“Sin fe la Navidad se convierte en un festejo más”, advirtió Mons. Martorell

“Sin fe la Navidad se convierte en un festejo más”, advirtió Mons. Martorell

Puerto Iguazú (Misiones) (AICA): “No paganicemos esta fiesta sagrada de la Navidad. Renovemos la fe, pongamos la esperanza de un mundo mejor en manos de quien todo lo puede. Pidamos al Señor que cada corazón renazca en un corazón nuevo para nuestro bien y el de todos los hombres. Festejemos a Cristo que nace, Señor de la Vida y custodio de la misma”, pidió el obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Raúl Martorell.
El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Raúl Martorell, destacó que “la venida de Jesús -el recuerdo de la Navidad- no se trata de un mito sino de una realidad histórica y documentada”.

“Las profecías se cumplieron, los evangelistas vivieron con Jesús, le escucharon y vieron las maravillas que hizo entre los hombres, pero ciertamente es necesario tener fe”, sostuvo en su mensaje para la Natividad del Señor.

“Sin fe la Navidad se convierte en un festejo más, una fiesta comercial o en un día de vacaciones, en el cual comemos y bebemos, sin saber por qué”, advirtió, y agregó: “Especialmente los hombres y mujeres de hoy en su gran mayoría siguiendo la propuesta de muchos medios de comunicación y de la publicidad de los comercios, se han olvidado que la Navidad es la celebración del nacimiento de Jesús”.

El prelado indicó que “desde que Jesús nació en Belén, será siempre la dignidad del hombre la que está en juego, porque el Hijo de Dios al encarnarse se ha puesto al nivel del hombre. Dios se hace hombre, para levantar al hombre a la dignidad de "hijos de Dios", para que el hombre le conociera y para estar íntimamente cercano”.

Monseñor Martorell invitó a celebrar “la Navidad con amor, con el amor de los hijos de Dios” y sugirió: “No paganicemos esta fiesta sagrada de la Navidad. Renovemos la fe, pongamos la esperanza de un mundo mejor en manos de quien todo lo puede. Pidamos al Señor que cada corazón renazca en un corazón nuevo para nuestro bien y el de todos los hombres. Festejemos a Cristo que nace, Señor de la Vida y custodio de la misma”.

“Que la Virgen de la Dulce Espera nos lleve al encuentro de su Hijo en el pesebre de nuestro corazón”, concluyó.+
Texto del mensaje

Campaña Anual de Adviento y Navidad
AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets