Mons. Han Lim Moon: El agua que calmará definitivamente tu sed

Mons. Han Lim Moon: El agua que calmará definitivamente tu sed

San Martín (Buenos Aires) (AICA): En su homilía del tercer domingo de Cuaresma, el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, resaltó la importancia del diálogo con el Señor, haciendo alusión a la escena evangélica de Jesús con la samaritana: “¡Ese manantial es Jesús y el agua es su Espíritu de amor!”, expresó.
En su homilía del tercer domingo de Cuaresma, el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, resaltó la importancia del diálogo con el Señor, haciendo alusión a la escena evangélica de Jesús con la samaritana.

“Jesús le ofrece a esta mujer, que había tenido cinco hombres y sumaba seis con el actual, el agua que calmaría definitivamente su sed y le garantizaría la vida eterna”.

“Jesús quiere revelar que la sed de esta mujer no es sólo física sino más profunda: ¡la de un amor auténtico y duradero! Y ella no ha encontrado a alguien que le diera la plena felicidad. Por esa razón anduvo de ‘un pozo a otro pozo’, de ‘un varón a otro varón’”, dijo monseñor Moon al continuar con el relato del Evangelio.

El agua que ofrece el Señor es “el agua viva de su Espíritu, su amor para ella y para todo hombre que cree en Él”. El obispo auxiliar de San Martín preguntó a la comunidad: “¿Cuáles son tus pozos por dónde andas buscando el ‘agua’ para calmar tu sed? ¿El trabajo, el dinero, el placer, el poder, la adicción? Justamente allí, al lado de esos pozos, Jesús te está esperando y te dice: “El que beba de esta agua tendrá nuevamente sed, pero el que beba del agua que yo le daré, nunca más volverá a tener sed”.

La Pascua es el momento ideal para tomar de esa “agua viva” que ofrece el Señor: “Así como Moisés en el desierto golpeó con su bastón la roca y brotó el agua que calmó la sed de todo su pueblo, de manera insuperable, cuando Jesús murió en la cruz por amor a nosotros y un soldado le abrió su costado con una lanza, ahí, comenzó a brotar el agua viva, su Espíritu de amor que calmará la sed de toda la humanidad y para siempre”, agregó el prelado.

“¡Ese manantial es Jesús y el agua es su Espíritu de amor!”, dijo al concluir monseñor Moon “¡Jesús está ansioso y ‘se muere’ por ofrecerte su agua viva y vivificadora que calmará definitivamente tu sed de felicidad!”.+


Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets