Primera misa en la Argentina: 500 años, celebración y encuentro

En la tarde del lunes 9 de marzo, el obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva, brindó una conferencia de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina, acompañado por el presbítero Ernesto Salvia, presidente de la Junta de Historia Eclesiástica de la Argentina, para anunciar las actividades que se realizarán al cumplirse el 500 aniversario de la primera misa celebrada en territorio argentino.

El presbítero Salvia comenzó brindando el marco histórico de la celebración, en el contexto de “una de las primeras expediciones para el encuentro del nuevo mundo”. Fernando de Magallanes, a cargo de la expedición, “tenía una gran religiosidad”. Y el Domingo de Ramos de 1520, al día siguiente de la llegada de las naves a lo que hoy es el Puerto San Julián, llama a los capellanes de la expedición a celebrar una misa.

Basándose en la Carta Pastoral que envió a la comunidad diocesana en junio pasado, titulada “Eucaristía, verdadera comida con sabor a todos”, el obispo de Río Gallegos dijo: “Queremos pensar qué nos dice la historia a nosotros. Magallanes y Elcano dieron vuelta al mundo y nosotros estamos desafiados como cristianos a dar vuelta el propio mundo, primero del corazón y de la mente, para poder generar un mundo más social y equitativo, en donde podamos vivir la civilización del amor”.

Al día siguiente de la misa, los tripulantes de tres de las cinco naves traicionan a Magallanes y no quieren seguir la expedición. Monseñor García Cuerva advirtió: “No nos escandalicemos. Pensamos en cuántas veces en nuestras parroquias celebramos la misa, rezamos juntos y después en nuestras tareas pastorales ‘nos comemos el hígado’”.

“En la mesa de Jesús hubo lugar para todos. También estuvo Judas y Pedro que lo negó. En la primera misa hubo lugar para Magallanes, para Elcano y para los que lo traicionaron. En nuestras mesas, no sólo en la mesa del altar sino en nuestra sociedad, ¿hay lugar para todos? ¿Somos capaces de repensarnos como sociedad para no dejar a nadie afuera?”, se preguntó el obispo e invitó a “vivir las implicancias sociales y el modelo social de la Eucaristía, que es alimento para todos”.

El acontecimiento del aniversario de los 500 años está organizado por la diócesis de Río Gallegos junto con el municipio de San Julián, el gobierno de la provincia de Santa Cruz y la invitación a las iglesias hermanas evangélicas, animados por el papa Francisco. “Los protagonistas serán los jóvenes y los migrantes. Porque son los preferidos en el corazón de Jesús, y queremos que se vea la diversidad de nuestra sociedad”, anunció el obispo.

La consigna es “500 años: Celebración y Encuentro”, dijo monseñor García Cuerva y explicó: “Queremos hablar del encuentro que significa estar todos sentados en la mesa de Jesús, lo cual implica también desencuentros. Porque celebrar una misa no significa sólo hacer fiesta. También celebramos los funerales. Nos hacemos cargo de los desencuentros”. Y aclaró: “Muchas veces no estuvo el espíritu del Evangelio en estas tierras, sino que de la mano de los conquistadores hubo violencia y atropello en nombre de Dios”.

El prelado animó a ser “cristianos antigrieta” y pensar "en lo que nos une”. “También queremos pensar en el cuerpo de Cristo en el hermano, no solamente en la Eucaristía. No quedarnos en el altar, alimento con sabor a todo, sino también pensarlo en el cuerpo del hermano con el compromiso de la misión y de transformar el mundo al lado de los más pobres”, sostuvo.

Finalmente, recordó otra consigna del Papa: “celebren con alegría”. “Por eso queremos contagiar la alegría del Evangelio, queremos que sea una experiencia misionera”. Cuando Europa perdió el sabor de las especias, perdió también el miedo y se arrojó al mar, salió a buscar. Nosotros como Iglesia también hemos perdido nuestro sabor. Hemos perdido personas, hemos perdido prestigio y protagonismo en la sociedad civil. Entonces, al igual que Magallanes, debemos perder el miedo y arrojarnos al mar. Y eso es ser testigos de Jesús en este mundo, en esta cultura nueva, con lenguajes, con códigos distintos, pero que necesita del Evangelio de Cristo”.

Monseñor García Cuerva anunció un nuevo medio de colaboración para quienes deseen hacer sus aportes para el sostenimiento del encuentro. Se puede depositar en efectivo a través de los cajeros de Pago Fácil, Rapi Pago o Cobro Express: informar al cajero el Código (70716 10108) y el Cuit-DNI: 33557238.
Consultas y pedido de recibo a través de: economo_diocesis_rg@hotmail.com. También se puede aportar a través de Mercado Pago, escaneando el Código QR disponible en https://primeramisaargentina.wixsite.com/1abril1520/donaciones

Las actividades en Puerto San Julián
El martes 31 de marzo desde las 14 comenzarán las actividades que serán destinadas principalmente a los jóvenes. Habrá charlas, actividades recreativas y una carpa misionera, entre una variedad de propuestas. En el escenario principal la comunidad de Pico Truncado, Santa Cruz, realizará una representación histórico cultural sobre el acontecimiento.

A las 19, el presidente de la Conferencia Episcopal y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, presidirá la misa de vísperas. Posteriormente habrá diversas representaciones artísticas encabezadas por el grupo Filocalia, el ballet de San Julián y otros números de las comunidades presentes.

El 1 de abril a las 12:30 será la misa central, presidida por el delegado pontificio, cardenal Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo, y concelebrada por 30 obispos argentinos. “Conversé con el cardenal y está muy contento y entusiasmado, metiéndose en tema, leyendo la carta pastoral y las cuestiones históricas”, declaró el obispo de Río Gallegos.

Por la tarde habrá una caminata joven hasta el altar simbólico en donde se celebró la primera eucaristía. Por la noche continuarán las representaciones artísticas, encabezadas por el grupo Toco para Dios: “Queremos mostrar la diversidad de espectáculos que tienen las diversas colectividades de la Patagonia”. También habrá patios de comidas con las comidas típicas de cada comunidad.

A las 12 de la noche, un representante de cada grupo local subirá al escenario para cantar el Himno Nacional, como inicio de un nuevo aniversario de la Guerra de Malvinas. El jueves 2 de abril, la diócesis de Río Gallegos celebrará la misa crismal y se realizará un homenaje a los caídos en Malvinas, con la participación de autoridades de las fuerzas armadas y los veteranos de guerra.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets