Código Civil: La Acción Católica reclamó respetar valores y amplio debate



Buenos Aires (AICA): Ante el debate que ha comenzado en el Congreso sobre la reforma del Código Civil y Comercial, la Acción Católica Argentina (A.C.A.) propuso a los legisladores que la ley que sancionen, que regulará la vida de las personas y sus relaciones en la sociedad desde el inicio de su vida y aún después de ella, se oriente al bien común, y que tomen en cuenta las opiniones y propuestas presentadas en las audiencias públicas desarrolladas en 2012. Advirtieron que no puede permanecer ¨indiferente¨ porque ¨valora la ley y porque la ley propone valores¨, trasciende el hoy y se adentra en el futuro de las generaciones argentinas.

Ante el debate que ha comenzado en el Congreso Nacional sobre la Reforma del Código Civil y Comercial, la Acción Católica Argentina propuso a los legisladores que la ley que sancionen, que regulará la vida de las personas y sus relaciones en la sociedad desde el inicio de su vida y aún después de ella, se oriente al bien común, y que tomen en cuenta las opiniones y propuestas que se presentaron en las Audiencias Públicas desarrolladas durante 2012.

En un escrito enviado a todos los senadores y diputados nacionales, la entidad religiosa afirma que no puede permanecer "indiferente" porque "valora la ley y porque la ley propone valores", trasciende el hoy y se adentra en el futuro de las generaciones argentinas.


En el documento, la Acción Católica Argentina expresa claramente que:


* La vida es vida, desde su concepción. ¡Valorémosla y cuidémosla de punta a punta!


* Es inadmisible la posibilidad de experimentación con los embriones no implantados.


* La familia es una realidad con profundas raíces en el pueblo argentino y a lo largo de todo el país. Ella es un bien social indiscutible.


* El matrimonio fundado en la unión de un varón y una mujer, es la base de la familia, y minimizar los deberes entre los esposos o promover de su disolución "express", desvaloriza la esencia misma del mismo.


* Los niños, cualquiera sea la forma en que hayan sido concebidos, tienen derecho al respeto de su vida e identidad, como el justo conocimiento de sus derechos de filiación, paternidad y maternidad. Y sus padres tienen el derecho a la patria potestad.


* Todo ser humano merece el reconocimiento de su personalidad jurídica en todas partes y sin distinción de condición alguna.


* La adopción debe tener en mira el interés superior e integral de los niños, y no el deseo de los adultos.


* La fecundación artificial debería ser prohibida por las objeciones éticas y jurídicas que merece. Y, en caso que se lleve adelante la fecundación extracorpórea, el ser humano concebido de esta manera tiene, el mismo estatuto, dignidad y derechos que cualquier otra persona.


* Es particularmente grave la posibilidad de fecundación post mortem.


* Preocupa cierto reglamentarismo que propone el anteproyecto en relación a las asociaciones civiles, e incluso a las simples asociaciones.


* Notamos que en las soluciones propuestas en este campo, ha influido una ideología individualista y una concepción de familia ajena a las tradiciones nacionales y al sentir y vivir de la gran mayoría de nuestro pueblo.


Asimismo, manifiesta que valora "la atención puesta al desarrollo creciente de los derechos humanos y su protección jurídica; la disposición que prohíbe la manipulación genética en los embriones y la que limita la experimentación en seres humanos; y la positiva previsión acerca de las exequias de las personas, que da cuenta del respeto debido al cuerpo humano aún después de la muerte, sería oportuno que se prevea en forma expresa la necesidad de respetar las creencias y principios religiosos del fallecido.+



07:04
Etiquetas:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets