“No podemos sentarnos a la mesa de Navidad sin haber compartido con los pobres”

“No podemos sentarnos a la mesa de Navidad sin haber compartido con los pobres”

Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA): El obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, aseguró que “la experiencia del amor de Dios no nos deja iguales, necesariamente nos transforma. Nos debe llevar a ser misericordiosos con los demás. No podemos mirar para otro lado frente a las necesidades de nuestros hermanos”, por lo que interpeló: “¿Cómo sentarnos a la mesa de esta Navidad sin haber compartido con los pobres? ¿Cómo celebrar en familia si no hemos regalado nuestra compañía a los que están solos? ¿Cómo hacer fiesta y alegrarnos si no hemos llevado un poco de consuelo a los tristes y a los que están enfermos?”
El obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, aseguró que “Dios que quiso hacerse muy cercano y nos envió lo que más quiere, a su propio Hijo. Y para dejar aún más de manifiesto la locura de su amor por nosotros pecadores lo envió como un niño recién nacido, que no se impone por la fuerza del poder, sino que se acerca y nos atrae por la fuerza de su ternura desde la pequeñez y la humildad”.

“¿Quién puede temer de acercarse a un bebito indefenso? ¿Quién puede aducir que tiene miedo al castigo de Dios si Éste se hace presente entre nosotros de manera tan inerme e indefensa? ¿Quién puede resistirse a la ternura de Dios que se hace presente en el Niño del pesebre?”, preguntó en su mensaje de Navidad.

El prelado expresó su deseo de que “en este Año de la Misericordia podamos contemplar con nuevos ojos este misterio de la Navidad, que nos dejemos conmover por la grandeza de este amor y respondamos con confianza a su llamado”.

“Esta experiencia del amor de Dios no nos deja iguales, necesariamente nos transforma. Nos debe llevar a ser misericordiosos con los demás. No podemos mirar para otro lado frente a las necesidades de nuestros hermanos”, sostuvo e interpeló: “¿Cómo sentarnos a la mesa de esta Navidad sin haber compartido con los pobres? ¿Cómo celebrar en familia si no hemos regalado nuestra compañía a los que están solos? ¿Cómo hacer fiesta y alegrarnos si no hemos llevado un poco de consuelo a los tristes y a los que están enfermos?”

El obispo bonaerense recordó que el papa Francisco afirma que “la verdadera fe en Hijo de Dios hecho carne es inseparable del don de sí mismo, de la pertenencia a la comunidad, del servicio y de la reconciliación con la carne de los otros”.

“La revolución de la ternura de la misericordia de Dios ha de inspirar el gesto y la palabra oportuna frente a los niños que sufren falta de amor y cuidado, a los jóvenes que han caído en la trampa de las adicciones, a los abuelos que han sido abandonados, a las familias heridas por divisiones y peleas, y a todo al hermano sólo y desamparado”, agregó.

Monseñor Torrado Mosconi invitó a ir con alegría a Belén y hacer un poco de silencio en esta noche, y con “renovado asombro contemplemos el misterio de la Misericordia de Dios manifestada en el pesebre y dejemos que este misterio de amor transforme nuestra vida”.+

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets