El obispado de Añatuya responde ante un presunto abuso sexual

Añatuya (Santiago del Estero) (AICA): El obispado de Añatuya informó que colaborará con la Justicia para determinar la inocencia o responsabilidad del presbítero Julián Ruiz, acusado de abuso sexual de un menor de 16 años en la localidad de Pampa de los Guanacos. La curia también informó que iniciará un procedimiento canónico según establece la Iglesia para este tipo de casos.
Ante la acusación dirigida a un sacerdote por abuso sexual de un menor, el obispado de Añatuya salió rápidamente a informar que colaborará con la Justicia para determinar la inocencia o responsabilidad del imputado, al tiempo que iniciará un procedimiento canónico según establece la Iglesia para este tipo de casos.

A través de su administrador diocesano, el presbítero Hernán González Cazón, la curia añatuyense pidió a todos los fieles santiagueños que se unan en oración “para que Dios permita que se llegue al veredicto justo” frente a estos “hechos gravísimos”.

El padre González Cazón, que se trasladó hasta Pampa de los Guanacos para interiorizarse de los hechos, comprometió el acompañamiento espiritual de la diócesis a la posible víctima del delito denunciado.

El comunicado del obispado, cuya sede está vacante desde la partida de monseñor Adolfo Uriona a la diócesis de Río Cuarto en diciembre de 2014, se dio a conocer luego de que el Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional de Monte Quemado pidiera la detención del presbítero Julián Ruiz por presunto abuso sexual de un menor de 16 años.

Comunicado del obispado
En el día de la fecha a las 12.47 recibí un fax del Sr. juez subrogante a cargo del Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional de Monte Quemado, Dr. José Luis Torrelio, quien me envía copia del decreto emitido en el expediente que se labra en ese juzgado a raíz de la denuncia formulada respecto al presbítero Julián Ruiz, párroco de Pampa de Pampa de los Guanacos, en la que se investiga al mismo por el posible delito de abuso sexual en perjuicio de un menor.

En primer lugar, manifiesto que el obispado de Añatuya se pone a disposición de la Justicia y colaborará con la misma en todo lo que sea necesario para llegar al esclarecimiento de los hechos que se investigan. También en la sede del Obispado se inician los pasos previos del procedimiento que el Derecho Canónico de la Iglesia católica prescribe cuando ocurren casos como el presente.

En segundo lugar, me dirijo a los fieles de esta diócesis y de la provincia en un momento que nos lleva de dolor. Les pido a todos que nos unamos en la oración para que Dios permita que se llegue al veredicto justo, y pueda demostrarse la inocencia o la responsabilidad de padre Julián de los hechos gravísimos que se le imputan. También comprometo el acompañamiento espiritual de la diócesis a la posible víctima del delito denunciado.

P. Hernán González Cazón, Administrador Diocesano. Diócesis de Añatuya.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets