“En estos tiempos difíciles, promovamos nuestro destino común”, pide la Pastoral Social de Resistencia

“En estos tiempos difíciles, promovamos nuestro destino común”, pide la Pastoral Social de Resistencia

Con el título “En estos tiempos difíciles, promovamos nuestro destino común”, la Pastoral Social de la arquidiócesis de Resistencia envió un mensaje a la sociedad.

En primer lugar, el mensaje aporta una mirada ante este contexto “verdaderamente inesperado, dramático y desconcertante”, en el que “la vida cotidiana ha sido signada por la pandemia del coronavirus y esto, ha interrumpido el desenvolvimiento de nuestros programas y actividades”, lo que llevó al aislamiento de todos, con el consiguiente cambio de los hábitos familiares y sociales.

“Lamentablemente, en nuestra provincia y de modo particular en el Gran Resistencia, se han dado muchos casos confirmados de esta enfermedad y figuramos entre una de las regiones de mayor preocupación nacional. Sabemos de las necesidades que venimos padeciendo, sobre todo, en el aspecto económico, y más particularmente respecto a las posibilidades de empleo, y de programas sociales inclusivos”, señalaron. “En este momento, la suspensión de muchas actividades económicas ha generado perplejidad respecto al futuro cercano y a largo plazo, y se ha agravado la situación; es por eso que se reclama una atención a este sector y la concreción de todas las medidas propuestas por las autoridades gubernamentales, para promover las actividades y aliviar el impacto de los gastos en salarios, aportes y servicios”, advirtieron.

“En este tiempo de aislamiento, apreciamos enormemente a todos aquellos que cumplen las tareas necesarias para hacer frente a esta crisis, y mencionamos de modo particular al personal sanitario, a los agentes de seguridad, a los que atienden los comedores comunitarios y a los que cumplen tareas esenciales, tanto en la esfera privada como en los servicios públicos”.

En segundo lugar, animaron a promover “el bien de todos y la vocación democrática” para que esta situación límite no alimente el egoísmo y los intereses individuales, sino el bien común. “Se hace muy necesario que aparezcan en nosotros las mejores cualidades y capacidades, y las podamos compartir con los demás, porque de esta pandemia ‘no nos salvamos solos’”, afirmaron, citando al papa Francisco.

Por eso , consideraron que debe crecer en la sociedad la “conciencia de destino y compromiso común” y “debemos promoverla en nuestro entorno, porque nos llevará no sólo a dar de nuestra parte en este momento, sino que es una posibilidad para que se genere en el futuro, un estilo más participativo para construir la sociedad”.

“Para tomar más conciencia de esta idea de conjunto, es muy oportuno recordar estas orientaciones sociales presentadas hace un tiempo: ‘El todo es más que la parte, y también es más que la mera suma de ellas. Entonces, no hay que obsesionarse demasiado por cuestiones limitadas y particulares. Siempre hay que ampliar la mirada para reconocer un bien mayor que nos beneficiará a todos. Pero hay que hacerlo sin evadirse, sin desarraigos. Es necesario hundir las raíces en la tierra fértil y en la historia del propio lugar, que es un don de Dios. Se trabaja en lo pequeño, en lo cercano, pero con una perspectiva más amplia’”, recordaron, haciendo suyas las palabras de la exhortación Evangelii Gaudium.

“Por eso, también afirmamos nuestra vocación democrática y el funcionamiento pleno de las instituciones legítimamente establecidas; nada ni nadie puede soslayar estas bases de nuestra República. ¡Anhelamos fervientemente la consolidación cada vez más de nuestro Estado democrático!”, exclamaron, para “contar con una base segura para proyectarnos como sociedad libre y responsable”.

En esa línea, reclamaron la función social del Estado, “para responder con acciones concretas en esta situación difícil”. Por eso, “juntamente con lo que se está haciendo en materia de salud, pedimos que se concreten con más decisión y efectividad las medidas económicas presentadas en estos días para auxiliar y sostener al sector productivo y de servicios. Y cuando los informes habiliten y con las medidas preventivas aconsejadas, se comience a flexibilizar la apertura de las distintas actividades de la sociedad”.

Finalmente, presentaron algunas orientaciones “para acompañar y ayudar”, asegurando que “ante el panorama actual, se hace necesario que se planifiquen acciones conjuntas para prevenir y cuidar la salud de los habitantes, proveer de lo necesario para la reconstrucción de la vida social y productiva en los diversos ámbitos, y fortalecer nuestro sistema democrático. El compromiso es de todos y a largo plazo, y para eso debemos disponernos con esfuerzo y generosidad”.

“Como Iglesia, asumimos el servicio de la acción evangelizadora integral, que abarca todas las dimensiones de la persona; hoy se prioriza en la ayuda a los necesitados, los enfermos y los que viven en soledad”, señalaron. “Por eso, queremos seguir acompañando solidariamente estas realidades de dolor, donde el sufrimiento cala hondo en las personas, y en muchísimos casos, se ha agudizado por el aislamiento de estas últimas semanas”.

Asimismo, reconocieron “la labor y la solidaridad de otras iglesias y de instituciones no gubernamentales en este tiempo difícil que nos toca vivir. ¡El servicio a toda persona y a su dignidad, nos une!”, sostuvieron.

“Acompañamos a nuestros gobernantes en el trabajo exigente, para hacer frente a todo lo que implica esta pandemia. Valoramos la preocupación por la salud de la población y la tarea preventiva que se ha llevado adelante; colaboramos con esto, ¡y elevamos una súplica a Dios para que dé los resultados esperados!”, rogaron.

También solicitaron que se profundicen las medidas propuestas “para paliar la difícil situación económica”, con ayuda social a la gente más pobre, sobre todo, las acciones que llevan a satisfacer las necesidades básicas, especialmente la comida diaria. “En este sentido, cobra mucha relevancia el monitoreo constante del funcionamiento de los centros comunitarios y los comedores escolares”, advirtieron.

“Insistimos para que se tenga en cuenta la suspensión de actividades y las dificultades financieras de empresas privadas, trabajadores informales, emprendedores, instituciones no gubernamentales y religiosas. Para esto, se necesita actuar con la mayor celeridad que se pueda y con medidas que estén al alcance de los destinarios y sean efectivas”.

“Pedimos también a nuestras autoridades, velar por el sistema democrático de gobierno y por el fortalecimiento de las instituciones republicanas”, reiteraron. “¡Ojalá que esta pandemia pase pronto y salgamos más fortalecidos en nuestro compromiso social!”

“A todos los que compartimos la vida en nuestra sociedad, se nos insta a tender lazos de solidaridad y colaboración que están a nuestro alcance, realizar con responsabilidad las tareas que nos competen de acuerdo a la ocupación que tenemos, para ser generosos a la hora de dar una mano al que necesita. Tomemos todos los cuidados que se nos piden, para prevenir el contagio y proteger la salud; ¡cuidándonos, cuidamos a los demás! También, como ciudadanos pongamos lo que está de nuestra parte para fortalecer las instituciones de nuestro país, asumamos nuestros derechos y cumplamos con las obligaciones, apoyemos toda iniciativa que promueva la dignidad de la persona, para visibilizar mejor nuestra vocación democrática”, exhortaron.

“¡Que el aislamiento social y preventivo no nos lleve a un encierro, de tal modo que nos aleje de los demás! Asumamos este tiempo, con una conducta cívica que no se deja ganar por el miedo, sino que está atenta para colaborar en todo lo que se pueda. ¡Y no dudemos de poner en Dios nuestra confianza!”, concluyeron.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets