Francisco: Hay muchos cristianos que dicen una cosa y hacen otra

Ciudad del Vaticano (AICA): “Ser cristiano significa hacer la voluntad de Dios. Y en el último día el Señor ¿que nos preguntará?: ¿Qué dijeron ustedes de mí?’. ¡No! Nos preguntará sobre las cosas que hemos hecho”, expresó esta mañana el papa Francisco, en la homilía de la misa matutina que celebró en la capilla de la Casa Santa Marta, manifestó el Papa. El Pontífice señaló que hay muchos cristianos que “falsean” su cristianismo y son hipócritas porque dicen una cosa y hacen otra.
“Ser cristiano significa hacer la voluntad de Dios. Y en el último día el Señor ¿que nos preguntará?: ¿Qué dijeron ustedes de mí?’. ¡No! Nos preguntará sobre las cosas que hemos hecho”, expresó esta mañana el papa Francisco, en la homilía de la misa matutina que celebró en la capilla de la Casa Santa Marta, manifestó el Papa.

“Ésta es la vida del cristiano y por el contrario el solo ‘decir’ nos lleva a la vanidad, a aquel falsear el ser cristianos. Así no se es cristiano”.

La vida cristiana es concreta, Dios es concreto, pero los cristianos que ‘fingen’ son muchos, los que hacen de la pertenencia a la Iglesia una ocasión de prestigio en vez de una experiencia de servicio hacia los más pobres.

Al comentar las lecturas de la liturgia del día del profeta Isaías y el Evangelio de Mateo, alertó sobre ‘decir’ una cosa y actuar de otra manera.

“El Señor nos enseña el camino del hacer. Y cuántas veces encontramos gente –también nosotros –muchas veces en la Iglesia que dicen: ‘¡Yo soy muy católico!’. ‘¿Qué haces?’. Cuántos padres se dicen católicos pero nunca tienen tiempo de hablarles a los propios hijos, de jugar con sus propios hijos, de escuchar a sus propios hijos”, comentó.

“Quizá tienen a sus padres en residencias de ancianos, pero siempre están ocupados y no pueden ir a verlos y los dejan abandonados. ‘¡Pero soy muy católico!’. ‘Pertenezco a esta asociación’. Esta es la religión del decir: ‘yo digo que soy así, pero soy un mundano’”.

Por tanto, lo de “decir y no hacer” es “un engaño” y el profeta Isaías pedía dejar de hacer el mal y aprender a hacer el bien, explicó el Santo Padre.

“La misericordia del Señor va al encuentro de aquellos que tienen la valentía de discutir con Él, pero de discutir sobre la verdad, de las cosas que yo hago o de aquellas que no hago, para corregirme. Y este es el gran amor del Señor, en esta dialéctica entre el decir y el hacer”.

El Pontífice terminó su homilía pidiendo que “el Señor nos de esta sabiduría de entender bien donde está la diferencia entre el decir y el hacer y nos enseñe el camino del hacer y nos ayude a ir en este camino, porque el camino del decir nos lleva al puesto donde estaban estos doctores de la ley, a los que les gustaba vestirse y ser casi como si fueran una majestad. ¡Y esta no es la realidad del Evangelio!”. +

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets