El obispo de Rafaela aseguró que en Navidad Dios viene a “misericordiar”

Rafaela (Santa Fe) (AICA): El obispo de Rafaela, monseñor Luis Fernández, destacó que en Navidad Dios “se compadece y nos viene a misericordiar, es decir, a consolarnos, a llenarnos de paz, de alegría y de ternura”. “Que esta Navidad nos encuentre a todos con ese deseo y esas ansias de querer ser como Dios, es decir, hacernos niños capaces de dejarnos amar por Dios, y que tengamos el coraje de sentirnos hermanos que sabemos respetarnos, querernos, con la humildad de aprender de los demás, buscando entre todos la paz social”, pidió.
El obispo de Rafaela, monseñor Luis Fernández, destacó que “si nos detenemos unos instantes ante un Dios que se hace Niño en Belén, observaremos que en Navidad nos muestra hasta qué extremo nos ama; porque viene a ponerle el cuerpo a la vida humana haciéndose uno de nosotros y que no es un Dios que vive ‘de arriba’, alejado de lo que cada día nos toca vivir; sino que se compadece y nos viene a misericordiar, es decir, a consolarnos, a llenarnos de paz, de alegría y de ternura”.

“El nacimiento de Jesús nos muestra la humildad y la sencillez de Dios que se hace Niño para decirnos que no es la prepotencia ni la vanidad el camino de la felicidad humana. Un Niño que llega pobre a este mundo enseñándonos que la verdadera riqueza no está en el ambicionar, en el tener y aparentar, creyéndose más que los demás”, precisó.

“Un Niño Dios que viene a compartir su vida, a darla por los demás, que no se encerró en su divinidad, que no se ‘aisló’, sino que viene, nace, trae Vida plena, vuelve una vez más a llenar este mundo de justicia, de paz, de bondad, de ternura y de misericordia”.

Por último, monseñor Fernández pidió que esta Navidad “nos encuentre a todos con ese deseo y esas ansias de querer ser como Dios, es decir, hacernos niños capaces de dejarnos amar por Dios, y que tengamos el coraje de sentirnos hermanos que sabemos respetarnos, querernos, con la humildad de aprender de los demás, buscando entre todos la paz social; hacernos como el Niño Dios: cercanos, y caminar unidos, ayudando con la caridad de Dios a los más necesitados, y tratando a lo largo del año 2016 de que la Navidad no termine nunca”.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets