, presidió el 23 de mayo en la catedral Nuestra Señora de la Merced, la misa crismal. La celebración se llevó a cabo a puertas cerradas y fue concelebrada por el obispo auxiliar, monseñor Jorge Wagner, y monseñor Horacio Fuhr, párroco de la catedral, quien celebró sus bodas de oro sacerdotales.

El prelado comenzó su homilía saludando especialmente a los sacerdotes en esta celebración especial en que, en condiciones normales, el obispo concelebra con su presbiterio para consagrar el Santo Crisma y bendecir el óleo de los catecúmenos y de los enfermos. “Esta misa es la manifestación de la comunión en el único y mismo sacerdocio y ministerio de Cristo”, señaló.

“¡Estamos ‘convocados’, es decir ‘con – vocacionados’; reunidos en Asamblea; en Iglesia, para –ante todo- aprender a sanar las heridas de los demás; para ungirlas con el óleo de la alegría; el óleo con el que hemos sido ungidos como bautizados, confirmados, consagrados! ¡Gracias por estar hoy unidos a sus respectivas comunidades y acompañándonos!”, valoró.

“Desde la misa crismal del año pasado (16 de abril, 2019) hemos compartido gozos y esperanzas, también tristezas y angustias. Hoy celebramos los 50 años de ordenación presbiteral del querido Horacio Fuhr, párroco de esta iglesia catedral; el 26 de octubre del año pasado fue ordenado sacerdote el ‘benjamín’ del presbiterio, Fabián Tula; el 16 de noviembre de 2019, fue consagrado obispo nuestro querido hermano, monseñor Jorge Luis Wagner; finalmente el 8 de marzo pasado – II Domingo de Cuaresma, Día de la Mujer- Alejandra Lorena Illanes fue consagrada para el Orden de las Vírgenes en esta catedral, poco antes del inicio de esta ‘cuarentena’ (cincuentena, sesentena…y lo que el Señor disponga)”, enumeró.

“En la Solemnidad de la Anunciación (25 de marzo) vivió su pascua el padre Miguel García, hasta entonces párroco de Cristo Rey (Punta Alta). Pudimos celebrar su sepelio monseñor Jorge y quien les habla, asistidos solamente por los empleados de la funeraria y el cementerio… ¡Sí, se trataba de una particular soledad que nos invitaba sin embargo a creer nuevamente en la comunión de los santos, la vida eterna!”, afirmó.

“A las pocas horas, todos hemos participado, a través de la TV y las redes, en un momento especial de oración, celebración de la Palabra y Adoración Eucarística, presididas por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro y el nártex de la Basílica. La escena, conmovedora por lo significativa: oscuridad, lluvia, el Papa subiendo la explanada hacia la sede donde presidió la primera parte de la liturgia, la presencia del Cristo de ‘San Marcelo’ en una Plaza vacía… y al concluir: la bendición con Cristo – Eucaristía con la que Francisco bendijo al mundo”, recordó.

“El Cristo que hoy está significado en el cirio pascual que brilla al lado de este altar. El cirio nos muestra que la Resurrección de Cristo no cancela las llagas por las cuales hemos sido sanados. Los granos de incienso insertos en la Vigilia pascual así lo señalan. Esas heridas han querido ser ‘El’ signo sensible del Resucitado que arrancó en Tomás Apóstol su confesión de Fe: ‘¡Señor mío y Dios mío!’. La duda del apóstol arrancó también de Jesús Resucitado ‘La’ Bienaventuranza que hoy nos convoca: ‘¡Felices – Dichosos – Bienaventurados los que creen sin haber visto!’”, destacó.

En ese sentido, advirtió que “sigue siendo ‘Bienaventuranza’ en momentos en los cuales nada parece seguro, todo parece ser cuestionado. Son momentos en los cuales caen las certezas, parece reinar la confusión y el miedo. El Señor, como tantas veces nos dice: ‘¡No tengan miedo!’”, aseguró.

La unción que recordamos – actualizamos – celebramos en esta Misa no es invitación a mirarnos en un espejo (para ‘maquillarnos’ o ‘acicalarnos’). ¡Cristo es Puerta, Pastor! ¡Él nos muestra e indica dónde está su Pueblo, las ovejas de su rebaño! Sí, somos ungidos, pero para ungir a los demás”, advirtió.

Dirigiéndose especialmente a los sacerdotes, recordó cuatro palabras enunciadas por el papa Francisco en una carta enviada en el 160° aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars: Dolor; gratitud; ánimo y alabanza. A partir de esos cuatro conceptos, los animó a “comprender y tratar de asumir –con la ayuda de Dios y de los hermanos- la realidad”.

En el marco de la cuarentena, enumeró algunos “enojos”, ya sea por problemas con la fe, con el obispo, entre los mismos sacerdotes, al tiempo que valoró la inventiva y la creatividad pastoral surgida en este tiempo, el redescubrimiento de la fe en el seno de las familias (Iglesias domésticas) y pequeños grupos o comunidades; el tiempo de lectura, estudio, oración, de reuniones virtuales.

Por otra parte, advirtió sobre la tentación del “instalarse”, “acomodarse”, cierta inercia “esperando que pase el temporal para ver qué podremos hacer.

“El profeta Isaías vuelve a invitarnos a una memoria agradecida de la unción, el crisma que en Cristo nos hace hijos, apóstoles, servidores del Pueblo (a través del Bautismo, la Confirmación –el sacerdocio común de los fieles-; y el Orden Sagrado –ministerio sacerdotal-). Esta unción nos invita a vivir el presente con pasión. Nos invita a abrazar el futuro con esperanza”, alentó.

“No se trata de alimentar o vivir según nuestras expectativas (humanas, centradas más bien en uno mismo) sino de vivir en la Esperanza, que es virtud teologal, es decir centrada en Jesucristo, el mismo ayer, hoy y para siempre”, continuó.

“El Evangelio de esta Eucaristía nos habla de Jesús que vuelve a Nazaret, su pueblo, a la sinagoga que seguramente le era familiar. Hoy, como cada año (aunque sin la presencia física del pueblo y el presbiterio en pleno), volvemos a nuestra Iglesia catedral, en cierto modo, nuestra casa materna, nuestro ‘Nazaret’”, reconoció.

“¿No deseamos también que se disipe la oscura neblina de la pandemia, que vuelva la tranquilidad y pase la tormenta, que desaparezcan los enojos? Recordando el Evangelio es necesario recordar sus exigencias y mirar nuestro corazón. En nuestra casa, la madre también anima a sus hijos con algunos consejos, siempre fundamentales”, señaló, y enumeró: “No olvidar de dónde venimos”; “No bajar los brazos”; “No ‘cortarnos’ solos”; “No creer que somos los mejores”.

“La ‘unción’, no es maquillaje para uno mismo, es para los demás, para el pueblo santo de Dios que se nos ha confiado y con su unción bautismal también anima la nuestra”, sostuvo monseñor Azpiroz Costa.

Aun en estas circunstancias, aseguró el prelado, “hay signos en el Evangelio que nos invitan a seguir siendo fieles al amor inicial; a expandir sin medida el Bien (que –claro- es difusivo de sí mismo). Estamos llamados a desplegar, expandir, difundir esa unción que nadie ni nada podrán censurar o acallar (ni robar)”.

“Que el Señor en esta fiesta tan especial nos regale la verdadera alegría: la de ser luz, música y perfume para todos”, concluyó.+

» Texto completo de la homilía

Let's block ads! (Why?)

Mons. Araya: "Ser santos es ser protectores de la obra de Dios"

Villa Cura Brochero (Córdoba) (AICA): “No olvidemos que ser santos es ser protectores de la obra de Dios. Cuidar la obra de Dios no es opcional, ni secundario en nuestra vida espiritual. No olvidemos que cuidar la creación no es cosa de personas aisladas, de gente formada en el individualismo. Cuidar de la obra de Dios no es una suma de iniciativas personales es un trabajo en red”, afirmó el obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya, en el marco de los 5 años de la encíclica Laudato si´ del papa Francisco.
El obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya, presidió la misa, sin asistencia de fieles, de la solemnidad de la Ascensión de Nuestro Señor en el santuario de Nuestra Señora del Tránsito y Santo Cura Brochero.

En la homilía, el prelado reflexionó sobre el cuidado de la casa común, al cumplir cinco año de la promulgación de la encíclica Laudato si' del papa Francisco, y subrayó la idea de que "ser santos es ser protectores de la obra de Dios".

“Estos días es posible que hayamos sentido como se cuestiona la concepción que tenemos nosotros de santidad o de espiritualidad. El sentido que muchas veces damos a la santidad”, reconoció.

“No podemos olvidar que santidad tiene que ver con el cuerpo. La santidad tiene que ver con la naturaleza y con las realidades de este mundo. Nosotros vivimos en ellas y con ellas. Existimos en comunión con todas las creaturas porque así lo ha dispuesto Dios Padre creador de todas las cosas. Él ha establecido unos lazos entre todas las creaturas y nosotros no podemos pretender vivir como Jesús nos enseñó y ser santos fuera de estas relaciones”, recordó.

Monseñor Araya pidió no olvidarse que “ser santos es ser protectores de la obra de Dios. Cuidar la obra de Dios no es opcional, ni secundario en nuestra vida espiritual”.

“No olvidemos que cuidar la creación no es cosa de personas aisladas, de gente formada en el individualismo. Cuidar de la obra de Dios no es una suma de iniciativas personales es un trabajo en red. La santidad también es en red, es comunitaria y ambiental. Y la conversión también es comunitaria y ambiental”, añadió.+
Texto de la homilía

Let's block ads! (Why?)

En vísperas de Pentecostés, catequistas y docentes se reúnen en un nuevo "Mate x Meet"

Buenos Aires (AICA): Organizado por la Federación de Asociaciones Educativas Religiosas de la Argentina, el viernes 29 de mayo a las 16 se llevará a cabo el encuentro virtual “Mate x Meet”, que en esta oportunidad tiene como propósito compartir y reflexionar en torno a Pentecostés.
Organizado por la Federación de Asociaciones Educativas Religiosas de la Argentina, el viernes 29 de mayo a las 16 se llevará a cabo el encuentro virtual “Mate x Meet”.

Se trata de la segunda edición del encuentro, que reúne a catequistas, agentes de pastoral, docentes y directivos de manera virtual, debido a las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

En esta oportunidad, “Mate x Meet” tiene por objetivo compartir y reflexionar en torno a Pentecostés, en este tiempo particular que estamos viviendo.

Quienes deseen participar pueden inscribirse en este formulario

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): El Departamento Nacional de Animación y Pastoral Bíblica (DeNAPBi) informó que fueron incorporados a este organismo pastoral por el período 2020-2023, dos nuevos miembros: la licenciada Alicia Inés Farías y el doctor Leandro Ariel Verdini.
El director del Departamento Nacional de Animación y Pastoral Bíblica (DeNAPBi), magister Gerardo García Helder, informó que fueron incorporados a este organismo pastoral por el período 2020-2023, dos nuevos miembros: la licenciada Alicia Inés Farías, articuladora de miembros asociados a la Federación Bíblica Católica (FEBIC) en la Argentina; y el doctor Leandro Ariel Verdini, secretario de la Asociación Bíblica Argentina.

De este modo el Equipo que forma parte de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica de la Conferencia Episcopal Argentina queda conformado por 21 miembros, uno de los cuales es monseñor Gabriel Antonio Mestre, obispo de Mar del Plata, en carácter de obispo asesor del DeNAPBi. El resto del Equipo está conformado por nueve presbíteros, de los cuales 2 son religiosos; dos religiosas; y nueve laicos (de éstos 2 pertenecen al Orden de Vírgenes Consagradas). En total 8 mujeres y 13 varones.

Integrantes del DeNAPBi

- Obispo asesor, monseñor Gabriel Antonio Mestre, obispo de Mar del Plata.

- Director, magister Gerardo García Helder.

- Vicedirector, presbítero licenciado Marcelo Antonio Aníbal Carraza, del clero de la diócesis de Gualeguaychú.

- Secretaria, contadora Ana María Crocco.

- Tesorera, doctora María Verónica Talamé.

- Coordinadora de Áreas Pastorales, licenciada María Andrea Green OVC (del Orden de Vírgenes Consagradas).

- Coordinador de Regiones Pastorales, Sr. Roberto Báez.

- Padre Rubén Darío Bergliaffa SSP (Sociedad de San Pablo).

- Hermana licenciada María de la Paz Carbonari CDM (Compañía del Divino Maestro).

- Señora Marcela Pilar Castiñeira.

- Licenciada Alicia Inés Farías.

- Presbítero Víctor Hugo Gallardo, del clero de la arquidiócesis de San Juan de Cuyo.

- Padre Pablo Galván SVD (Sociedad del Verbo Divino).

- Presbítero profesor Hugo Alejandro Godoy, del clero de la diócesis de Puerto Iguazú.

- Hermana licenciada María Alejandra La Rocca APSM (Auxiliares Parroquiales de Santa María).

- Profesora Silvia Beatriz Larreategui OVC (del Orden de Vírgenes Consagradas).

- Presbítero Bruno Eduardo Mammana, del clero de la diócesis de Quilmes.

- Presbítero José María Molina, del clero de la arquidiócesis de Córdoba.

- Presbítero licenciado Gabriel Adrián Esteban Rodríguez, del clero de la diócesis de Villa de la Concepción del Río Cuarto.

- Presbítero licenciado Oscar Alfredo Tapia, del clero de la diócesis de Catamarca.

- Doctor Leandro Ariel Verdini, profesor de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA).

Objetivos del DeNAPBi
El DeNAPBi es una de las tres áreas que conforman la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica de la CEA (las otras son la Junta Nacional de Catequesis y el Instituto Superior de Catequesis Argentino (ISCA).

Tiene como objetivo cooperar en el servicio de la animación y la pastoral bíblica de las diócesis del país y de las diversas áreas pastorales; favorece el trabajo en red de instituciones y personas vinculadas con la actividad bíblica y fomenta la formación bíblica a todo nivel; es el responsable de la Campaña Bíblica anual y de promover la celebración del Mes de la Biblia y del Domingo Bíblico Nacional, mediante la realización de subsidios y encuentros nacionales, regionales, diocesanos o por áreas pastorales.+

Let's block ads! (Why?)

[unable to retrieve full-text content]

El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Colombo, presidió el 24 de mayo en la catedral Nuestra Señora de Loreto la misa del séptimo Domingo de Pascua, fiesta de la Ascensión del Señor y Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. En su homilía, destacó que con la Ascensión "termina la misión histórica de Jesús y comienza la misión de la Iglesia".

[unable to retrieve full-text content]

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, reflexionó sobre el Evangelio de la Ascensión del Señor, en el que Jesús se dirige a los discípulos diciendo: “Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado.

Mons. Mestre: “Ciudadanos del Cielo, nuestra patria eterna”

Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA): En su reflexión para el domingo de la Ascensión del Señor, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, propuso tres puntos para orar a la luz de la palabra: “Jesucristo mediador entre Dios y los hombres”, “Yo estaré con ustedes siempre hasta el fin del mundo” y “Mirar el cielo pero con los pies en la tierra”.
En su reflexión para el domingo de la Ascensión del Señor, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, propuso tres puntos para orar a la luz de la palabra: “Jesucristo mediador entre Dios y los hombres”, “Yo estaré con ustedes siempre hasta el fin del mundo” y “Mirar el cielo pero con los pies en la tierra”.

Jesucristo mediador entre Dios y los hombres
Al comenzar, el obispo indicó que con la Ascensión “se cierra el circuito cristológico”. Esto significa que “la Palabra Eterna se encarna, nace, anuncia y concreta la presencia del Reino en la historia; realiza su ministerio público, padece, muere en cruz, resucita y hoy vuelve al Padre”. Este circuito “engrandece nuestra humanidad dado que Dios no solo ‘se hace carne’ sino que, a partir de la Ascensión de alguna forma la humanidad está en el mismo seno de la Santísima Trinidad”. Esta fiesta nos ayuda a “recuperar desde Dios la dignidad, grandeza y valor de todo lo humano”.

“Yo estaré con ustedes siempre hasta el fin del mundo”
En el segundo punto, monseñor Mestre menciona el último versículo de Mateo que “no debemos perderlo de vista”, ya que Jesús “revela el compromiso de Dios con la humanidad”. “La seguridad absoluta que, si bien Jesús asciende al Cielo, nunca nos deja solos: siempre nos acompañará. Su presencia es y será constante hasta el fin del mundo”, aseguró el obispo de Mar del Plata. El mismo Dios revelado en el Antiguo Testamento “como firme, estable, verdadero y fiel ahora en Jesucristo nos confirma esta misma perspectiva en su presencia segura hasta el fin de los tiempos”.

Mirar el cielo pero con los pies en la tierra
“El desafío del discípulo misionero de Jesús de todos los tiempos es descubrir que en el cielo, a donde Jesús hoy asciende, está el destino final de nuestra historia”, explicó monseñor Mestre. Este “destino final”, “lejos de hacernos escapar de esta vida nos invita a asumirla cada día con mayor compromiso”. Por eso, “levantamos la mirada al cielo”, porque también “somos ciudadanos” del cielo, “esa es nuestra Patria eterna que da sentido a nuestro transitar cotidiano”.+

Let's block ads! (Why?)

Gregorio de Laferrere (Buenos Aires) (AICA): En el marco de la pandemia del Covid-19, el trabajo de Cáritas se intensificó en la mayoría de las diócesis, donde la demanda creció debido a las necesidades económicas de las familias. Uno de los ejemplos es la diócesis de Gregorio de Laferrere, que se encuentra cerca de duplicar la atención que se brindaba en diciembre de 2019. Durante la cuarentena se asistieron 36 comedores y 25 merenderos, se entregaron alimentos y se incrementó el número de voluntarios.
Los equipos de Cáritas en todo el territorio argentino trabajan arduamente para paliar las consecuencias económicas que las medidas tomadas para frenar la pandemia, generaron en las familias más necesitadas.

Es el caso de Cáritas diocesana de Gregorio de Laferrere, que experimentó un gran incremento en la demanda de ayuda por parte de los sectores más vulnerables. En diciembre, Cáritas Laferrere asistía a 9.800 familias. Hoy, la cifra asciende a más de 16.000, lo que supone un total de 60.000, el 70% menores.

Durante la cuarentena, Cáritas asiste 36 comedores, entregdando 7.500 porciones de alimentos en viandas que se llevan a los hogares; y 25 merenderos, con la misma modalidad.

Además, en el marco de la campaña “Seamos Uno”, que contó con la donación de diferentes empresas, se entregó una tanda de 10.300 cajas de alimentos y se encuentra en ejecución la segunda entrega, que ya va por 10.000 cajas.

También se distribuyeron 1.200 bolsas de papas, provenientes del Banco de Alimentos, y mercadería para 600 familias donadas por el Municipio de la Matanza. El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, por su parte, entrega normalmente 50.0000 kilos de alimentos, y en cuarentena sumó 20.0000 kilos más, junto con 2.900 unidades de leche y de aceite.

Para funcionar, Cáritas cuenta con la colaboración de cerca de 600 voluntarios, que en este tiempo de emergencia han tenido que reorganizarse en muchas comunidades, dado que un gran número de voluntarios son personas mayores que no pueden participar porque se encuentran dentro de la población de riesgo, y debieron ser reemplazadas por jóvenes.

En varias comunidades se pusieron a disposición las parroquias, capillas o salones para que la gente pueda acudir a cumplir con el calendario de vacunación.+

Let's block ads! (Why?)

Mons. Uriona animó a "anunciar, bautizar y enseñar"

Río Cuarto (Córdoba) (AICA): El obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP, presidió el 24 de mayo en la capilla del obispado, la misa del domingo de la Ascensión del Señor. En su homilía, se centró en tres verbos que sintetizan la misión que Jesús nos deja: anunciar, bautizar y enseñar.
El obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP, presidió el 24 de mayo en la capilla del obispado, la misa del domingo de la Ascensión del Señor.

“Después de 40 días en que Jesús resucitado fue apareciéndose a sus discípulos, los convoca, según la versión del Evangelio de San Mateo, a Galilea, y allí les da las últimas instrucciones, y después es elevado al Cielo”, recordó el obispo en su homilía.

“Pareciera que el Señor los abandona, era la sensación que tenían los discípulos. Se quedaron mirando al cielo, dice el texto de los Hechos de los Apóstoles, tuvieron que venir los ángeles para decirles: Ese Jesús que ahora han visto partir, volverá”, añadió. “Nos deja con un poco de tristeza”, reconoció.

“Jesús se va al Padre después de haber cumplido su misión en la tierra, y poco tiempo después les envía a los discípulos la promesa del don del Espíritu Santo. El tiempo de Jesús visible terminó: ahora comienza el tiempo del Espíritu, con una presencia particular de Cristo en su Iglesia, pero invisible”, continuó.

“Esta acción del Espíritu la veremos el próximo domingo sobre los apóstoles, los discípulos, los que tendrán la misión de anunciar a Jesucristo a todo el mundo. Y Jesús, antes de partir, como hemos escuchado en este breve Evangelio de Mateo, les deja una misión: ‘Vayan y anuncien a todas las naciones el Evangelio; anuncien a todas las naciones lo que les he enseñado’. Una misión ardua, una misión difícil. No era solamente al pueblo de Israel o algún grupito, era a toda la tierra”, advirtió.

“Esa misión ardua y difícil para los apóstoles sigue siendo ardua y difícil hoy también”, consideró el prelado, y animó a reflexionar sobre tres verbos que sintetizan las características de esta misión.

“El primero es anunciar, hay que anunciar el kerygma, que Jesús murió y resucitó para darnos la salvación, ese es el centro de nuestra fe, es el corazón de la fe y es lo primero que debían anunciar los discípulos. Es lo que llega a nuestro corazón y lo que nos da la certeza de la salvación”.

“El segundo verbo es bautizar: Bautizar a todas las naciones en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Bautizar significa ser introducidos en la Trinidad, ser introducidos en Dios. El bautismo nos hace hijos de Dios, la Trinidad viene a habitar en el corazón del bautizado, y siendo bautizados también formamos parte de esta gran familia que es la Iglesia de Jesucristo”.

“Y finalmente el tercer verbo, la tercera acción es enseñen: Enseñen a cumplir todo lo que yo les he mandado. La enseñanza está relacionada con la catequesis, tenemos que conocer a Jesús, tenemos que conocer su Evangelio, conocer lo que Él nos dejó como prenda de salvación, como enseñanza para alcanzarlo y cumplirlo”.

“Hay que tomar la cruz y seguirlo, hay que anunciarlo y me parece que es el gran desafío al que nos debemos preparar mientras nos preparamos para recibir el don del Espíritu Santo en Pentecostés”, animó.+

Let's block ads! (Why?)

Añatuya despide a las hermanas Vicentinas luego de 56 años de servicio en la diócesis

Añatuya (Santiago del Estero) (AICA): La diócesis de Añatuya despidió a las Hijas de la Caridad, hermanas vicentinas, luego de 56 años de servicio en la Iglesia santiagueña. El obispo diocesano, monseñor José Luis Corral SVD, envió una carta a las hermanas en agradecimiento “por haber sido junto a nosotros hermanas, madres, amigas, acompañantes y porque como cristales han permitido que la luz del Evangelio hecho vida llegue hasta este rincón de nuestra patria”.
La diócesis de Añatuya despidió a las Hijas de la Caridad, hermanas vicentinas, luego de 56 años de servicio en la Iglesia santiagueña. El obispo diocesano, monseñor José Luis Corral SVD, lo informó a través de un comunicado este 27 de mayo. Los primeros días de junio, las religosas dejarán la diócesis, destinadas por la congregación a una nueva misión.

“Hoy era el día previsto para celebrar juntos una misa de acción de gracias por la presencia, misión y testimonio, para poderles expresar nuestra gratitud, elevar juntos una súplica al Padre y compartir la Eucaristía”, explicó el obispo. A causa de la pandemia, la celebración tuvo que postergarse.

“Estamos tristes por su despedida, reconocemos su hermosa trayectoria y generosa labor desplegada por estas tierras, pero comprendemos los desafíos de la Congregación y de la reestructuración de comunidades que hoy les pide este paso. Sepan que les dejamos las puertas siempre abiertas para que vuelvan, aunque sea para visitarnos cuando puedan”, les dijo.

Las hermanas Vicentinas trabajaron en diversos lugares de la diócesis: en el Hospital de Añatuya, en la Escuela Medalla Milagrosa, en la capilla Santa Rosa, en el Hogar Geriátrico Santa Rosa, en la Residencia Juvenil Medalla Milagrosa, en el Hogar de Niños Santa Catalina Laburé, en el Hogar San Vicente de Paúl, en la escuela especial Santa Margarita, y en la escuela San Vicente de Paúl.

“No solo las hemos visto en estos espacios sino también entre los enfermos, en las casas de familia y en los barrios, en la catequesis y alfabetización de adultos, en la evangelización y promoción humana que día a día nos convoca”, mencionó monseñor Corral.

El obispo recordó la llegada de las hermanas a la diócesis, “de la mano de monseñor Jorge Gottau, y de modo silencioso, humilde y constante han vivido entre nosotros; han sabido mantener encendida la lámpara de la fe y de la caridad; nos han enriquecido con su carisma vicentino y muchos laicos han bebido de esta copa rebosante, quedando encendidos sus corazones con su fuego”.

Al concluir su carta, agradeció la labor de las Hijas de la Caridad, “por haber sido junto a nosotros hermanas, madres, amigas, acompañantes y porque como cristales han permitido que la luz del Evangelio hecho vida llegue hasta este rincón de nuestra patria”, y le pidió a Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, San Vicente y Santa Luisa, “que las bendiga y que bajo su mirada sigan sus huellas repartiendo amor, tendiendo puentes de solidaridad y anunciando la Buena Nueva del Evangelio allí donde sean destinadas “.+

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): Política, derecho, economía, Pymes, relaciones internacionales, comunicación, protección de los consumidores, gestión de la cultura, innovación, familia y escuela y adultos mayores, son algunos de los temas de las actividades abiertas a la comunidad programadas por la Universidad Católica Argentina (UCA) en tiempos de pandemia.
A raíz de la cuarentena preventiva por el coronavirus, la Universidad Católica Argentina (UCA) sustituyó desde el 16 de marzo sus clases presenciales por otras en modalidad a distancia, garantizando la calidad académica de los procesos de enseñanza-aprendizaje con el objetivo de brindar un servicio de calidad a los alumnos.

La casa de altos estudios cuenta con docentes especializados en su plataforma EVA (Entornos Virtuales de Aprendizaje) en todas las unidades académicas de las cuatro sedes (Buenos Aires, Mendoza, Paraná y Rosario), además de un equipo de especialistas que están acompañando a los profesores en este desafío.

En este contexto, la UCA ofrece semanalmente charlas y conferencias abiertas a la comunidad, a través de distintas plataformas. Las próximas actividades serán:

Ayer, martes 26 de mayo se hicieron “Para que el día después seamos mejores - Construyendo consensos para la acción - Jornada 7: Modelo de Trabajo, Educación y Tecnología”, “Constitución y covid-19: el Derecho en la emergencia de la pandemia - Experiencias comparadas”. “Análisis práctico de las normas de urgencia y necesidad, sobre Covid-19, los trabajadores y las Pymes”, “Criptomonedas: el otro mundo”, y “Liderar en un Mundo Incierto”

Para hoy, miércoles 27, están previstas: A las 16, “Teorías en las Relaciones Internacionales luego del Covid-19”; a las 18, “Qué es el Branding Media Training” y, también a las 18, “Protección de los consumidores en tiempos de pandemia”.

Las siguientes serán:

+Jueves 28, a las 12, “Síntesis de los impactos del Covid-19 sobre derecho civil y sobre derechos fundamentales”; a las 15, “Sociedad y Economía: La Argentina después del Covid-19”; y a las 18:30, “Gestión de la Cultura, en tiempos de pandemia”.

+ Viernes 29, a las 18, “Innovación y Desarrollo de productos en nuevos contextos” y a las 18, “Escuela – familia: el desafío de enseñar y aprender en cuarentena”.

Además, continuará el ciclo de charlas para adultos mayores dictado los lunes, martes, jueves y viernes.

Miguel Ángel Schiavone, rector de la UCA, destaca que “la educación virtual ya existía en la UCA como una estrategia educativa antes de la pandemia, con tecnología y capacitación de profesores en esta modalidad. La pandemia obligó a que se suspendieran las clases presenciales y toda la educación se concentró bajo la modalidad virtual”.

“Cuando las autoridades sanitarias lo decidan al desaparecer el riesgo para nuestros alumnos y docentes retomaremos las clases presenciales que seguirán complementándose con educación virtual y otras estrategias innovadoras a fin de mejorar la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje”, agrega.

Asimismo, afirma que la virtualidad llegó para quedarse en el aula: “Con el fin de la pandemia no vamos a descartar la educación virtual. La dosificaremos en un justo equilibrio con la presencialidad y el contacto humano tan necesario en estos días”.

Por último, Schiavone señala que “los alumnos no van a perder el año ni vamos a poner en juego la calidad de la educación que brindamos. La evolución de la pandemia es impredecible pero por ahora mantenemos nuestro calendario académico y planificamos reforzar la carga horaria presencial en el segundo semestre”.

Más información: www.uca.edu.ar/prensa.+

Let's block ads! (Why?)

Coloquio Internacional “El ejercicio de la libertad religiosa en tiempos de pandemia”

Buenos Aires (AICA): La Facultad de Derecho Canónico y el Instituto de Derecho Eclesiástico (IDEC) de la Universidad Católica Argentina (UCA) invitan al coloquio internacional, en formato virtual, sobre el tema “El ejercicio de la libertad religiosa en tiempos de pandemia”, que se llevará a cabo el jueves 28 de mayo de 18 a 19.30, con participación de importantes expositores.
La Facultad de Derecho Canónico y el Instituto de Derecho Eclesiástico (IDEC) de la Universidad Católica Argentina (UCA) invitan al coloquio internacional, en formato virtual, sobre el tema “El ejercicio de la libertad religiosa en tiempos de pandemia”, que se llevará a cabo el jueves 28 de mayo de 18 a 19.30, con participación de importantes expositores.

Intervendrán en el coloquio el presbítero Ariel David Busso, ex Decano y profesor de la Facultad de Derecho Canónico y vicepresidente del Tribunal Eclesiástico Nacional; el sacerdote carmelita Evaldo Xavier Gomes, asesor jurídico de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil y José Antonio Calvi del Risco, fundador del Consorcio Latinoamericano de Libertad Religiosa y asesor jurídico de instituciones religiosas en el Perú.

Además, participarán Alfredo Abriani ex Secretario de Culto de la Nación; el profesor Juan G. Navarro Floria, ex presidente del Consorcio Latinoamericano de Libertad Religiosa y Octavio Lo Prete, director del Instituto de Derecho Canónico (IDEC).

Para participar del coloquio se accede a la invitación de la plataforma Zoom. ID: 911 0073 5595. Contraseña: 821869

El ingreso será a partir de las 17:50 con nombre y apellido y se solicita hacerlo con micrófono silenciado y habrá posibilidad de preguntas al final vía chat de la plataforma. +

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): El Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica Argentina (ODSA UCA) puso a disposición en soporte digital la ¨Serie Estudios Impacto Social de las Medidas de Aislamiento Obligatorio por Covid-19 en el Área Metropolitana de Buenos Aires¨ (AMBA).
El Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica Argentina (ODSA UCA) puso a disposición en soporte digital la "Serie Estudios Impacto Social de las Medidas de Aislamiento Obligatorio por Covid-19 en el Área Metropolitana de Buenos Aires".

Entre los temas que incluye el informe se encuentran: “Empobrecimiento y desigualdades sociales en tiempos de pandemia” y “Crisis en las ocupaciones y caída en los ingresos laborales”.

Estos estudios fueron elaborados a partir de una encuesta aplicada entre el 7 y el 10 de mayo de 2020 a un panel de hogares relevados por la EDSA Equidad entre julio y octubre de 2019 en en el AMBA. Esta serie se compone de estos informes técnicos:

Presentación del estudio: “Impacto social de las medidas de aislamiento obligatorio COVID19 en el AMBA”.

Informe técnico 1: “Adhesión ciudadana a las políticas de aislamiento social".

Informe técnico 2: "Empobrecimiento y desigualdades sociales en tiempos de pandemia".

Informe técnico 3: "Crisis en las ocupaciones y caída en los ingresos laborales".

Informe técnico 4: "Acceso a servicios de salud y efectos en el bienestar subjetivo en tiempos de aislamiento".

Informe técnico 5: "Las infancias en tiempos de cuarentena".

Más información: www.uca.edu.ar/prensa.+

Let's block ads! (Why?)

Mons. Croxatto: "Cuidando la Casa Común"

El obispo de Neuquén, monseñor Fernando Martín Croxatto, publicó una columna en el periódico Río Negro, titulada “Cuidando la Casa Común”, en la que hace referencia a la encíclica Laudato si’, del papa Francisco, al cumplirse cinco años de su publicación.

En la encíclica, señaló monseñor Croxatto, el Papa “pone de manifiesto una espiritualidad cristiana que propone un modo alternativo de entender la calidad de vida y el cuidado de nuestra Casa Común y hace eje en una conversión ecológica que tenga por centro la dignidad de la persona”.

En ese sentido, consideró oportuno recordar algunos principios y criterios que propone este manifiesto planetario del Papa a la sociedad y a todos los hombres y las mujeres de buena voluntad.

“El Papa Francisco hizo en ese momento una ‘invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta’, porque ‘no podemos ser testigos mudos de gravísimas inequidades cuando se pretende obtener importantes beneficios haciendo pagar al resto de la humanidad, presente y futura, los altísimos costos de la degradación ambiental’. Y recordó que ‘el ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social’”, destacó el obispo.

“También nos exhortó a ‘reconocer que un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres’”, añadió.

“Francisco repite muchas veces ‘todo está conectado’, por eso, ‘cuando no se reconoce en la realidad misma el valor de un pobre, de un embrión humano, de una persona con discapacidad –por poner sólo algunos ejemplos–, difícilmente se escucharán los gritos de la misma naturaleza’”, recordó.

Considerando las realidades propias de cada región, señaló monseñor Croxatto, el Papa propone “espacios de discusión donde todos aquellos que de algún modo se pudieran ver directa o indirectamente afectados (agricultores, consumidores, autoridades, científicos, semilleras, vecinos a los campos fumigados, comunidades aborígenes y otros) puedan exponer sus problemáticas” para tomar decisiones tendientes al bien común presente y futuro.

“Y supo interpelarnos preguntando ‘¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?’ Pregunta que no puede quedar reducida en una aislada cuestión ambiental, y por lo tanto, la abre a otras sobre el sentido de la existencia y el valor de la vida social: ‘¿Para qué pasamos por este mundo? ¿Para qué vinimos a esta vida? ¿Para qué trabajamos y luchamos? ¿Para qué nos necesita esta tierra? Si no nos planteamos estas preguntas de fondo no creo que nuestras preocupaciones ecológicas puedan obtener resultados importantes’”, enfatizó.

“Hablando de las responsabilidades y los Estados, Francisco dijo que ‘los límites que debe imponer una sociedad sana, madura y soberana se asocian con: previsión y precaución, regulaciones adecuadas, vigilancia de la aplicación de las normas, control de la corrupción, acciones de control operativo sobre los efectos emergentes no deseados de los procesos productivos’. Y afirmó que ‘la grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo’”.

“En el sexto capítulo de esta Carta, sobre Educación y Espiritualidad Ecológica −y haciéndose eco de voces que lo precedieron, como Pablo VI y Benedicto XVI− Francisco nos habla de amor civil y político y dice: ‘El amor social es la clave de un auténtico desarrollo: para plasmar una sociedad más humana, más digna de la persona, es necesario revalorizar el amor en la vida social –a nivel político, económico, cultural–, haciéndolo la norma constante y suprema de la acción’”, destacó.

Finalmente, respecto de la inequidad planetaria y la deuda ecológica y social que dejan las multinacionales, “qué bueno fue descubrir que asumió un aporte nacido en nuestras tierras, citando un párrafo de un mensaje nuestro, de los obispos patagónicos”, celebró el obispo, y transcribió: “Constatamos que con frecuencia las empresas que obran así son multinacionales, que hacen aquí lo que no se les permite en países desarrollados o del llamado primer mundo. Generalmente, al cesar sus actividades y al retirarse, dejan grandes pasivos humanos y ambientales, como la desocupación, pueblos sin vida, agotamiento de algunas reservas naturales, deforestación, empobrecimiento de la agricultura y ganadería local, cráteres, cerros triturados, ríos contaminados y algunas pocas obras sociales que ya no se pueden sostener”.

Finalmente, el prelado invitó a todos los hombres y las mujeres de buena voluntad “a que juntos podamos sumarnos a este llamado de ‘conversión personal y social’, que nos permita cuidar y celebrar toda vida. Y ‘que nuestras luchas y nuestras preocupaciones por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza’. ‘¡Basta un hombre bueno, para que haya esperanza!’”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

Mons. Ojea en un panel interreligioso sobre el rol de los credos en la pandemia

Buenos Aires (AICA): El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, participó un panel virtual sobre “Esperanza y contención: Los credos enfrentando la pandemia”, organizado por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).
El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, participó un panel virtual sobre “Esperanza y contención: Los credos enfrentando la pandemia”, organizado por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y transmitido el 26 de mayo a través de Facebook Live.

El prelado compartió ese espacio de diálogo con el secretario interconfesional de la DAIA, Alberto Zimerman; el presbítero evangélico Marcelo Figueroa; el gran rabino de la comunidad Sefardí de Buenos Aires, Isaac Sacca,y la representante del Centro del Diálogo Interconfesional ALBA, Nancy Falcón.

Monseñor Ojea comenzó su reflexión expresando: "En este tiempo nos acordamos de las cosas esenciales, pensamos en valores en cosas muy importantes, también pensamos en la vida y en la muerte, pensamos en cosas fundamentales; venimos de un tiempo de un enorme desequilibrio en las relaciones con nosotros mismos por supuesto con Dios con la naturaleza y con los hermanos".

Al focalizar su análisis en las consecuencias de ese desequilibrio, el prelado advirtió: "Se ha desmadrado la relación del hombre con la naturaleza de la cual él ha succionado todo lo que ha podido, sin límite, entonces es claro que hay una desmesura; el hombre ha perdido el control".

"Hace dos meses que no tenemos control de una situación y esto realmente nos pone en nuestro límite; el hombre toca su propio límite y al mismo tiempo también tiene que replantear su espacio de fraternidad; su relación social su relación con el prójimo, porque hemos creado un mundo desigual. Entonces son dos desafíos porque tenemos que revisar un vínculo con el prójimo y nuestro vínculo con la naturaleza", agregó.

"Dios quiera que a partir de esta fuerte tensión tengamos el envión necesario como para replantearnos un nuevo vínculo, para poder hacer en nuestra vida, en la casa común, una vida más humana y de mayor respeto por por cada ser y por la diversidad", completó.

Más adelante, el presidente del episcopado opinó sobre la perspectiva que muestra la crisis sanitaria que actualmente sacude al mundo, diciendo: "En la crisis vamos pensando también en el horizonte que nos espera, y una de las cosas en que tenemos que pensar necesariamente es en cómo construimos una pedagogía del cuidado".

"Hemos tenido en las misas virtuales muchísima más gente que la que tenemos en las misas presenciales, y esto al principio nos ha llamado muchísimo la atención, pero cuando hay una crisis, cuando hay una tensión, evidentemente hay una cantidad de preguntas que tienen que ver con dónde está Dios", expresó el obispo en relación con el intercambio de ideas sobre el replanteamiento de la fe en el actual contexto.

Hacia el final del encuentro, monseñor Ojea valorizó el diálogo y observó al mismo tiempo, la complejidad de la situación social que la humanidad deberá afrontar a partir de los situación actual.

"Vamos a vivir un mundo muy desigual, muy complejo; con problemas laborales ya veníamos con problemas a través de la robotización, imaginémonos la desocupación iba a ver en un tiempo", afirmó, y cerró alentando a continuar con el diálogo y la escucha: "Porque vamos a tener que crear cosas nuevas o vamos a ser testigos de cosas nuevas".

La charla virtual en http://www.facebook.com/DAIAArg/videos/3020397248053357.+

Let's block ads! (Why?)

Córdoba (AICA): El arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, presidió el 24 de mayo en el oratorio de las Hermanas Carmelitas Argentinas Santa Teresa de Jesús, la misa de la Ascensión del Señor. En su homilía, aseguró que ¨todos tenemos nuestra Galilea¨, a donde estamos invitados a volver para ¨actualizar nuestro encuentro con el Señor¨ y asumir nuestra misión de anunciar el Evangelio.
El arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, presidió el 24 de mayo en el oratorio de las Hermanas Carmelitas Argentinas Santa Teresa de Jesús, la misa del domingo de la Ascensión del Señor.

Luego de recordar el relato evangélico en el que Jesús les habla a los discípulos sobre el Reino de Dios y les promete la venida del Espíritu Santo, para luego ascender al cielo, monseñor Ñáñez explicó que el cielo que se menciona no es estrictamente un lugar, sino un estado.

“La ascensión, en efecto, forma parte del misterio pascual de Jesús, de su pasión, muerte, sepultura, resurrección y glorificación. Lo que sucede simultáneamente en Él, es decir, su resurrección y su glorificación aparece ante sus discípulos desplegada en el tiempo. Ellos tienen que hacer un proceso en su camino de fe. No captan ni comprenden todo desde el comienzo de los acontecimientos. Otro tanto tiene que hacer la primera comunidad. Los discípulos y la primera comunidad deben comprender y asimilar, poco a poco, que la salvación obrada por Jesús es para todos los hombres y no sólo para el pueblo judío”, señaló.

Para esto, destacó, “se necesitará la presencia y la obra del Espíritu Santo que ilumina las inteligencias, dando la capacidad de comprender; el Espíritu que interioriza en el corazón de cada persona el mensaje y la obra salvadora de Jesús y el que impulsa al anuncio, al testimonio del evangelio, y al ofrecimiento y a la comunicación de la gracia, la cual provoca, por así decir, un encuentro personal y salvador con Jesús, invitando a su seguimiento”.

“Nosotros, hoy, impulsados por lo que venimos considerando, comenzaremos a prepararnos para celebrar la fiesta de Pentecostés, el próximo domingo. Queremos pedir ese don sobre todo don, el Espíritu Santo, y procuraremos abrir nuestro corazón para recibirlo y disponernos para colaborar en su obra”.

“Galilea representa para los discípulos el lugar donde todo comenzó, donde se encontraron con el Señor por primera vez y donde fueron invitados a seguirle. Allí mismo, ahora el Señor Resucitado y glorificado les propone un nuevo comienzo, una nueva tarea: la misión a todos los pueblos, para promover el encuentro de otros con Él. No se trata ante todo de exponer nuevas doctrinas, sino de ser discípulos, es decir, de poder llegar a tener la experiencia de un encuentro personal con Jesús y de seguirlo cordialmente, asumiendo su estilo de vida, sus sentimientos, sus criterios, su proceder”, sostuvo.

“Este episodio es ejemplar para nosotros hoy, los que queremos ser discípulos de Jesús. Todos tenemos ‘nuestra Galilea’. Hoy estamos invitados a volver allí, para actualizar nuestro encuentro con el Señor y para recomenzar nuestro camino de seguimiento y para asumir nuestra misión de testimoniar y anunciar el Evangelio, ‘primereando’ respetuosa y cordialmente a nuestros familiares, amigos, vecinos, como decíamos en la carta pastoral con ocasión de los 450 años de la Arquidiócesis”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

Con "la pandemia al hombro": Los barrios vulnerables le hacen frente al coronavirus

San Justo (Buenos Aires) (AICA): El obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, brindó detalles sobre cómo se organiza la ayuda en el marco de la pandemia en los sectores más vulnerables del territorio diocesano. En una entrevista con Unlam TV, destacó que así como se incrementó la demanda, se multiplicaron las acciones solidarias organizadas de trabajo frente al hambre. En este momento, detalló, se entregan más de 10.000 viandas para acompañar la realidad de los barrios más necesitados.
La crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus dejó nuevamente en evidencia las necesidades estructurales históricas que sufren quienes se encuentran bajo la línea de la pobreza. El obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, dialogó con Unlam TV sobre cómo se organiza la ayuda en los barrios más pobres de La Matanza.

Ante la situación de emergencia, la diócesis de San Justo conformó un Comité de crisis para los barrios carenciados que comprenden: Barrio Almafuerte, Puerta de Hierro, 17 de Marzo, 17 de Marzo bis, San Petersburgo, Ciudad Celina, entre otros.

En la entrevista, monseñor García destacó que en el último tiempo se han incrementado las acciones solidarias frente al hambre en los barrios populares: “Estamos trabajando mucho, porque además de preparar los lugares desde los espacios que nosotros tenemos, habilitándolos como lugares de aislamiento, el efecto que ha tenido en nuestras barriadas ha sido la falta de trabajo y el hambre, entonces el trabajo más intensivo fue tratar de sostener la realidad de las familias que no tienen qué comer”.

“Se han multiplicado las acciones solidarias organizadas de trabajo frente al hambre en los distintos sectores, abriendo distintos comedores y también abasteciendo los comedores que ya estaban funcionando. En este momento se están dando más de 10.000 viandas por día para acompañar la realidad de nuestros barrios. Creo que hay otras necesidades que tenemos que atender, que es la vida de la gente, porque si no tenemos vida, tampoco tendremos fe. Entonces lo primero es defender la vida”, aseguró.

“Así como a algunos la pandemia les pasa por aislarse y meterse adentro de un termo para que no les pase nada, muchas de nuestras comunidades más vulnerables se han fortalecido. Porque muchos, manteniendo los cuidados, se han organizado, y han afianzado el sentimiento de pueblo y solidaridad durante la pandemia. Son las que sufren más, pero también son las que han reaccionado con mayor generosidad, poniéndose la pandemia al hombro, y desafiando el miedo desde la caridad”, valoró.

Con la llegada de los días más fríos del año, las parroquias de la diócesis necesitan no sólo alimentos para continuar cocinando viandas todos los días, sino también ropa de abrigo y frazadas para asistir a los vecinos que menos tienen.

Para colaborar comunicarse con el Obispado San Justo a los teléfonos 4484-3561 o 4651-3360, o por correo electrónico a ‎obispadosanjusto@gmail.com.+

Let's block ads! (Why?)

Villa Mercedes (San Luis) (AICA): El sábado 26 de mayo el programa radial Actualidad Católica, de FM Acuarela 96,5 Mhz. cumplió 27 años desde su primera audición en el éter villamercedino, conducido por Jorge Sacchi y Marcelo Celli en una realización de Maglodí Producciones.
Este magazine católico habitualmente ofrece información nacional e internacional, noticias del ámbito diocesano y local acompañado de entrevistas a sacerdotes, religiosas y a miembros de las distintas instituciones laicales y religiosas de San Luis.

Además ofrece el comentario del Evangelio del próximo domingo, la voz del papa Francisco y su catequesis y microprogramas de Radio Vaticana.

En su audición aniversario entrevistó al presbítero Máximo Jurcinovic, encargado de prensa de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA); a la licenciada Guadalupe García Corigliano, de la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA); y al presbítero Raúl Chávez, del clero de la diócesis de San Luis, con su habitual comentario del Evangelio del domingo.

El emprendimiento periodístico nació el 22 de mayo de 1993 y refleja ampliamente el acontecer y la información de la Iglesia puntana cada siete días, acompañado de una variada selección musical, comentarios, concursos con la participación de la audiencia, resaltando semanalmente con informaciones y entrevistas la defensa de la vida y la familia y los valores trascendentales del ser humano.

Esta audición se nutre del servicio diario de noticias de AICA (Agencia Informativa Católica Argentina), del semanario católico Cristo Hoy y de la revista Vivir en Familia.

Distinciones
Actualidad Católica fue distinguido con el premio Santa Clara de Asís en 1996, otorgado por la Liga de Madres de Familia; Diploma Reconocimiento por su Labor Periodística Año 2000 por el Obispado de San Luis; tercer lugar en el rubro Mejor Programa "Formativo-Religioso" en la edición 2006 de los premios Magníficat que otorga ARCA (Asociación de Radiodifusores Católicos Argentinos) y fue galardonado como "Mejor programa religioso" con el premio provincial Carolina Tobar García edición 2017.

Actualidad Católica se difunde por Radio FM Acuarela 96,5 Mhz todos los sábados de 8 a 10 y para comunicarse con la producción pueden dirigirse a Peñaloza 1128, 5730 Villa Mercedes, San Luis, tel. 02657-430008; wasap 2657613746; correo electrónico: actualidadcatolica@yahoo.com.ar ; Facebook: www.facebook.com/actualidadcatolica .+

Let's block ads! (Why?)

Salta (AICA): “Demos gracias a Dios por este regalo del papa Francisco que hace 5 años nos legara y tratemos de poner en nuestro corazón este nuevo estilo que supone hacerme cargo de la casa común¨, pidió el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, en un mensaje por el aniversario de la encíclica Laudato si´.
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, grabó un mensaje para la comunidad salteña a 5 años de la publicación de la encíclica Laudato si' del papa Francisco, en el que destacó que el pontífice propone en ese texto la idea de la “casa común”, invitando a “una visión integral del mundo y de la humanidad".

"Es la encíclica más citada del Magisterio, sobre todo fuera de la Iglesia. En América Latina, después del Sínodo de la Amazonía comenzamos a descubrir las iniciativas tendientes a que conozcamos este magnifico mensaje del Papa que tanto ha calado en la humanidad", subrayó.

El prelado salteño explicó que "Laudato si' son las dos primeras palabras con que el cántico de la criatura empieza transmitiendo al mundo los sentimientos de gozo de San Francisco de Asís, frente a Dios, creador de todas las cosas. Es como un canto que se hace oración y traduce en el lenguaje de la alabanza el credo".

"El Papa plantea un interrogante de base ¿qué clase de mundo le queremos dejar a los niños que están creciendo ahora? Es una cuestión que no puede tomarse de forma fragmentada”, advirtió, y agregó: “¿Qué necesita de nosotros la Tierra para que siga conteniéndonos, para que sea habitable y humana?”

“A partir de la invocación Laudato si', mi' Signore (Alabado seas, mi Señor), el Papa nos recuerda que la tierra es como una hermana, con quien compartimos nuestra vida y una hermosa madre que abre sus brazos para acogernos. La humanidad parece haber olvidado que somos polvo de la tierra, que nuestros cuerpos están hechos de sus elementos, respiramos su aire, recibimos su vida", puntualizó.

"El Papa nos invita a escucharnos entre nosotros y a renovar nuestra esperanza, aun cuando hemos constatado que hemos abusado de la tierra; pero debemos escuchar a la tierra, a los hermanos más pobres e intentar cambiar el rumbo... Nos invita a un compromiso de dialogar con todos los cristianos y a dialogar con el mundo de las ciencias", añadió.

Monseñor Cargnello afirmó que “si uno tuviera que señalar algunos temas, destacaría la íntima relación de los pobres y la fragilidad del planeta; simplemente basta con irse a ver la gente que vive cerca del Vertedero San Javier y verán los asentamientos y el sufrimiento de la gente que va a buscar la comida del basurero para comer".

"Demos gracias a Dios por este regalo del papa Francisco que hace 5 años nos legara y tratemos de poner en nuestro corazón este nuevo estilo que supone hacerme cargo de la casa común y enseñemos a nuestros niños y jóvenes un estilo de vida como el de Jesús. Hacerme cargo de los demás", pidió.+

Let's block ads! (Why?)

Mons. Ojea presidió una misa por el joven asesinado en La Cava

San Isidro (Buenos Aires) (AICA): El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, presidió el domingo 24 de mayo una misa en la parroquia Nuestra Señora de la Cava para rezar por un joven asesinado en el barrio y por su familia que vive el dolor de su muerte. “Todo el sufrimiento inalcanzable como el que estas dos familias están viviendo, por más que no sea noticia, es certeramente conocido por el Señor, y el Señor está más presente que nunca en una familia que sufre de este modo”, expresó.
Al recibir la noticia del asesinato de un joven de 16 años en el barrio La Cava, el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, presidió el domingo 24 de mayo una misa para pedir por el alma de la víctima y por su familia en este momento de profundo dolor.

La celebración se llevó a cabo a puertas cerradas y fue concelebrada por el párroco del lugar. En su homilía, monseñor Ojea dirigió un mensaje a la familia del joven asesinado y a los familiares del adolescente que le quitó la vida: “El Padre nos mira”, aseguró, y afirmó que “todo el sufrimiento inalcanzable como el que estas dos familias están viviendo, por más que no sea noticia, es certeramente conocido por el Señor, y el Señor está más presente que nunca en una familia que sufre de este modo”.

“Por favor, no piensen que esto no se puede cambiar, como que esto es algo más que pasa”, advirtió monseñor Ojea a los vecinos del barrio y agregó: “Quería pedirles que no hagan pactos con el mal”. “No nos tenemos que dar por vencidos en la lucha por el cuidado de la vida”, recordó.

Recordando los dichos de monseñor Jorge García Cuerva, que fue párroco de Nuestra Señora de la Cava, el obispo expresó: “Él siempre nos decía: “Luchemos para evitar que se vivan las 3 ‘C’: la calle, la cárcel, el cementerio, que era como un proceso inevitable de tantos chicos nuestros en este barrio, como si fuese un destino. Cortemos ese destino, hablemos de otras ‘C’: casa, colegio, club, capilla”.

Finalmente, envió un mensaje a quienes no viven en el barrio La Cava, y que al barrio lo observan a distancia: "La infancia de este joven asesinado no fue fácil, estuvo en una Institución de menores; faltó la presencia del papá y en algún momento de la mamá: ¿Dónde estaba el Estado? ¿Dónde estamos nosotros? ¿Dónde está nuestra comunidad? ¿Dónde están nuestras instituciones?”. Porque cuando hablamos de cuidar la vida, no podemos ser expulsivos; no podemos ser expulsivos de nadie, por más que la situación se presente difícil; es un modo de ponernos a prueba. Jesús vino para estar particularmente con ellos, y nosotros no podemos renunciar a ese mandato”.

Antes de terminar la misa, el prelado pidió rezar a la patrona de la comunidad, Nuestra Señora de la Cava: “Le rezamos a María para que libre al barrio, de no sé quiénes, que ponen armas en las manos de nuestros jóvenes”.

La víctima de 16 años se llamaba Lautaro Damián Lizarraga Reynoso, y fue asesinado de un balazo por un adolescente de 15 años, en el cruce del pasaje 3 e Intendente Tomkinson, de Villa La Cava. Falleció luego de ser trasladado a un centro asistencial.+

Let's block ads! (Why?)

Buenos Aires (AICA): El Equipo “Justicia, Género e Inclusión”, de la Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJyP), pidió activar las redes solidarias y comunitarias a fin de prevenir las situaciones de violencia contra la mujer en el contexto familiar, durante el aislamiento social por la pandemia del coronavirus. “Acompañamos a las víctimas de este flagelo”, sostuvo en un comunicado.
El Equipo “Justicia, Género e Inclusión”, de la Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJyP), pidió activar las redes solidarias y comunitarias a fin de prevenir las situaciones de violencia contra la mujer en el contexto familiar, durante el aislamiento social por la pandemia del coronavirus.

“Es importante estar atentos, para cuidar a quienes están expuestos a la violencia. Si la familia, los amigos, los vecinos o compañeros de trabajo perciben síntomas o signos de aislamiento de mujeres que están en riesgo de padecer violencia familiar, pueden ofrecer con mucha discreción su ayuda o hacer saber a las autoridades u organismos especializados”, sugirió en un comunicado, y agregó: “La víctima puede no estar en condiciones o no poder ayudarse a sí misma”.

“Acompañamos con nuestra oración a las mujeres víctimas de este flagelo y apelamos a la conciencia social de nuestras comunidades para que ninguna mujer en el país se sienta aislada y sola en situaciones de riesgo de violencia doméstica”, subrayó. 

Texto del comunicado
La aparición de la pandemia generada por el Covid-19 trae consigo una serie de desafíos. El aislamiento social crea un buen contexto para reforzar los vínculos familiares saludables. Sin embargo, puede implicar un riesgo para las mujeres y sus familias cuando esos vínculos son violentos.

Sabemos que, del total de femicidios, más de la mitad se producen por parte de la pareja o expareja, en el hogar de la víctima o en el que compartían con el agresor. El hogar puede no ser el lugar más seguro para pasar la pandemia si hay antecedentes de violencia. El encierro con el agresor, el estrés económico y la precariedad laboral dificultan las consultas, las denuncias, el acceso al sistema judicial y la contención familiar y social de víctimas y agresores. 

En este sentido, el Equipo Justicia, Género e Inclusión de la Comisión Nacional Justicia y Paz, propone las siguientes recomendaciones como aporte para acompañar estas situaciones.

a) Solicitar ayuda: Si una persona siente que se encuentra en riesgo ella o su familia, es importante que busque ayuda. Ante los primeros síntomas de violencia, cualquiera sea su modalidad, sobre su persona o sobre su entorno, conviene consultar a través de las líneas gratuitas habilitadas al efecto, (Líneas 144 para todo el país; 137 en la ciudad de Buenos aires y la línea 911 para emergencias) u ONGs que ofrecen asistencia.

b) Tomar distancia: Si la situación se agrava, conviene que la víctima y los niños que de ella dependan abandonen el foco de riesgo para preservar su integridad personal, proteger a la familia y a los suyos; mientras procura asistencia para resolver la situación personal. Teniendo presente que la salida de la casa en esta circunstancia no constituye violación del aislamiento.

c) Estar atentos: Ante la gravedad de las situaciones personales y familiares descriptas, se recomienda activar las redes solidarias y comunitarias. Es importante estar atentos, para cuidar a quienes están expuestos a la violencia. Si la familia, los amigos, los vecinos o compañeros de trabajo perciben síntomas o signos de aislamiento de mujeres que están en riesgo de padecer violencia familiar, pueden ofrecer con mucha discreción su ayuda o hacer saber a las autoridades u organismos especializados. La víctima puede no estar en condiciones o no poder ayudarse a sí misma.

Acompañamos con nuestra oración a las mujeres víctimas de este flagelo y apelamos a la conciencia social de nuestras comunidades para que ninguna mujer en el país, se sienta aislada y sola en situaciones de riesgo de violencia doméstica.

Informes: www.justiciaypaz.org.+

Let's block ads! (Why?)

La oración es poderosa porque atrae el poder de Dios que siempre da vida; dijo el Papa

Ciudad del Vaticano (AICA): La oración de los justos, fue el tema sobre el que reflexionó esta mañana el papa Francisco durante la audiencia general de este miércoles 27 de mayo, celebrada en la Biblioteca del Palacio Apostólico, continuando con su ciclo de catequesis dedicada a la oración el pontífice señaló que “la oración es “el refugio del hombre ante el diluvio del mal que crece en el mundo” y “transforma nuestro corazón de piedra en corazón de carne”.
La oración de los justos, fue el tema sobre el que reflexionó esta mañana el papa Francisco durante la audiencia general de este miércoles 27 de mayo, celebrada en la Biblioteca del Palacio Apostólico, continuando con su ciclo de catequesis dedicada a la oración el pontífice señaló que “la oración es “el refugio del hombre ante el diluvio del mal que crece en el mundo” y “transforma nuestro corazón de piedra en corazón de carne”.

Francisco comenzó afirmando que “el plan de Dios para la humanidad es bueno, pero en nuestra vida diaria experimentamos la presencia del mal. “Una experiencia cotidiana”, expresó y describió cómo la humanidad pasó de la comunión con Dios al odio fraterno por culpa del pecado, y cómo la fuerza de la oración de unos pocos abrió la puerta a la esperanza en la redención.

Así en los primeros capítulos del libro del Génesis “se describe la progresiva expansión del pecado en los asuntos humanos”. Adán y Eva, engañados por la serpiente, asumen que Dios les tiene envidia y que impide su felicidad, y se rebelan contra Él para tratar de ser como Dios.

“Esa es la tentación”, advirtió el Papa, “la ambición que entra en el corazón”. Sin embargo, cuando comen del fruto prohibido “experimentan lo contrario de lo que esperaban: sus ojos se abren y descubren que están desnudos. No olviden esto: el tentador es un mal pagador, paga mal”.

En la siguiente generación, al de Caín y Abel, el mal aumenta. Caín mata a su hermano Abel por envidia, al que veía como un rival. “El mal se enraíza en el corazón de Caín y no consigue dominarlo”.

“El mal comienza a entrar en el corazón, los pensamientos son siempre de mirar mal al otro, con sospecha: ‘este es un malvado que me quiere hacer el mal’. Y eso va entrando en el corazón. De esa manera, la historia de la primera fraternidad termina con un asesinato. Y yo pienso hoy en la fraternidad humana: guerra por todos lados”, lamentó el Papa.

Con el paso del tiempo, “el mal se extiende como una mancha de aceite hasta ocupar todo el cuadro”. “Los grandes sucesos del diluvio universal y de la torre de Babel revelan que había necesidad de un nuevo comienzo, de una nueva creación que tendría su cumplimiento en Cristo”.

Y, sin embargo, “en estas primeras páginas de la Biblia, también está escrita otra historia, menos llamativa, más humilde y devota, que representa la redención de la esperanza”.

“Aunque casi todos se comportaban de manera feroz, haciendo del odio y de la conquista el gran motor de la vida humana, había personas capaces de rezar a Dios con sinceridad, capaces de escribir de un modo diferente el destino del hombre”. Y citó a algunos grandes personajes del Génesis: Abel, su hermano Set, Enos o Noé.

Leyendo sus historias, “subsiste la impresión de que la oración es el dique de contención, el refugio del hombre frente a la ola llena de mal que crece en el mundo”.

Esa oración, incluso parece destinada a pedir “por la salvación de nosotros mismos”. “Esto es importante”, subrayó Francisco. “Es importante. Rezar: ‘Señor, por favor, sálvame de mí mismo, de mis ambiciones, de mis pasiones, sálvame de mí mismo’”.

“La oración, cuando es auténtica, libera de cualquier instinto de violencia y es una mirada dirigida a Dios”. “La oración cultiva jardines de renacimiento en lugares donde el odio del hombre ha sido capaz de extender el desierto”, concluyó.

“La oración es poderosa porque atrae el poder de Dios, que es la vida. Es por eso que el señorío de Dios pasa por la cadena de estos hombres y mujeres, a menudo incomprendidos o marginados en el mundo. Pero el mundo vive y crece gracias a la fuerza de Dios que estos siervos suyos atraen con su oración. Son una cadena que no es nada ruidosa, que rara vez salta a los titulares, ¡pero es tan importante restaurar la confianza en el mundo!”. +

Let's block ads! (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets