Mons. Dus: “Caminemos a la luz del Señor”

Mons. Dus: “Caminemos a la luz del Señor”

Resistencia (Chaco) (AICA): El arzobispo de Resistencia, monseñor Ramón Alfredo Dus, envió un mensaje de Navidad a los fieles de la arquidiócesis. “En Navidad, un pueblo que en la noche halló gracia, canta con gratitud y adoración: ‘Caminemos a la luz del Señor’”, afirmó.
El arzobispo de Resistencia, monseñor Ramón Alfredo Dus, se dirigió a los fieles de la arquidiócesis con un mensaje con motivo de la Navidad.

“En Belén, María y José, muestran el Niño Jesús al mundo. El Portal de Belén es la puerta del Reino de Dios en la tierra. Desde aquí el Hijo del Padre, mira el mundo y contempla gente a su alrededor, las mujeres que ayudan, la alegría del público ocasional, el establo de animales... Un mundo de carencias y de necesidades, pero también de humana solidaridad”, destacó el prelado.

“El canto de los ángeles circunda desde el cielo ese lugar: Dios se hace presente en la pobreza y en la debilidad de un niño recién nacido. Aquellos pastores vigilantes, son los primeros en recibir esa Buena Noticia. Estos indigentes que no gozaban de buena fama se convierten inmediatamente en testigos y evangelizadores”, describió.

“María, junto al centro de referencia que es su Hijo, se transforma en modelo de todo discípulo con su actitud contemplativa. Ante el Amor que se hace Niño, ella discierne la voluntad amorosa de Dios de compartir la historia y la condición de todo ser humano”, continuó.

“La luz de Belén ilumina a todas las naciones: los sabios de Oriente, ‘los reyes magos’, llegan para adorarlo y ofrecerle grandes presentes. Una estrella les ha revelado el vínculo armonioso entre el cosmos creado y el mundo religioso judío. En su búsqueda, las profecías ofrecieron la respuesta: en Belén, un pequeño pueblo de Judá, nace el ‘Pastor de Israel’. La estrella indicó un Sol que iluminó para siempre toda la tierra”, consideró.

En ese sentido, resumió: “Navidad es la memoria siempre viva de ese Dios que viene al mundo en silencio, sin condiciones, y como un regalo que se ofrece al corazón. Es el don que engrandece nuestro amor; es una presencia que fortalece nuestra esperanza; es la sabiduría que colma de sentido nuestro amor probado por el sufrimiento”.

“Navidad trae la Vida en abundancia, hace brotar la Verdad desde la tierra, y llena el alma de misericordia gratuita e inmerecida”, afirmó. “Belén, la ‘casa del Pan’, es el lugar simbólico y real de la solidaridad y de la fraternidad. Allí la tierra contiene a Dios. Allí una estrella alumbra, nos atrae, y nos sale al encuentro para ponernos en camino”.

“En Navidad, un pueblo que en la noche halló gracia, canta con gratitud y adoración: ‘Caminemos a la luz del Señor’”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets