El Papa se despidió del Perú con una misa multitudinaria dedicada a los excluidos

El Papa se despidió del Perú con una misa multitudinaria dedicada a los excluidos

Lima (Perú) (AICA): “Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana”, advirtió el papa Francisco en una misa multitudinaria en la base aérea de Las Palmas, en Lima, con la que culminó su visita apostólica al Perú.
El papa Francisco concluyó este domingo su viaje de tres días al Perú con una misa ante más de un millón de personas en Lima, donde dedicó su homilía a los excluidos y advirtió sobre las situaciones "de dolor y de injusticia" en las ciudades.

Ante un millón de personas que se dieron cita en la base aérea de Las Palmas, el pontífice denunció que en las ciudades existen "situaciones de dolor e injusticia que a diario se repiten" y que "nos pueden generar la tentación de huir, de escondernos".

Francisco sostuvo que en la ciudad existen personas que "consiguen los medios adecuados para el desarrollo de la vida personal y familiar", mientras que "son muchísimos los no ciudadanos", "los ciudadanos a medias o los sobrantes urbanos".

Tras afirmar que estas personas "están al borde de nuestros caminos", recordó que van a vivir "a las márgenes de nuestras ciudades sin condiciones necesarias para llevar una vida digna".

"Duele constatar que muchas veces entre estos sobrantes humanos se encuentran rostros de tantos niños y adolescentes", aseveró, y lamentó que los barrios "que podrían ser un espacio de encuentro y solidaridad, de alegría" se "transformen en un espacio de huida y desconfianza".

El Papa cuestionó que sean "un espacio para la indiferencia, que nos transforma en anónimos y sordos ante los demás, nos convierte en seres impersonales de corazón cauterizado y, con esta actitud, lastimamos el alma del pueblo".

Por último, llamó a que "la degradación sea superada por la fraternidad, la injusticia vencida por la solidaridad y la violencia callada con las armas de la paz".

Una huella imborrable en mi corazón
Francisco se despidió de Perú diciendo que su visita de tres días "dejará una huella imborrable en su corazón", al finalizar la misa multitudinaria que presidió en La base Aérea de Las Palmas, en Lima.

"Agradezco a todos ustedes que han hecho posible que esta visita dejará una huella imborrable en mi corazón", expresó Francisco al despedirse de los peruanos al término de la misa multitudinaria que presidió en la base aérea de Las Palmas, en Lima.

El pontífice también agradeció "al presidente Pedro Pablo Kuczynski, a las autoridades civiles, a los miles de voluntarios que con su trabajo silencioso y abnegado como hormiguitas contribuyeron para que todo pudiera concretarse".

"Me ha hecho bien encontrarme con ustedes. Gracias", concluyó.+

Campaña Anual
AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets