El Papa llegó a Bangladés

Dacca (Bangladés) (AICA): Procedente de la vecina Myanmar, el papa Francisco llegó hoy en visita oficial de tres días a Bangladés, un país de amplia mayoría musulmana. El pontífice llegó al aeropuerto internacional de Dacca donde fue recibido con honores por el presidente de Bangladesh, Abdul Hamid, y una ceremonia en la que sonaron los himnos protocolares.
Procedente de la vecina Myanmar, el papa Francisco llegó hoy en visita oficial de tres días a Bangladés, un país de amplia mayoría musulmana. El pontífice llegó al aeropuerto internacional de Dacca donde fue recibido con honores por el presidente de Bangladesh, Abdul Hamid, y una ceremonia en la que sonaron los himnos protocolares.

La del papa Francisco será la tercera visita de un sumo pontífice a Bangladés, tras la que realizó en 1986 el papa Juan Pablo II y en 1970 Pablo VI, en lo que entonces aún era Pakistán Oriental. Los tres eligieron el mes de noviembre para la visita, cuando las lluvias monzónicas amainan y las altas temperaturas dan un breve respiro con un descenso hasta niveles primaverales.

La Iglesia católica espera que unos 80.000 católicos de todo el país asistan el 1 de diciembre al principal acto de la visita: la misa con ordenación de 16 sacerdotes en el parque Suhrawardy Udyan, donde se encuentran varios líderes nacionales enterrados, en la populosa Dacca.

Los símbolos de la patria y la guerra de independencia con Pakistán en 1971, estarán presentes también en la primera jornada, con la visita que Francisco hará al monumento por los mártires de la contienda y la visita al museo del Padre de la Nación, Bangabandhu.

Bangabandhu ("Amigo de Bengala", en bangla) es el apelativo con el que se conoce a Sheikh Mujibur Rehman, primer presidente de Bangladesh asesinado en un golpe militar en 1975 y padre de la actual primera ministra, Sheikh Hasina.

El encuentro del papa con Hasina se producirá el 1 de diciembre, en una jornada en la que tiene previsto visitar la catedral, acudir a una casa para sacerdotes ancianos y encabezar un acto interreligioso y ecuménico por la paz en el jardín del arzobispado.

Ese acto en el arzobispado, en el que se espera la asistencia de unas 5.000 personas, tendrá una connotación especial, ya que fue el propio papa Francisco el que en octubre del año pasado nombró al primer arzobispo de Dacca, Patrick D'Rozario.

El sábado 2 de diciembre, el papa visitará la Casa Madre Teresa de Tejgaon, que ofrece ayuda a discapacitados mentales y físicos, y cuenta con cerca de un centenar de camas para los más necesitados.

Ese mismo día se reunirá con los sacerdotes, religiosos, consagrados, seminaristas y novicias en la iglesia del Santo Rosario y celebrará un encuentro con unos 10.000 jóvenes en la Universidad Notre Dame de Dacca, como último acto antes de regresar a Roma.

Bangladesh, país en el que un 90 % de sus 160 millones de habitantes son musulmanes, cuenta con minorías hindú, budista y cristiana (alrededor de un millón, de los que el 70 % son católicos) que se reparten el 10 % restante de comunidades no islámicas.

La desaparición del padre Rozario
Lo único que entristeció la atmósfera de alegría y expectativa ante la llegada del pontífice fue la noticia de la desaparición del presbítero Walter William Rozario, de 41 años, en Bonpara, en la diócesis de Dinajpur, reportada por todos los periódicos en lengua bengalí.

El Pbro. Walter William Rozario, de 41 años, se encuentra desparecido hace dos días. Ateniéndose a lo que refiere su párroco, él habría sido secuestrado. En la vigila de la llegada del Papa a Bangladés, la desaparición del religioso, que se desempeña como rector del liceo St. Louis y asistente del párroco de Borni (diócesis de Rajshahi, en el norte del Bangladesh), suscitó mucha preocupación.

Su párroco, el padre Subroto Purification explicó: “Él iba a la iglesia de Bonpara, y luego se iba a detener en el mercado por algunas publicaciones y otras tareas para la parroquia, pero no regresó y su teléfono estaba apagado. Estamos muy preocupados por él, y sólo rogamos que vuelva en buenas condiciones”.

El padre Subroto agregó que recibió una llamada de rescate por el sacerdote: “Querían 300.000 takas [casi 3.000 euros] para su liberación. Estamos colaborando con la policía”, dijo.

La desaparición del sacerdote provocó temor en los fieles de la parroquia de Borni que viven estos días con miedo, y algunos dudan si participar o no del programa de la visita papal. +

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets