La Medalla Milagrosa se celebra en Buenos Aires



Buenos Aires (AICA): El santuario y parroquia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa recibe desde las primeras horas de la mañana a cientos de devotos de esta advocación mariana en el templo ubicado en Curapaligüe 1185, del barrio porteño de Parque Chacabuco. A las 19, el padre Juan Carlos Gatti, provincial de la Congregación de la Misión, celebrará la Eucaristía, y a las 20 se iniciará la procesión alrededor del Parque Chacabuco, con la presencia del arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Aurelio Poli, quien celebrará a las 21 misa en el atrio de la basílica.

El santuario y parroquia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa recibe desde las primeras horas de la mañana a cientos de devotos de esta advocación mariana, que llegan para dar gracias a Dios por los dones recibidos por intercesión de la Virgen y elevar sus súplicas a la intercesora.

Los festejos patronales comenzaron a las 7.30 con la celebración de la primera misa de la jornada. También se programaron celebraciones eucarísticas para las 9, 10.30, 12, 14, 16 y 17.30, todas en el altar mayor del templo ubicado en Curapaligüe 1185, del barrio porteño de Parque Chacabuco.


Celebrará la Eucaristía a las 19 el padre Juan Carlos Gatti, provincial de la Congregación de la Misión, sociedad de vida apostólica fundada por san Vicente de Paúl –conocidos como padres paúles o vicentinos-, que tienen a su cargo la parroquia y santuario porteño.


A las 20 se iniciará la procesión alrededor del Parque Chacabuco, con la presencia del arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Aurelio Poli, quien celebrará a las 21 misa en el atrio de la basílica. El lema de las fiestas patronales de este año es “Madre, cuida la fe de tu pueblo que camina”.


La advocación mariana


La devoción por la Virgen de la Medalla Milagrosa nació en la capilla de las Hijas de la Caridad, obra fundada por san Vicente de Paúl. Santa Catalina Labouré recibió el domingo 18 de julio de 1830 el mandato de María de acuñar una medalla.

Según atestiguó el confesor de la religiosa en el proceso de canonización, la Virgen habría dicho a santa Catalina: “Es preciso acuñar una medalla según este modelo; cuantos la llevaren puesta, teniendo aplicadas indulgencias, y devotamente rezaren esta súplica, alcanzarán especial protección de la madre de Dios”.+



08:33
Etiquetas:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets