Mons. Martínez Perea: “La magnanimidad de San Luis Rey nos encandila”

Mons. Martínez Perea: “La magnanimidad de San Luis Rey nos encandila”

San Luis (AICA): El obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, presidió el 25 de agosto la misa y la procesión en honor de San Luis Rey, patrono de la diócesis y de la provincia que celebró sus 424 años de fundación. “La magnanimidad de San Luis Rey nos encandila”, aseguró, y agregó: “Es una virtud que significa que un alma se hace grande y tiende a lo óptimo. No al pequeño esfuerzo sino al esfuerzo total”.
El obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, presidió el 25 de agosto la misa y la procesión en honor de San Luis Rey, patrono de la diócesis y de la provincia que celebró sus 424 años de fundación.

Numerosas personas se congregaron en el santuario de Nuestra Señora del Rosario del Trono, donde –entre cantos y rezos- salió la procesión con las imágenes del patrono, el Santo Cristo de la Quebrada y la Virgen.

Al llegar a la catedral, la comunidad diocesana interpretó el Himno Nacional y el prelado sanluiseño presidió la misa concelebrada por el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, en su calidad de metropolitano, y demás sacerdotes.

Participó como invitado de honor, el alcalde de la ciudad española de Medina de Rioseco, David Esteban Rodriguez, quien entregó una medalla de la Virgen de Medina de Rioseco. También estuvieron presentes autoridades nacionales, provinciales, locales, la Policía provincial, militares retirados y abanderados de colegios de esta ciudad.

En su homilía, monseñor Martínez Perea destacó la magnanimidad de San Luis Rey, y recordó que las tradiciones y las buenas costumbres se reciben de los antepasados y que San Luis Rey las recibió de su madre Blanca de Castilla.

“La magnanimidad de San Luis Rey nos encandila”, aseguró, y agregó: “Es una virtud que significa que un alma se hace grande y tiende a lo óptimo. No al pequeño esfuerzo sino al esfuerzo total”.

“La magnanimidad por el bien de la cristiandad le valió su muerte. Él tenía un alma que respiraba el aire de Dios”, sostuvo.

Monseñor Martínez Perea le pidió a San Luis Rey que enseñe a los cristianos a “buscar grandes conquistas y que los padres de familia les enseñen a sus hijos a conseguir grandes cosas”.

“Así como la Virgen dijo: ‘el Señor hizo grandes cosas en mi’, nosotros podamos decirle a Ella… dile en mi nombre a Dios que yo sepa hacer grandes cosas”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets