Comunidades monásticas latinoamericanas en el santuario del Cura Brochero

Villa Cura Brochero (Córdoba) (AICA): Los participantes del XII Encuentro Monástico Latinoamericano, que durante una semana estuvieron reunidos en la residencia franciscana de San Antonio de Arredondo, peregrinaron el 3 de octubre al santuario del Cura Brochero, en la villa cordobesa que lleva el nombre del santo argentino. La misa fue presidida por el obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya.
Los participantes del XII Encuentro Monástico Latinoamericano (EMLA), que durante una semana estuvieron reunidos en la residencia franciscana de San Antonio de Arredondo, peregrinaron el 3 de octubre al santuario del Cura Brochero, en la villa cordobesa que lleva el nombre del santo argentino.

El EMLA reunió a comunidades monásticas que en América Latina viven según la Regla de San Benito (benedictinas, benedictinos, cistercienses y trapenses) y que mantienen este tipo de encuentros regionales “genuinos y profundos” cada tres o cuatro años.

El santuario de San José Gabriel del Rosario Brochero recibe miles de peregrinos durante el año y de diversas partes del mundo que llegan a dar gracias, pedir la intercesión, o conocer la tierra donde el santo cura pasó más de cuarenta años.

Laicos, sacerdotes, religiosas y religiosos, y en esta oportunidad, monjes, se acercaron para experimentar bien de cerca el rasgo contemplativo del Cura Brochero que, destacaron, “se visualiza en la naturaleza y cultura del lugar”.

El pasado jueves, los monjes latinoamericanos peregrinaron hacía el santuario de Cura Brochero para participar de la misa y conocer más la vida y obra del santo sacerdote argentino.

La Eucaristía fue presidida por el obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya, quien destacó datos biográficos de San José Gabriel y subrayó: “Brochero supo unir acción y profunda piedad, sin rupturas, en medio de sus ocupaciones”.

En su homilía, el prelado expresó también rasgos de la vida comunitaria del santo cura.

“A pesar de llevar una vida tan activa y variada siempre se le vio celebrar misa, rezar el breviario y el rosario. Brochero no se santificó a pesar de su gente, sino que recorrió un camino de santidad eminentemente eucarístico, un camino comunitario”, concluyó.

La peregrinación de las comunidades monásticas continuó por el Museo Brocheriano (ex casa de ejercicios), la nueva capilla San José Gabriel Brochero en el predio “La Providencia” y la casa donde falleció el Cura Brochero.

El decimosegundo encuentro monástico finalizó el domingo 6 de octubre en San Antonio de Arredondo.

La Unión Monástica Latinoamericana la componen tres regiones: la Asociación Benedictina Cisterciense del Caribe y de Los Andes (Abecca, la Conferencia de Intercambio Monástico de Brasil (Cimbra) y la Conferencia de Comunidades Monásticas del Cono Sur (Surco).+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets