Que Cristo reine en nuestro corazón, pidió Mons. Frassia

Que Cristo reine en nuestro corazón, pidió Mons. Frassia

Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): Reflexionando sobre la fiesta de Cristo Rey, celebrada el último domingo, el obispo de Avellaneda-Lanús, Mons. Rubén Frassia, señaló que Jesucristo es el Pastor, el Rey, el Señor, el fin de toda la historia, de las civilizaciones, el centro del género humano, la alegría de cada corazón, la plenitud de toda aspiración humana. Por ello es necesario prepararnos para que Cristo reine en nuestro corazón.
Reflexionando sobre la fiesta de Cristo Rey, celebrada el último domingo, el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, señaló que Jesucristo es el Pastor, el Rey, y todo se define en Él. Es el Señor, el fin de toda la historia, de las civilizaciones, es el centro del género humano, es la alegría de cada corazón, la plenitud de toda aspiración humana. Por ello es necesario prepararnos para que Cristo reine en nuestro corazón.

“Nuestra vida -prosiguió el prelado- se mueve como en dos términos: uno es el cielo, lo que Dios viene a hacer con su Juicio Final; y otro es el movimiento que cada uno de nosotros tiene. El primero es el estado de conclusión y de gloria, y el otro es una etapa de movimiento. Nosotros, fundamentalmente, estamos en movimiento y cada uno deberá rendir cuentas de lo que hizo, hace y seguirá haciendo: ofrecer un vaso de agua al sediento, vestir al desnudo, visitar al preso y al enfermo- obras de misericordia que uno puede hacer sabiendo que lo hace a una persona concreta pero también lo hace a Él, porque Él se identifica con la situación de cada uno de los sufrientes”.

En la parte final de su reflexión en el programa radial “Compartiendo el Evangelio”, monseñor Frassia expresó que “tenemos que seguir preparándonos para que Cristo reine en nuestro corazón, para que la verdad esté presente en nuestra vida, para que el pecado no nos esclavice, para ser apasionados por la verdad del hombre, por la promoción integral del hombre, a creer y ayudar de verdad a los hombres, a amarlos no a usarlos, ni manipularlos, ni dejarlos que sigan estando abajo, sino que compartan con nosotros y cada uno suba donde tiene que subir, pues Cristo reina en nuestro corazón. Y recordemos que vivimos ya la etapa final, pero que la vamos preparando convenientemente en el aquí y ahora”.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets