Concluye el Año de la Fe con la primera exhortación apostólica de Francisco: “Evangelii Gaudium”

Concluye el Año de la Fe con la primera exhortación apostólica de Francisco: “Evangelii Gaudium”




Ciudad del Vaticano (AICA): Este domingo, 24 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey, se celebra la clausura del Año de la Fe, durante la misa el papa Francisco entregará, en forma simbólica, el texto de su primera exhortación apostólica, que se titulará “Evangelii gaudium” y tratará sobre la evangelización. El Vaticano presentará el documento el martes 26 de noviembre. “El Año de la Fe se encamina a su conclusión. Termina un año dedicado completamente a reavivar la fe de los creyentes, pero ahora prosigue el anhelo de mantener viva la enseñanza recibida”, dijo monseñor Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, al presentar los últimos actos de este Año de la Fe, que convocado por Benedicto XVI, comenzó el 11 de octubre de 2012.

Este domingo, 24 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey, se celebra la clausura del Año de la Fe, durante la misa el papa Francisco entregará, en forma simbólica, el texto de su primera exhortación apostólica, que se titulará “Evangelii gaudium” y tratará sobre la evangelización. El Vaticano presentará el documento el martes 26 de noviembre.

El presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella, presentando, en conferencia de prensa, los últimos momentos de este Año de la Fe, que convocado por Benedicto XVI, comenzó el 11 de octubre de 2012, señaló, respecto a la exhortación apostólica, que Francisco recogerá algunas de las conclusiones del Sínodo de los Obispos para la Nueva Evangelización, celebrado en octubre de 2012, y añadirá sus propias ideas al respecto.


Los últimos actos de este Año, explicó monseñor Fisichella serán: el “Día de la vida contemplativa” que tendrá lugar el 21 de noviembre y las celebraciones finales serán dos: el encuentro de los catecúmenos con el papa, el 23 de noviembre y la misa de clausura, el domingo 24.


El papa Francisco el día 21 de noviembre acudirá al Monasterio Camaldolese del Aventino donde se encontrará con la comunidad religiosa. Ese día, que coincide con el aniversario de la entrada al monasterio de Sor Nazarena Crotta, última reclusa que vivió dentro de esos muros, estará dedicado a quienes han elegido la vida de clausura como dedicación privilegiada a una vida de oración y contemplación.


Bajo el lema “preparados para pasar por la Puerta de la Fe”, el sábado 23 de noviembre, tendrá lugar el segundo acto dedicado a los catecúmenos. 500 catecúmenos acompañados por sus catequistas, procedentes de 47 países diferentes de los cinco continentes serán los protagonistas de esta jornada. El papa recibirá a 35 de ellos en la entrada de la Basílica de San Pedro y les realizará las preguntas tradicionales del rito.


Durante la rueda de prensa de presentación de estos actos intervinieron, además de monseñor Rino Fisichella, monseñor José Octavio Ruiz Arenas y monseñor Graham Bell, secretario y subsecretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.


Monseñor Fisichella indicó que en la solemne misa de clausura de este Año de la Fe, que tendrá lugar en la Plaza de San Pedro a las 10.30, se han elegido tres signos que evidenciarán el valor de este momento: la exposición de las reliquias de San Pedro, la entrega del papa Francisco de su exhortación apostólica Evangelii Gaudium y un gesto de caridad a favor del pueblo de Filipinas. Durante la eucaristía se realizará una colecta como contribución de los peregrinos del Año de la Fe a los afectados por los desastres meteorológicos en la nación asiática.


Sobre la experiencia de este Año, monseñor Fisichella destacó que “el Pueblo de Dios expandido por el mundo entero vivió con gran intensidad Año, subrayando luego que el número de más de ocho millones y medio de peregrinos que rezaron ante la Tumba de Pedro, profesando la fe, es sólo un signo entre los más pequeños, aunque significativos, que quedarán en nuestro recuerdo.


Tras señalar que es imposible describir en su plenitud lo que se vivió en ámbito local, el presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización se refirió a micro-iniciativas que en todo el mundo evidenciaron cuán viva permanece la fe de los fieles, como testimonio de la piedad y del profundo sentido religioso.


"Este Año ha sido realmente una experiencia de gracia y de gratitud al Señor, que quedará en los corazones", declaró Fisichella.


"Recibimos testimonios conmovedores de fe también en los lugares más escondidos, de pobreza, de sufrimiento, donde los cristianos son una pequeña minoría. La fe unió y permitió recordar a todos el fundamento de nuestro creer: Jesús Resucitado esperanza para una vida nueva", enfatizó.+


“El Año de la Fe se encamina a su conclusión. Termina un año dedicado completamente a reavivar la fe de los creyentes, pero ahora prosigue el anhelo de mantener viva la enseñanza recibida”, concluyó monseñor Fisichella.+



06:48
Etiquetas:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets