Mons. Frassia: “Cuando uno está más cerca de Dios, tiene más luz”

Mons. Frassia: “Cuando uno está más cerca de Dios, tiene más luz”

Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, reflexionó esta semana sobre el Evangelio que narra la parábola del fariseo y el publicano. “Pidamos a Dios tener conciencia de nuestros límites, de nuestros pecados, pero saber que Dios es rico en misericordia”, animó.
En una nueva entrega de sus reflexiones semanales sobre el Evangelio, el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, se refirió a la parábola del fariseo y el publicano.

Al respecto, consideró que esta oración “es tan representativa de nosotros que podríamos decir que la actitud del fariseo --de estar lleno de sí, de aquel que nunca reconoce un error, de aquel que es negador de todo, de aquel que juzga a los demás en todas las cosas, del catón que va señalando con el dedo a los otros pero no es capaz de reconocer su propios errores, del espíritu de negación y negarse a sí mismo o creerse que de alguna forma está lleno y que no tiene problemas, o también la otra forma: nunca va a ser perdonado porque tiene tantos pecados-- esta ‘actitud farisaica’ a veces está presente en muchos de nosotros”.

“Luego tenemos al publicano, un pobre hombre, que es pobre pero es humilde; es pobre, es humilde y reconoce; ¿qué reconoce? Reconoce más la grandeza de Dios y también reconoce sus propias miserias, pero ofrece -a este Dios de misericordia- sus propias miserias pero sabe que es más importante su Misericordia que sus miserias y él reconoce sus pecados”, destacó.

“¿Y nosotros? Lo mismo. Tenemos que tener la misma actitud. Cuando uno está más cerca de Dios tiene más luz y cuando uno tiene más luz, ve más. Ver más significa ver más sus pecados, sus límites, sus egoísmos, sus cosas negativas”, reconoció.

En ese sentido, rezó: “Pidamos a Dios tener conciencia de nuestros límites, de nuestros pecados, pero saber que Dios es rico en misericordia; pidamos tener la actitud del publicano y no la actitud llena del fariseo, del orgullo, de la vanidad. Cuando reconozcamos que tenemos pecados debemos seguir confiando en Dios, porque Dios vino para nuestros pecados”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets